“El maltrato que padecemos el pueblo valenciano es la evidencia de que España no funciona”

ENTREVISTA A ENRIC MORERA, PRESIDENT DE LES CORTS VALENCIANES

“No me resignaré a marcar mi posición en los grandes temas de la agenda valenciana donde nos jugamos el ser o no ser”

Enric Morera es el president de les Corts  Valencianes esta legislatura, la primera en la que no hay mayorías en la Mesa del Parlamento. Recién concluidas las celebraciones del 25 de abril, Día de Les CortsValencianes, hace balance  para Mediterráneo Press. Se muestra “satisfecho” por la “recuperación” del parlamento para la vida política como espacio de “acuerdos y consensos”. Centra sus objetivos en el nuevo modelo de financiación y en la visualización del problema valenciano que es un ejemplo de que “España no funciona”. Apuesta por un modelo estado autonómico, sin duplicidades centralistas, y que garantice la equidad territorial. Además, advierte que no dejará de marcar sus posiciones en los asuntos de agenda valenciana.

-¿Cuál es el balance de estos los dos primeros años?

-Muy positivo, hemos recuperado el buen parlamentarismo, la independencia del Gobierno, hemos aprobado los presupuestos, cosa que no pueden decir muchas comunidades autónomas, hemos visualizado un clima de diálogo y demostrado que la pluralidad es buena para llegar a acuerdos y consensos.

-¿Cómo se gestiona una mesa sin mayorías?

-Es un hecho innovador y positivo, porque nos obliga, como debe suceder en parlamento, a buscar consensos y la mayoría de decisiones se han tomado por unaminidad, por lo tanto, estamos siendo precursores en lo que va a venir, porque el panorama electoral todavía se va a fracturar más.

-¿Satisfecho con los resultados?

-Contento en los resultados, porque son buenos para nuestra estabilidad democrática. Somos un referente en toda España.

-¿De todas las leyes aprobadas cuáles destacarías?

-Las dos más importantes son las leyes de Presupuestos y las de Acompañamiento, se ha aprobado el dictamen de la comisión de investigación del accidente del metro, que eso simbólicamente fue importante, y en cuanto a leyes,…, hay muchas. Quizás más simbólicas sean la ley de recuperación del servicio de radio televisión valenciana, la nueva ley de creación de la radio y televisión pública y la de creación de la Agencia Valenciana de la Innovación, porque nos jugamos el futuro con innovación e investigación y no con ladrillo.

-¿30 años después restauración de Les Corts la asignatura pendiente es su visualización en Alicante y Castellón?

-Sí que es cierto que al tener la sede en Valencia tener más conectividad con las comarcas centrales como la Sindicatura de Greuges  tiene más conectividad con la ciudad de Alicante. Nosotros hacemos mucha presencia, y asociamos Les Corts con colectivos que trabajan en valores, e incidimos mucho, a través de la comunicación interna, en la participación parlamentaria. Hemos fomentado mucho en la conectividad  con la sociedad, sin ir más lejos, estuvimos recientemente en la Santa Faz en Alicante. Es una dinámica en que debemos insistir porque aquí se deciden muchos asuntos que inciden en la vida de las personas y de las familias.

-¿Se plantean reuniones itinerantes de la Junta de Portavoces o de la Mesa de Les Corts?

-El pleno de Les Corts no porque es muy costoso, pero las otras reuniones sí que lo planteen en junta de portavoces, y hemos hablado la posibilidad de hacerlo cuando incidan sobre alguna parte de nuestro territorio los asuntos a tratar. Eso sería factible en la presente legislatura para visualizar esa conexión del parlamento con nuestras ciudades y comarcas.

EL PROBLEMA VALENCIANO

-¿Por qué cuesta tanto visualizar en Madrid el problema valenciano?

-El maltrato que padecemos el pueblo valenciano en materia inversiones, financiación,…, es la evidencia de que España no funciona, y es el mejor ejemplo de que España va al precipicio. Evidenciar que España con un millón de deuda pública no tiene solución si no se plantean reformas como la que reivindicamos desde aquí, y si la inversión pública continúa yéndose a sitios sin rentabilidad económica y social esto es un desastre.

-¿Cómo se puede conseguir?

-Eso demuestra que los cauces de decisión democrática en el estado están gripados y que existe un grave problema territorial de una magnitud colosal en España, y mientras que eso no se quiera ver se continuará caminando hacia línea de la conflictividad. Nosotros somos más partidarios de la línea de los acuerdos y de los consensos, pero sí a las reivindicaciones justas de nuestro pueblo se nos da la callada evidentemente aumentará la conflictividad.

-¿Se prevén nuevas medidas reivindicativas?

-La principal medida es cambiar el gobierno de Mariano Rajoy que hace oídos sordos a las reivindicaciones valencianas. En eso estamos porque es evidente no sólo por hacer frente al grave problema territorial de España sino también para acabar con las graves corruptelas que hemos tenido, que ya intuíamos y acabamos de conocer, sería bueno una regeneración democrática a España que permitiera hablar de estos temas y no negarlos como hace el gobierno de Rajoy.

-¿Por qué su actuación como movilizador de la sociedad civil?

-No me resignaré a marcar mi posición en los grandes temas de agenda valenciana que debe ir más allá de la posición partidista o de grupo parlamentario en aquellos temas que nos jugamos el ser o no ser. Alguien tiene que mirar el futuro, porque veo muchas decisiones en el día a día, y alguien tiene que poner las luces largas y mirar lo que nos jugamos como pueblo.

 

LEY ELECTORAL Y DIPUTACIONES

“Necesitamos una ley electoral del siglo XXI sin barreras antidemocráticas que deben desaparecer como el 5%”

-¿Cómo va la ley electoral?

-La ley electoral va bien porque se está trabajando en ponencia, y ello, requiere el acuerdo y el consenso por parte de todos los grupos. Necesitamos una ley electoral del siglo XXI, que se encuentra totalmente desfasada en algunos aspectos con discrepancia en el número de diputados que refleja el nuevo Estatuto, y no coinciden con los de la ley. Además, hay que abordar elementos innovadores como la paridad, el uso telemático o como barreras antidemocráticas que deben desaparecer como el 5%.

-¿Cuál es su posición 3% autonómico o provincial?

-Yo apuesto por mejorar la representatividad en Les Corts con una fórmula del 3% de ámbito autonómico, porque, desde mi punto de vista, deberíamos superar las barreras provinciales  e ir hacia un modelo autonómico. Creo que debemos eliminar esa estructura inútil y caminar hacia un auténtico estado autonómico con blindaje de competencias y suficiencia financiera.

-¿Cómo se puede vaciar de competencia las diputaciones?

-Modificando la Constitución y hasta que eso ocurra existe una ley de coordinación de las Diputaciones, que es claramente constitucional y que debe de aplicarse correctamente. Debe haber una estructura política más sencilla que la que tenemos ahora, y desde mi punto de vista, las diputaciones sobran.

-¿La FVMP qué papel debe jugar?, ¿sustituir a las diputaciones?

-Yo soy partidario de reducir estructuras superfluas y definir las competencias de cada ámbito en función del principio de subsidiaridad de la Unión Europea. Ahora se solapan competencias. No tiene sentido que una diputación gestione un hospital y las gestiones de ámbito supramunicipal se deberían encargar a la dirección general de política local en cooperación directa con los municipios a través de la FVMP.

-¿Y las reformas del Estatuto de Autonomía pendientes?

-Bueno, la reforma del 2011, como el tío caña hemos ido tres veces a Madrid a hacer cola. Desde el 2011 al 2015 se nos convocó pero no se acudió por diversos motivos, y desde que soy president hemos ido tres veces y hemos realizado la toma en consideración para iniciar de nuevo la tramitación. Sí que es cierto que en esa reforma se abre el melón y se podría introducir otros aspectos, pero lo fundamental al manifestar el rechazo de estas Corts a la discriminación pública que parecemos que, según la Cámara de Contratistas  en informes del 2000 a la actualidad superaremos la cifra de 7.000 millones de falta de inversión si se hubiera invertido en base nuestra población como figura en la reforma.

-¿Cuándo se aprobará?

-Yo creo que en esta legislatura estará aprobada. Ya he llamado la atención a diputados y senadores valencianos para que sean dirigentes y se ha acelere, se pueda aprobar esta legislatura y ser sometida a referéndum en las próximas elecciones autonómicas de 2019.

Enric Morera, president de Les Corts

SOBRE EL MODELO DE ESTADO

“El nuevo modelo de estado deben conseguir: claridad en las competencias, suficiencia financiera,inversión territorial garantizada y acabar con la marginación que hemos sufrido siempre”

-¿El problema territorial español está en Madrid?

-Más que en Madrid diría en el gobierno central porque en Madrid también hay muchos ciudadanos madrileños que parecen esta falta de acuerdo. Está en el gobierno central y en una serie de políticas centralistas que no están llevando a un callejón sin salida, tanto en el modelo de estado como en el de la regeneración democrática, y por lo tanto, es necesario cambiar eso. Negar los problemas no es encontrar una solución sino dejar que los problemas se eternicen y se infecten. Y de eso el PP es absolutamente responsable de esa situación.

-¿De cara al nuevo modelo de estado, confederal o federal?

-Más que el nombre, de acuerdo con el principio de subsidiaridad deben conseguir tres elementos: una claridad en las competencias en cada ámbito, unas del estado y otras comunidades autónomas (no es recibo que se nos hayan privado las competencias en derecho civil), suficiencia financiera, y una inversión territorial garantizada de acuerdo con nuestra población  y acabar con la marginación que hemos sufrido siempre. Si eso lo tenemos claro, ahorraremos estructura superflua del estado, mejoraremos su eficacia y avanzaremos en estar más presentes como pueblo. Yo me inclino por un estado autonómico similar al existente en Alemana.

-¿Habría que reducir estructura central?

-El gran problema es que tenemos un estado obsoleto que solapa competencias que están en manos de las comunidades autónomas. No tiene sentido tener ministerios como los actuales en educación, sanidad o agricultura. Y eso retrae muchos recursos a la administración. Las reglas deberían ser el principio de  subsidiaridad y evitar solapamientos estériles producto de un estado que aún no se ha sabido transformar de acuerdo con el modelo de estado autonómico.

SOBRE EL PACTE DEL BOTÀNIC

“Nos gustaría que los cambios fueran más rápidos y más intensos, pero partimos de una dura realidad económica ”

-¿Cómo valora el funcionamiento del Pacte del Botànic?

-Muy positivamente, porque es un pacto dinámico que se actualiza y tiene sus grupos de trabajos y sus sectoriales para ver la concreción de sus acuerdos. Nos gustaría que los cambios fueran más rápidos y más intensos, pero partimos de una dura realidad económica de falta de funcionarios y con las manos atadas para avanzar, pero, la evolución es positiva.

-¿Esa lentitud puede ser perjudicial ante las elecciones de 2019?

-Si marcamos bien el objetivo y sabemos bien hacia donde queremos ir no, porque ya se están empezando a visualizar las mejoras en muchos aspectos, por ejemplo, la dependencia se paga al día, y en el ámbito económico la sensación es rigor, sensatez y toma de decisiones de acuerdo con los sectores productivos.

-¿Parece que la Conselleria de Economía Sostenible va más lenta en la ejecución?

-Si observamos la cifras objetivas los datos son buenos, pero si observamos el cambio estructural que se quiere hacer en comparación con lo que había las actuaciones son correctas. Cuando se dice que el nivel de ejecución es del mes de septiembre, lo que sucede es que aquí se cumple la ley, porque desde que se aprueba un presupuesto, se aprueba y se abre una convocatoria de ayudas, hasta que se presentan, se supervisa la documentación y se adjudica, tiene que pasar un tiempo porque aquí se cumple la ley y no se hacen trajes a medida para amiguitos de alma.

-¿Cómo superar la lentitud?

-Tenemos grandes profesionales pero la plantilla es escasa y nuestra prioridad es la generación de ocupación, y en ese sentido, tenemos que acelerar todos actos en esta línea, porque hay inversión pública externa e interna para incentivar la inversión privada poniendo medios y ventanillas únicas que agilicen estos mecanismos. -¿Cómo ve el proceso de reapertura de la CVMC?

-La largo, complejo y costoso porque se han dado dos procesos, el de creación y el de liquidación, a la vez. A todos nos gustaría que la tramitación hubiese sido más rápida porque necesitamos un televisión y una radio autonómica.

-¿Le gusta el nombre à. (a punt)?

-A mí me gustan los nombres que se decidan siempre que lleven el gentilicio que debe ser valencià, porque de lo contrario no sabemos de qué televisión estamos hablando.