Empresarios aragoneses y valencianos exigen inversiones en el Corredor Cantábrico Mediterráneo

Aseguran que con su modernización de la línea ferroviaria sería una alternativa real al transporte de mercancías por carretera

Los empresarios se cansan. Más de un centenar de empresarios se han congregado este jueves en Teruel en un acto organizado por CEOE Aragón y la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), para exigir mejoras urgentes en la línea ferroviaria que conecta la cornisa Cantábrica con la Mediterránea.

El encuentro ha servido para dar a conocer a los empresarios y a toda la sociedad aragonesa el informe de la CEV “La demanda potencial del transporte de mercancías en el Corredor Cantábrico”, elaborado por la consultora TRN Ingeniería y las autoridades portuarias de Valencia y Castellón y las empresas Noatum, MSC, SLISA, Logitren y APM Terminals.

Dicho informe concluye que el escaso tráfico por esta línea ferroviaria no se debe a la falta de demanda, si no a sus deficientes condiciones para responder de forma eficiente y competitiva a la potencial demanda.  El estudio cuantifica que, de tratarse de una infraestructura eficiente, podrían circular por esta vía entre 48 y 54 trenes semanales en cada sentido. Por tanto, pone de manifiesto que las actuales deficiencias están lastrando la competitividad y el potencial de las relaciones comerciales de la Comunitat Valenciana, Aragón y el resto de provincias del valle del Ebro con la cornisa Cantábrica y, con ello, la capacidad de crecimiento de las seis autonomías afectadas (Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón y la Comunitat Valenciana).

En este sentido, el presidente de la CEV, Salvador Navarro, ha destacado que el informe presentado este jueves en Teruel rompe con el diseño radial de las infraestructuras en nuestro país que, históricamente, ha relegado las conexiones de las zonas periféricas y frenado, por tanto, su potencial, y demuestra que  “las infraestructuras son un elemento clave de competitividad de los territorios y sus empresas”.

No obstante, Navarro ha reconocido públicamente “la sensibilidad” de ADIF y su presidente, Juan Bravo, con esta infraestructura y sus recientes compromisos para su mejora.

Además, el presidente de la CEV ha anunciado que en breve se constituirá la acordada comisión de seguimiento que supervisará el cumplimiento de los compromisos y plazos de ejecución de las obras de mejora del Corredor Cantábrico Mediterráneo y de la que formarán parte representantes de la Generalitat Valenciana, el Gobierno de Aragón, Adif, Renfe, la Autoridad Portuaria de Valencia, la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas y las confederaciones empresariales de la Comunitat Valenciana y Aragón.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha defendido el carácter estratégico de la línea ferroviaria Valencia-Teruel-Zaragoza por cuanto supone unir el principal nodo logístico marítimo de España con uno de los principales nodos logísticos terrestre. Esta apuesta por la mejora de esta infraestructura es firme y se ha visto materializada con la reciente firma de dos convenios con Adif, uno de 13,6 millones de euros para la mejora de 7 apartaderos de la línea, dos de ellos en la provincia de Teruel, y otro de 31 millones de euros para el acceso ferroviario al puerto de Sagunto. Además, según ha anunciado Martínez, “tenemos previsto invertir otros cuarenta millones de euros más, para otras actuaciones en la línea que permitan incrementar la competitividad de este trazado ferroviario, fundamental para la conexión entre el Mediterráneo y el Cantábrico”.

Por su parte, el presidente de CEOE Aragón, Fernando Callizo, ha incidido en la importancia y urgencia de mejorar y adecuar esta infraestructura a las exigencias del transporte actual. Callizo, que ha recordado que en los últimos 5 años se han perdido 18 trenes en esta línea, ha asegurado que “sólo con inversiones y mejoras se podrá empezar a recuperar demanda de trenes y cambiar la decadencia por la esperanza en esta línea fundamental para optimizar el potencial logístico aragonés y la articulación intermodal en el noreste español y hacia Europa. En ello vamos a ser los empresarios vigilantes y permanentemente reivindicativos”.

Asimismo, el presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, Francisco Toledo, ha asegurado que el Corredor Cantábrico Mediterráneo es primordial para el desarrollo económico de Teruel al acercarlo a los puertos de la Comunitat Valenciana pero también lo es para los puertos y para la Comunitat Valenciana porque supone una conexión irrenunciable con Aragón y con la cornisa Cantábrica, y ha recordado que “por el puerto de Castellón importan y exportan empresarios turolenses que mejorarán la competitividad de sus empresas en la medida que mejore la conexión ferroviaria”.

Según  Toledo, el anuncio del Ministerio de Fomento de que  en el tramo entre Castellón y Tarragona  sólo se podrá circular en ancho internacional hace más urgente y necesario que nunca que la conexión ferroviaria con Aragón esté en las mejores condiciones en el menor plazo de tiempo posible.