De la Serna anuncia la licitación de la doble plataforma entre Valencia y Castellón para el 2019

La nueva plataforma de alta velocidad permitirá unir Valencia y Barcelona en dos horas

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha anunciado este miércoles en Castellón un nuevo cambio de criterio en el proyecto de la alta velocidad por el Corredor Mediterráneo en el tramo entre Valencia y Castellón. Más allá del actual proyecto de alta velocidad, que incluye el tercer carril en ancho ibérico, ha anunciado otro nuevo, la construcción de la doble plataforma en el tramo del Corredor Mediterráneo comprendido entre Valencia y Castellón, que comenzará a ejecutarse en 2019 y supondrá una inversión de 1.170 millones de euros

De la Serna ha realizado este anuncio en un encuentro que  ha mantenido este miércoles con empresarios en Castellón, donde ha informado de las previsiones de inversión de su ministerio en la provincia.  Según ha explicado, la obra se realiza con una “previsión de futuro” con el objetivo de  evitar una “saturación” en las vías debido a un previsible aumento de tráfico, que actualmente circulan diariamente entre Valencia y Castellón 80 trenes de Cercanías, 30 de larga distancia, 15 de media distancia y 16 de mercancías, y con las obras que se están llevando a cabo del tercer carril y diferentes mejoras, entre Valencia y Sagunto se circula con una capacidad del entorno del 60 %,  y entre Sagunto y Castellón, del 46 %,  “tendríamos capacidad suficiente”, pero “al pensar en el largo plazo y un previsible aumento del tráfico que podría dar lugar a una saturación de las vías, es necesario aumentarla”.

Este proyecto contempla una inversión estimada de 1.170 M€ para este trayecto, de una longitud aproximada de 62 km, y permitirá a los servicios comerciales de viajeros circular a una velocidad máxima de 350 km/h. De acuerdo con la planificación actual del Ministerio de Fomento, la obra se licitará en 2019.

Esta actuación, junto a la construcción del túnel pasante en Valencia ya aprobado por la Sociedad de Integración de la Alta Velocidad en Valencia, logrará reducir el tiempo de viaje entre Barcelona y Valencia a 2 horas, desde Barcelona hasta Alicante a 3 horas y hasta Castellón a 1 hora y 35 minutos, permitiendo así servicios competitivos para los trenes de mercancías, más eficientes y ágiles, al incorporar un nuevo trazado.

Esta reducción de tiempo se producirá también gracias a las propuestas de inversión ya programadas por el Ministerio de Fomento para incorporar el ancho UIC en otros tramos: la variante de Vandellós-Tarragona, el cambio de ancho Castellón-Vinarós y las actuaciones entre Valencia-Xátiva-La Encina.

De La Serna, ha destacado que anuncio tiene que ver con el compromiso del Ministerio para el desarrollo de la integración ferroviaria en Valencia”, y ha recordado la futura construcción del túnel pasante en Valencia que “dará continuidad al corredor”.

Desarrollo por fases

Una vez que entre en servicio la vía con tercer carril entre Valencia y Castellón, que en estos momentos se encuentra en pruebas, previsiblemente en el cuarto trimestre de 2017, según ha anuncio el ministro, ADIF empezará con las obras en la otra vía de este mismo tramo para incorporar también el tercer carril.

Ante un potencial incremento del tráfico de mercancías y viajeros en este tramo, se ha previsto abordar la construcción de una nueva plataforma y el marco presupuestario de los próximos ejercicios para esta infraestructura.

Además, el Ministerio de Fomento se ha comprometido ya, a través de ADIF, con la Sociedad de Integración de la Alta Velocidad en Valencia a ejecutar tanto el túnel pasante como la estación de Portela, ambos en Valencia, con el fin de aumentar la agilidad de los tráficos ferroviarios. Esta actuación supone una inversión estimada de 2.228 M €.

Por tanto, además de la conexión entre Tarragona, Barcelona y Girona mediante ancho estándar con la frontera francesa, en 2020 cuatro nuevas capitales de provincia (Castellón, Valencia, Alicante y Murcia), estarán comunicadas mediante alta velocidad con Europa.

Por lo que respecta al tráfico de mercancías, el Plan Estratégico que el Ministerio de Fomento quiere llevar a cabo incluye la conexión de todos los puertos del Corredor Mediterráneo a la red de ancho estándar, con soluciones acordes con las necesidades de cada instalación, como la implantación de tercer carril.

Acceso de mercancías a Puertos

Así, las mercancías de Valencia y Castellón que se dirijan hacia Cataluña o Francia se encaminarán por el Corredor Mediterráneo en ancho estándar. En cambio, aquellas que tengan como destino Aragón o el País Vasco podrán hacerlo en ancho ibérico a través de la línea Sagunto-Teruel-Zaragoza, en la que se está trabajando para introducir importantes mejoras y la electrificación de la vía para mejorar la productividad de los trenes de mercancías. Por último, el transporte de mercancías con destino al centro o al resto de las regiones del norte de la península se seguirá haciendo, como hasta ahora, por la línea de Albacete en ancho ibérico.

En Castellón, las mercancías actualmente acceden al puerto a través del norte de la ciudad, por la estación de Les Palmes, pero en estos momentos Adif está ya ejecutando las actuaciones necesarias para impulsar un nuevo acceso por el sur, más potente, que contemplará tanto ancho ibérico como estándar.

El anuncio realizado hoy en Castellón por De la Serna representa un avance más en el desarrollo del Corredor Mediterráneo, un proyecto estratégico para el Gobierno de España por su elevado interés socioeconómico y al que se han destinado hasta la fecha 13.520 M€ de los 17.451 de inversión estimada, presupuestando para 2017 una partida de 715 M €.