Empar Marco: “es complicado que comencemos antes de que acabe el año”

La directora general asegura que se trabaja para emitir lo antes posible sin no da ninguna previsión, mientras que la socialista, Rosa Peris, cuestiona el modelo y pregunta “si es el de una televisión del siglo XXI

Si a principios de este mes, la directora general de la ‘À.’, Empar Marco, ya advertía que el próximo 9 d’octubre no emitiría la nueva televisión autonomica, este lunes prácticamente descartó que lo haga antes de acabar el año, con lo que se produce un nuevo aplazamiento ‘sin die’ para el inicio de emisiones de la cadena. Según explicó, “es complicado que comencemos antes de que acabe el año”, y ha descartado “, y además no puede dar fechas porque el proceso administrativo de las bolsas de trabajo temporal está siendo “muy complicado”.

La directora general, que ha comparecido este lunes en la comisión de Radiotelevisión Valenciana de Les Corts, achacó este nuevo retraso a que aún no dispone de personal, contenidos nuevos, equipamiento tecnológico adecuado o un edificio “habitable”, y ha advertido y ha asegurado que se colarán por “cualquier rendija” que, con garantías, permita acortar los plazos de emisión.

No obstante, aseguró que “tenemos muchas ganas de empezar a emitir” y ha afirmado que “sólo tenemos un objetivo: abrir y emitir”, pero, ha descartado una emisión en pruebas, o contenidos enlatados provisiones, como se defendía desde Consell, afirmando que “sin personal no podemos ir más rapido”, y ha incidido en iniciar unas emisiones al cien por cien de posibilidades con una programación de calidad,  y no de forma paulatina como ha sucedido con el resto de cadenas.

Marco también ha defendido la necesidad de una plantilla de 500 personas para dar un servicio público “digno” y “moderno”, y ha asegurado que la relación de puestos de trabajo se ha elaborado “con rigor” y no “a ojo”. Dicha relación de puestos, según ha dicho, no se ha hecho “para favorecer a nadie ni para crear ningún monstruo”, ya  que no quiere repetir los “errores” que llevaron a RTVV al “fracaso”.

En este sentido, ha advertido de que con una plantilla inferior a 500 personas habría que externalizar, y eso “no es barato”, aparte de que la ley de la nueva RTVV marca que los informativos y programas se harán con personal propio, y ha asegurado que 500 personas es “la plantilla máxima” y no habrá más, al menos mientras sea directora general.

Sobre la bolsa de trabajo temporal, ha recordado que fueron Les Corts las que fijaron en la ley una preferencia para los ex trabajadores de RTVV, mientras que ha precisado que su interés es convocar las pruebas selectivas “lo más pronto posible”, si es posible en un año, para dar “seguridad a la plantilla”.  Y ha descartado abrir negociaciones con las asociaciones de prensa para evitar posibles impugnaciones, ya que, según ha explicado, “las negociaciones con los sindicatos de la administración pública están cerradas”, y ha afirmado que “se ha oído a todos”.

El grupo socialista cuestiona el modelo

Tanto la oposición como los partidos que apoyan al Consll han pedido a la directora general que intente que la emisión de contenidos pueda iniciarse cuanto antes, especialmente los portavoces de Podem, Antonio Montiel, la socialista, Rosa Peris.

Desde los grupos que integran el gobierno valenciano se percibieron ayer discrepancias con la directora general. Así, la portavoz la socialista, Rosa Peris , cuestionó de forma contundente el modelo defendido por Marco y el consell rector, dejando constancia del malestar existente en Presidencia de la Generalitat por las desviaciones que se están produciendo respecto al modelo originalmente previsto, al asegurar que “usted cree que la plantilla que está prevista es la de una televisión del siglo XXI”

Por su parte, el portavoz de Compromís en la comisión, Josep Nadal,  ha criticado que no se pongan límites a la contratación de los futuros profesionales de la cadena, con el objetivo de “evitar la contratación de personas vinculadas a los escándalos de la época anterior”, en referencia a contrataciones como la de la directora de administración, que fue una de las responsables de la gestión económica de la Ciudad de la Luz.

El portavoz de Podem, Antonio Montiel, ha interpelado a la responsable de la corporación sobre si sería posible o si se ha planteado que algún canal -televisión, radio o plataforma digital- comenzara a ofrecer contenidos antes que el resto. Esta sería una forma de captar audiencia sin necesidad de que todo el aparato estuviera listo, y sin tener el total de la programación preparada, cerca de 4.000 horas de contenidos.

Por su parte, los portavoces de Ciudadanos, Toni Subiela,   y del PP-CV, Jorge Bellver,  han cuestionado las primeras contrataciones de directivos de la cadena por su proximidad al Botànic y han asegurado que “no son ni éticas ni estéticas”, así como las declaraciones del consejero de Compromís, Rafa Xambó.