“Percibo un miedo en los directivos del Consell a tomar decisiones y hacer política. Están a merced de interventores”

Entrevista a Ismael Sáez · Secretario General de la UGT

Queremos en octubre una gran manifestación de toda la sociedad defensa de un trato justo, que no va contra nadie, ni contra el PP”

La aparición de los nuevos fenómenos económicos dificultan la aparición del movimiento sindical”

Ismael Sáez Vaquero es el secretario general de la UGT desde hace un año. Se ha encontrado un sindicato en constante cambio, teniendo que afrontar una nueva etapa difícil tras una perdida continua de afiliados por la crisis. Su receta es “trabajar con honestidad”, y cree que así se volverá a recuperar afiliación, aunque no será fácil porque la crisis han generado nuevos fenómenos económicos que dificultan el modelo sindical. Se muestra “muy satisfecho” de su decisión de no dar más formación, pues, “ponía en peligro la viabilidad del sindicato”. Califica como “positivos” los primeros dos años del Consell del Botànic, aunque reconoce que percibe que hay directivos que no hacen las cosas por miedo a ser imputados, y considera  que “las políticas de empleo y el Servef son la asignatura pendiente del Consell”. Además, invita a toda la sociedad valenciana a participar en octubre “en una gran manifestación social, convocada por la CEV, CCOO y UGT, en defensa de un trato justo, que no va contra nadie, ni contra el PP”

Lleva un año al frente de la dirección de UGT, ¿cómo valora este periodo?

A nivel personal satisfactorio porque hemos recuperado una unidad que durante algún tiempo estuvo en entredicho básicamente porque teníamos problemas económicos graves que paulatinamente se van resolviendo, mediante una política de ahorro de costes muy importante y hemos conseguido una relación de complicidad con los compañeros que hace el trabajo relativamente fácil. Desde el punto de vista de recuperar afiliación seguimos dando el callo buscando la movilización de los sectores, pero la pérdida de empleo por la crisis nos ha repercutido enormemente, pues, la mayoría de nuestros afiliados son trabajadores en activo, la mayoría con contrato indefinido, que una parte se ha perdido durante la crisis.

¿Están recuperando afiliados con estos primeros  síntomas de crecimiento?

La recuperación será difícil porque han aparecido nuevos fenómenos económicos donde el perfil del trabajador y el autónomo se desdibuja y ahí es difícil que aparezca un movimiento sindical y hacer sentir a los trabajadores su necesidad, y veremos esos fenómenos cómo acaban. Además, hay que tener en cuenta que, en parte por nuestros errores, y en parte, porque hemos sufrido una campaña de descrédito de las organizaciones sindicales que determinan que nuestra imagen pública no esté en nuestro mejores momentos, y eso aleja de aquellos trabajadores que no nos conocen, por lo que habrá que trabajar con seriedad y rigor para que los trabajadores y trabajadoras se den cuentan que la única forma defender los interés es defenderlos colectivamente.

¿Quizás uno de los problemas  de los sindicatos sea la escasa relación con trabajadores más cualificados?

Hace algunos años en previsión de esta situación creamos la Asociación Profesional  de Técnicos y Cuadros de Trabajadores Cualificados, pero es verdad que, salvo en determinadas empresas de mucho tamaño donde el técnico tiene capacidad de no sentirse muy identificado con los intereses de la empresa, es muy difícil, porque en la mayoría de empresas la figura del técnico o el cuadro suele ser elegido por su superior de forma directa y siente que debe más a la empresa y a sus compañeros. Y cambiar esa mentalidad es muy difícil, pues, entiende que sus intereses se defienden mejor de forma individual. Es un colectivo complejo, porque al ser designados por la dirección es muy difícil.

Nuestro papel ha sufrido un profundo descrédito. Si trabajamos con honradez y hacemos las cosas lo mejor posible, iremos recuperando la imagen”

¿En qué deben cambiar los sindicatos para recuperar su peso social?

Nuestro papel ha sufrido un profundo descrédito que, en parte por otra parte, no es nuevo, porque nunca se ha hablado bien de nosotros, ni en la transición, porque resultamos incómodos (si hablaran bien algo estaríamos haciendo mal). Si trabajamos con honradez y hacemos las cosas lo mejor posible, iremos recuperando la imagen, pero no es sencillo, porque el movimiento sindical es la hermana pobre de la política, y lo seguirá siendo, y por lo tanto, nuestra capacidad de penetración de la sociedad es inferior, que, por cierto, también, están desprestigiados, pero, es distinto porque ellos son elegidos por los ciudadanos y nosotros por nuestros afiliados. No es fácil. La idea es hacer las cosas bien para que podamos avanzar, y conseguir derogar la reforma laboral, porque si el convenio colectivo, que ha costado mucho es fuerzo, puede ser sustituido por el de empresa a la baja, la reivindicación colectiva pierde fuerza.

El 15M solo representó una amenaza para nosotros por el descrédito, Ahora, Podemos nos busca para ganar la calles”

¿El 15M cómo ha influido en el movimiento sindical?

El 15M en un primer momento considero a todo el viejo sistema, incluidos los sindicatos como vieja política, especialmente por quienes se apropiaron de él, Podemos, trataron de crear organizaciones sindicales al margen de UGT y CCOO. En ese proyecto han fracasado, y ahora, vemos como tratan de buscar aliados con sus planteamientos. Aquel momento pasar, y Podemos ya no es beligerante con CCOO y UGT sino nos  busca como aliados en su objetivo de ganar la calle. El 15M solo representó una amenaza para nosotros desde el punto de vista del descrédito, que nos llega tanto desde la derecha como desde la izquierda, aunque eso ya ha pasado. Ahora, Podemos nos busca para ganar la calles

¿Qué hace para conseguir nuevos afiliados?

Hacemos congresos y sacamos resoluciones, como he dicho, para acercarnos a la juventud, feminizar nuestras acciones, acercarnos a técnicos y cuadros,…, no es fácil. Nos limitamos a dar protagonismo a las federaciones, que son quienes consiguen afiliados, e intentar trasladar una imagen (somos la cara del sindicato) lo más ajustada a lo que nuestros afiliados y la gente espera, intentando hacerlo lo mejor posible, y lograr convencer a la gente de que trabajamos por la defensa de los trabajadores, y para que la economía funcione. Nosotros no queremos cargamos la empresa, sino disputar el beneficio. Y ello, solo se consigue si funcionan las cosas. Nosotros queremos mejorar la sociedad, y ojala algún día se consiga llegar a su perfección. Y para eso en día a día trabajar por conciliar los intereses de la empresa con los de los trabajadores.

Hemos renunciando a la formación, entre otros motivos, porque hay una inseguridad jurídica que aconseja huir de la administración”

¿Qué pasará con la formación que daban los sindicatos?

Nosotros hemos renunciado a la formación con independencia de que las condiciones para desarrollarla se han endurecido de una forma brutal empezando a ser un riesgo financiero, tanto por las condiciones que están planteado como por la inseguridad que supone trabajar para la administración. Nosotros no estamos dispuestos a jugarnos la estabilidad financiera del sindicato por dar una formación, que me parecería bien, si las condiciones fueran claras  y estables, de manera que si nos parece bien las asumimos y si no nos retiramos. Me parece grave que no haya normas claras, y luego te encuentras con situaciones que ponen en peligro tu viabilidad financiera. Hay una  inseguridad jurídica que aconseja huir de la administración.

¿Qué pasará con las fundaciones dedicadas a formación?

La de ámbito estatal IFES está en proceso de liquidación, es una decisión confederal, y en lo que tiene que ver con la nuestra, la fundación Pascual Tomás, lo que hemos decidido es terminar con la formación en la Comunitat Valenciana y dedicarla más afines culturales, historia del sindicato,…,a otros fines que no sean estrictamente formación, reduciéndola a la mínima expresión. Únicamente, hemos dejado lo mínimo, por si en un futuro, decidiéramos volver a concurrir no perdiéramos la experiencia que se requiere, aunque, en principio, mientras que no cambien las cosas, hay una inseguridad jurídica total.

La decisión en Ford fue correcta, porque había riesgo de cierre. Lo que hicimos fue asumir sacrificios a cambios de inversiones que garantizarán el futuro”

¿Cuál es la situación de Ford?

Buena, habiéndose conseguido aquello comprometido entre la UGT y la dirección: la renovación del 50% de la plantilla además con carácter indefinido. Es decir, todos los 4.000 trabajadores que se incorporaron en los últimos años están estabilizados, y el compromiso de la multinacional con Valencia es claro a pesar de la competencia enorme del sector,  no sólo entre marcas, sino entre factorías de la misma empresa. Y ahí, creo que la factoría de Valencia está bien situada.

¿La apuesta de 2008 deUGT por Ford mereció la pena?

La decisión en Ford fue correcta. UGT era consciente de la alta competitividad de un sector con el automóvil y que para una multinacional cerrar un centro no es una amenaza que se utiliza como el cuento del lobo como se vio con lo sucedido en la planta belga, y por lo tanto, si no te posicionas en el mercado dentro de la marca con niveles de competitividad suficientes para garantizarte el futuro  hay un alto riesgo de que te cierre. Y aquí, lo que se hizo fue asumir sacrificios perfectamente asumibles exigiendo inversiones y la llegada de nuevos productos de alto valor añadido como los que se han traído que garantizan su futuro. Hay que recordar que la inversión en la factoría de Ford supera  los 2.000 millones de euros, la mayor inversión en el sector de automóvil en España en los últimos años que dan a la factoría una continuidad indefinida, pero, a medio plazo una tranquilidad, y ahora, hay que seguir para que se mantengan.

El Consell del Botànic ha traido una imagen distinta. Es un gobierno austero,  que intenta hacer las cosas mejor, y levantar la hipoteca reputacional”

¿Cómo valora las políticas del Consell del Botànic?

Hay de todo, cosas buenas, regulares y males. Hay decisiones polémicas. Es difícil que todo guste a todos los ciudadanos. En términos generales nuestra valoración es positiva, porque 20 años de gobiernos del PP con gravísimos casos de corrupción, conocidos por la opinión pública, necesitan un gobierno que trasladen una imagen distinta. Y creo que este gobierno lo ha conseguido. Es un gobierno austero, desde el punto de vista del gasto, que intenta hacer las cosas mejor, y levantar la hipoteca reputacional, como dice el presidente, pero, que tiene escasos recursos por la infrafinanciación y las escasas inversiones de la Comunitat, que está intentando unir a la sociedad para luchar por más recursos, y en ello, vamos a intentar ayudar. Pero, no es un gobierno de un partido único, sino un conglomerado de partidos, básicamente, dos pero uno, con tres partidos, con apoyo externo de Podemos, por  lo que nadie apostaba por la experiencia de otros tripartidos. Afortunadamente, las cosas van bastante bien a diferentes ritmos y creo que se traslada una buena a los ciudadanos.

¿Y la  Conselleria de Economía?

Creo que tiene un lastre de 20 años de gobierno, falta de experiencia en algunos cargos de esa conselleria, falta de mestizaje y falta de recursos. Por ejemplo, creo que el Servef debería ser objeto de una reforma importante, debería plantearse el papel que tiene que llevar a cabo. Creo que es fundamental que el Servef si quiere, o cree que ese es su papel poner los recursos que sea una oficina útil de recolocación para las empresas, y tenga capacidad de orientar, formar y preparar a los trabajadores para las necesidades de las empresas. Pero, es evidente esos recursos no los dispone, y sólo es un ente pagador y gestor de prestaciones, algo que es insuficiente.

¿El Servef es la gran asignatura pendiente del Botànic?

Sí, es la gran asignatura pendiente, pero, quizás yo destacaría la existencia de un miedo a hacer las cosas: los casos de corrupción, los enjuiciamientos por determinadas decisiones,…, han provocado a los directivos del Consell a ser incapaces a tomar decisiones y hacer política, y están a merced de interventores y la abogacía de la Generalitat, y no se atreven a tomar decisiones por si luego les pueden comprometer, aunque sea trámites ordinarios.

Avalem Jove es una fórmula paliativa que ayuda a la gente, pero no es la solución. Nunca he creído que el empleo vaya a crecer por subsidios, ni por ayudas”

¿No considera que faltan políticas de empleos, pues, la única medida el Avalem jove es una adaptación del Salario Joven del PP?   

Si es cierto que hay un intento por conseguir fondos de Europa ante la falta de otros recursos…. Pero, no creo que sea lo más efectivo. Yo, como dirigente sindical, nunca he creído que el empleo vaya a crecer porque a la gente se le de subsidios, ni ayudas a las empresas, porque éstas sólo generan empleo si tiene negocio. A mí me parece que lo más importante es que los trabajadores tengan la formación que las empresas requieren, que sea de calidad y se facilite de forma gratuita y que el Servef fuera capaz de dirigir los recursos humanos suficientes hacia donde lo pide el mercado laboral. Lo demás son fórmulas paliativas que ayudan a la gente, pero no son la solución.

Está claro que existe un problema de falta de empleo histórico. La solución, en mi opinión, es un reparto de empleo”

¿No cree existe un problema de sobre formación entre la gente de más 35 años?

Está claro que existe un problema de falta de empleo histórico no sólo en la Comunitat sino en conjunto de España, que se puede haber agraviado en la actualidad. La solución, en mi opinión, es un reparto de empleo, no manteniendo el salario porque dificultaría su competitividad aunque si productividad (si observamos el ejemplo de la Ford 4 tunos de se seis horas funcionan mejor que 3 de 8 horas), y habría que trabajar porque las empresas introdujeran este reparte de empleo.

Queremos en octubre una gran manifestación social, convocada por la CEV, CCOO y UGT, en defensa de un trato justo, que no va contra nadie, ni contra el PP”

¿Cómo será la gran movilización social a favor del nuevo modelo de financiación?

Aun no está totalmente cerrado. Lo único que queremos es que sea una gran concentración de toda la sociedad, en torno al 9 de octubre, no queremos que sea partidista. Es una cuestión de toda la sociedad no es ni de derechas, ni de izquierdas. Se trata de hacer pública la idea de que la Comunitat Valenciana está maltratada frente a la idea extendida que somos una comunidad rica que no necesita ayuda de nadie. Es bueno que los valencianos que somos una comunidad pobre, pero con muchas posibilidades si tuviéramos una financiación justa y adecuada. Queremos que sea una manifestación social, convocada por la CEV, CCOO y UGT, con un manifiesto político en defensa de un trato justo, que no va contra nadie, ni contra el PP, e invitemos a toda la sociedad valenciana y partidos políticos a salir a la calle, al igual que sucedió hace cuarenta años con la manifestación a favor del Estatuto de Autonomía.

¿Los empresarios preparan otra gran movilización  en IFEMA en defensa del Corredor Mediterráneo irán ustedes?

Si la patronal nos invita iremos encantado, porque desde el punto de vista del sentido común no hay una inversión más rentable que esa. Nosotros ya nos pronunciamos a favor del Corredor Mediterráneo como también a favor del Corredor Cantábrico, porque estas infraestructuras son vitales para la competitividad y para nuestra economía.

La Agencia Valenciana de Innovación me parece un buen invento si consigue poner en contacto el conocimiento universitario con las necesidades de las empresas”

¿Qué opina de la Agencia Valenciana de la Innovación?

Para mí un caso paradigmático es de Correa del Sur, que es una apuesta decidida de sacar un país en vías de desarrollo y ponerlo a la vanguardia del mundo, pero, si vemos las cifras de inversión observamos que son las contrarias de España, por lo que si queremos algo parecido es necesaria realizar una apuesta decidida en I+D+i. Y por ello, aunque los recursos son limitaditos, me parece un buen invento la Agencia Valenciana de la Innovación, si consigue poner en contacto el conocimiento que surge en el seno universitario con las necesidades de las empresas, donde parece que hay un divorcio larguísimo, y por lo tanto, hace falta una figura de conexión, porque somos muy buenos en investigaciones científicas y muy malos en ponerlo en prácticas, y ahí, la administración como gran empleador y demandante de servicios puede realizar fomentando la excedencia, garantizando carga de trabajo a los proveedores carga de trabajo a cambio de que éstos sean capaces de innovar, darles solidez, tamaño y fortaleza a sus empresas invirtiendo en nuevas tecnologías y siendo capaces de fabricar los productos que le demanda, invirtiendo en compra pública de innovación. La administración tiene que jugar un papel importante como lo hace la Ford, Mercadona, Iberdrola,Balearias,…, es decir, grandes empresas, buscan proveedores que les garantizan cargas de trabajo y les permite a esas empresas crecer.