Los grupos políticos de Valencia mantienen su unidad contra el terrorismo

Acuerdo en todas las medidas posibles en la lucha contra cualquier clase de terrorismo

La Junta de portavoces del Ayuntamiento de València se ha reunido este miércoles bajo la presidencia del alcalde, Joan Ribó, en una sesión caracterizada por la unidad política frente al terrorismo. Durante la reunión, se han abordado de manera dialogada las medidas que en materia de seguridad y prevención de cualquier forma de terrorismo se están tomando, felicitándose a la Policía Local, y al resto de fuerzas de seguridad, por la labor que están llevando a cabo  con profesionalidad y colaboración.

Ribó ha destacado la idea de la unidad de todos los grupos municipales en relación a la lucha contra el terrorismo y las medidas para combatirlo, tras esta Junta de Portavoces en la que los grupos de la oposición, Popular y Ciudadanos, han planteado algunas propuestas concretas y en la que se ha expresado un unánime respaldo a la labor realizada por la Policía Local y por los cuerpos de seguridad del Estado: ”quiero resaltar la idea de unidad, transmitir un mensaje unitario, un mensaje de acuerdo”.

En este sentido, ha desvelado que en la Junta de Portavoces se planteado la necesidad “de no  el terrorismo  como un tema de debate y enfrentamiento político, sino trabajar desde un punto de vista técnico con los especialistas y en permanente colaboración de todas las fuerzas de seguridad”.

Asimismo, el alcalde ha tratado de dar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos asegurando que “se está haciendo el trabajo, se están tomando todas las medidas posibles de cara al de lucha contra cualquier clase de terrorismo”, ha manifestado igualmente Joan Ribó, quien ha revelado

El alcalde ha insistido en esa idea de “transmitir a la ciudadanía  que estamos haciendo nuestro trabajo, que lo estamos haciendo de una manera unánime  por parte de todos los grupos municipales  y que las cosas están funcionando”, antes de referirse al esfuerzo presupuestario que, pese al corsé impuesto desde el gobierno Central, va a permitir que por primera vez en diez años se produzca en 2017 un aumento de la plantilla de la Policía Local. Ribó ha recordado, no obstante, los déficits y carencias de personal que sufre el Ayuntamiento en otras profesiones necesarias para el desarrollo de la gestión municipal-  ha puesto como ejemplo la falta de economistas o arquitectos- , y ha expresado la voluntad de cubrirlas en beneficio de la ciudadanía en la medida que la disponibilidad presupuestaria y el marco legal lo permitan.