El PP denunciará a Marzà si no da instrucciones “inmediatas” sobre cómo acatar el auto del TSJCV

La popular, Beatríz Gascó tilda de “irresponsabilidad” de la conselleria la están asumiendo los equipos directivos y están generando un clima de enfrentameinto entre familias y docentes

Nuevo frente popular entre el PP-CV y Consell. El grupo parlamentario ha anunciado este jueves su intención de denunciar al conseller de Educación, Vicent Marzà, si éste “no publica inmediatamente instrucciones que den respuesta a los requerimientos del TSJCV y a las familias valencianas”.

As , lo ha señalado la portavoz de educación del PP-CV, Beatriz Gascó, que ha asegurado  que “no dudará en acudir a la vía penal” , ya que al Consell “no le puede salir gratis saltarse la ley y el Estado de Derecho”, y ha lamentado que “mañana los docentes vuelve a los centros sin saber qué modelo educativo tienen que aplicar”.

Gascó ha señalado que “es una vergüenza” que Marzá no vaya a comparecer en Les Corts hasta que el curso escolar ya esté en marcha, cuando las familias “ya no tienen capacidad de reacción y los equipos directivos ya no pueden informar a las familias”.

La popular ha recordado que el decreto de Plurilingüismo era “la joya de la corona” pero la realidad es que “solo ha generado desconcierto, desánimo, enfrentamiento y confrontación social” porque “no es un debate pedagógico, sino político, es un tema de libertades”.

Así, ha advertido que existen actualmente “más de 100 centros educativos que han decidido anticiparse a la aplicación del decreto”. Por lo tanto, “a estos centros hay que darles una respuestas y dejar de decir mentiras, porque las pocas aclaraciones que dan no son ciertas”.

De igual manera, ha señalado que “la situación de indefensión e incertidumbre de las familias valencianas no tiene precedentes a lo largo de la historia de la Comunitat”. “Después de los varapalos judiciales es una vergüenza que Marzá siga escondido y no sepamos cual es el Plan B del Consell en materia de Educación”.

La portavoz de Educación ha señalado que el TSJ es “contundente” en el Fundamento Jurídico al aclarar que “todo lo que el Decreto regula debe dejarse sin efectos y retornarse a la legalidad anterior”.

De esta manera, el PP ha señalado que Marzà “debe ser igualmente claro y publicar instrucciones de forma inmediata que den respuesta a todas las incógnitas”. Ha criticado que desde la primera suspensión cautelar del 24 de mayo  no se hayan definido y comunicado las instrucciones porque “actualmente la irresponsabilidad de la conselleria la están asumiendo los equipos directivos”.

Estas instrucciones deben explicar la forma en la que tienen que proceder, tienen que incluir un plan que explique que las familias puedan cambiarse de centro si consideran que se han vulnerado sus derechos fundamentales y deben incluir una hoja de ruta para los consejos escolares municipales. Así mismo, ha exigido a la conselleria que publique en el DOGV o en su página web el modelo lingüístico que se va a aplicar y que la inspección educativa sea la que vele por las garantías del procedimiento para volver al modelo de 2012.

Desde el PP-CV también ha reclamado que en esas instrucciones aparezcan las aclaraciones sobre los libros de texto porque “¿quién se va a responsabilizar de los gastos de los libros realizados por las familias si tienen que volver a comprarlos?”. Así, se ha preguntado que si algún equipo directivo han comprado lotes de libro y no sirven, ¿de quién va a ser la responsabilidad?, estamos hablando de dinero público y eficacia del gasto y esta cuestión tiene que estar resuelta en estas instrucciones porque sino podemos hablar de una situación de malversación de fondos públicos”.