L’Alfàs despide a los niños y niñas saharauis del programa ‘Vacaciones en Paz’

Este viernes habrá una representación de teatro clásico en el Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir

Gracias al programa ‘Vacaciones en Paz’ cientos de niños procedentes de los campos de refugiados del Sahara comparten los meses de julio y agosto con familias de distintos puntos de España. A la comarca han llegado 12 menores -6 niños y 6 niñas- de edades comprendidas entre los 10 y los 13 años, a través de la Asociación Expedición Juita-Amigos del Pueblo Saharaui de la Marina Baixa. Los pequeños, que regresarán el próximo lunes a casa, han sido acogidos por familias de l’Alfàs del Pi, Altea y Benidorm.

El presidente de la asociación, Quim Sanblancat, ha agradecido el cariño y la solidaridad de estas familias, que hacen posible que cada año un grupo de menores disfrute de unos días de descanso lejos de los campamentos de refugiados del Sahara donde residen. “Ha sido un verano tranquilo. Los pequeños han pasado sus revisiones médicas y las familias se han reunido con frecuencia, participando en actividades de ocio, especialmente en el medio acuático, ya que lo que más les gusta a estos niños y niñas es poder bañarse, tanto en el mar como en la piscina”, ha señalado Quim Sanblancat.

Durante dos meses, estos menores conviven con familias de acogida para evitar el calor extremo que se vive en los campamentos de refugiados saharauis. Por las condiciones de su entorno, llegan con carencias alimentarias y sanitarias. Por ello, durante el tiempo en que están en España, se les hacen diversas revisiones médicas y se les tratan las enfermedades, si fuera necesario, reforzando su alimentación con una dieta rica y variada. Este año, como novedad, gracias a la colaboración con la Facultad de Farmacia de Valencia, se ha realizado a estos 12 niños y niñas una serie de analíticas exhaustivas con el fin de poder detectar problemas de salud y así poder tratarlos, ha explicado el presidente de la asociación.

Una vez más Quim Sanblancat ha aludido al paulatino descenso de familias acogedoras debido a la crisis económica. “Antes llegaban a España cada verano una media de 10.000 niños y niñas y ahora no se superan los 5.000”, ha declarado.

Desde el Ayuntamiento de l’Alfàs, las ediles de Bienestar Social, Vicenta Baldó, y de Juventud, Isabel Muñoz, han reiterado el apoyo del Gobierno local al pueblo saharaui. L’Alfàs colabora desde hace años, a través de un convenio económico de 6.000 euros, en la puesta en marcha y mantenimiento de una escuela para menores ciegos en Tinduf, que desde noviembre de 2016 atiende también a niños y niñas sordos. “Son 17 chicos y chicas con problemas visuales y de audición lo que asisten a esta escuela, que es atendida de forma extraordinaria por 5 monitoras y una directora”, ha manifestado Sanblancat.

El presidente de la Asociación Expedición Juita ha incidido en la necesidad de mejorar la atención que se da a los niños y niñas con discapacidades notables en los campos de refugiados. De ahí que, desde la entidad que preside, se hayan propuesto “conseguir más dinero para ver cómo podemos ayudar en este sentido”.

La Asociación “Expedición Juita” Marina Baixa se creó en 1998 y actualmente cuenta con aproximadamente un centenar socios. El Ayuntamiento de l’Alfàs de Pi colabora con esta entidad en varios proyectos, entre ellos el mantenimiento de la escuela para niños con discapacidad visual y auditiva de Ausserd, en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, que se construyó con la ayuda del consistorio. También en el Programa Vacaciones en Paz y en las caravanas solidarias que impulsa la asociación con el fin de enviar alimentos y medicamentos a los campamentos de refugiados.

Teatro clásico desde l’Albir

Este  viernes, a partir  las 21:00 horas, el Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir acoge la representación de ‘Lysistrata’, de la joven compañía local Arabí Teatre. Es la primera vez que se va a poder disfrutar de teatro clásico en el yacimiento, un espacio en el que sí se han celebrado conciertos de jazz y de música de cámara. Con esta novedad, la posibilidad de disfrutar de una divertida comedia de Aristófanes en el entorno de las termas romanas, arrancará la programación cultural de septiembre.

Ricardo Molina, director de Arabí Teatre, firma la adaptación de este clásico, una obra todavía hoy rompedora que habla de la intolerancia, de la violencia, del machismo y del puritanismo, de la guerra y de sus consecuencias, del poder del sexo y de la fuerza e inteligencia de la mujer.

La historia es conocida: las mujeres, hartas de las penurias que impone la guerra del Peloponeso, urden una estrategia para poner fin a los enfrentamientos bélicos. La idea  se le ocurre a Lysístrata y en su consulta con otras mujeres logra imponerla: se someterá a los hombres, tanto del lado de Atenas como de Esparta, a una obligada abstinencia sexual, poniendo como condición de su fin que se terminen las hostilidades entre los bandos. Finalmente, desde Esparta llegan unos embajadores para firmar la paz con Atenas, pues el deseo sexual es tan grande que puede hasta con la guerra.

Todos los componentes de Arabi Teatre son jóvenes de entre 16 y 24 años de la comarca. Son Aixa Goldschmidt, Andrea Lázaro, Nuria Quero, Mireia Pardo, Roser Grau, Mar Llorens, Javi López, Kevin Bernabéu y Jorge Barco. La mayoría de ellos residen en l’Alfàs del Pi.

Arabí Teatre se fundó en octubre de 2013. Una compañía que destaca, además, por su carácter solidario, ya que colaboran con todo tipo de ONGs y asociaciones aportando su talento sobre el escenario para contribuir en proyectos sociales. El año pasado recaudaron alrededor de 9.000 euros, dinero que fue íntegramente repartido entre 15 asociaciones de toda la comarca de la Marina Baixa, Almagro y Albacete.

Desde la concejalía de Cultura se anima a residentes y visitantes de l’Alfàs del Pi y comarca a acercarse mañana viernes a la Villa Romana de l’Albir y disfrutar con este clásico. La función será a las 21:00 horas y la entrada es gratuita.