La CVMC defiende la elección de cargos de À Punt Média

Considera “no excluyente” participar en el lanzamiento de la cadena y en la creación de las bolsas y poder presentarse a las mismas

La Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC) sale en defensa del proceso de designación de cargos intermedios y directivos de la cadena, que trabajará con la directora general, Empar Marco, asegurando que “es el preceptivo en todo el sector público, tal y como prevén la Constitución Española y el Estatuto Básico del Empleado Público (y el texto refundido aprobado por Real decreto legislativo 5/2015 del 30 de octubre)”, y asegura que en los últimos meses, otros organismos de la Generalidad, del Estado y de la administración local “han empleado el mismo sistema”.

Según asegura la CVMC, en un comunicado emitido este sábado, “el proceso es transparente en todos los trámites, criterios y puntaciones”, y afirma que “la imparcialidad queda garantizada con la abstención en casos que esta pueda estar comprometida”, ya que “es ajena al poder político”.

De esta manera, desde la CVMC se pretende desmentir la vinculación entre la directora general y otros miembros del consejo rector los aspirantes mejor situados en las distintas listas de selección de mandos intermedios, situación que está cuestionando distintos procesos de selección de personal de la administración autonómica.

A pesar de ello, desde la corporación defiende el método utilizado, criticado por las principales asociaciones profesionales de periodistas, así como por diversos directivos de la Generalitat, afirmando que “el sistema utilizado mejora la transparencia y la objetividad en la apreciación de la idoneidad de los candidatos y candidatas para ocupar los puestos de trabajo con respecto a los métodos empleados en tiempo pasados”.

De igual manera, según el comunicado, “a diferencia de otros sistemas que permitían la designación arbitraria sin ningún tipo de requisito, el actual proceso de selección se basa en el cumplimiento de unos requisitos –titulación, aptitudes personales, etc- y de unos méritos que garantizan la calificación de los aspirantes. Igual que otros bolsas de trabajo, en esta convocatoria para lugares directivos se permite la libre concurrencia, ya que la experiencia en la antigua RTVV no garantiza en ningún caso el ingreso automático”.

“Por lo tanto, -sigue el comunicado-, el sistema empleado es lo que permite la administración autonómica y del que han sido conocedores los sindicatos que forman parte de la mesa de negociación del sector público de la Generalidad”.

De igual defiende, la aautobaremación que, según dicen, ·es  el proceso usado en todas las bolsas de trabajo de la Generalitat cuando se prevé una concurrencia masiva” que luego suele corregirse durante el proceso de comprobación: “Así por ejemplo, en alguna de las categorías técnicas de las bolsas de la CVMC han debido ser descartados más de media docena de los candidatos mejor valorados al principio del proceso porque no podían acreditar documentalmente la puntuación con la que se habían autobaremado”.

De igual manera, desde el consejo se culpa a Les Corts, ya que la ley de creación (6/2016 de 15 de julio) “no previó la existencia de mecanismos (ni personal administrativo, ni técnico) por poner en marcha los medios. Por ello, el consejo rector no puso ninguna objeción a la realización de contratos temporales de prestación de servicio que permitieran el lanzamiento de la empresa”.

Asimismo, se entiende que “esta contratación temporal de profesionales que comparten el proyecto de la Dirección General, no puede ser motivo de exclusión para que estas personas optan en cualquier puesto de trabajo en la sociedad y aportan su experiencia como la resto de aspirantes, sean extrabajadores de RTVV”