Caixabank y Banco Mediolanum siguen al Sabadell y eligen Valencia como sede social

Numerosas empresas deciden abandonar Cataluña, entre ellas, Gas Natural Fenosa que se ubicará en Madrid

Continúa la huída de empresas y entidades  financieras de Cataluña, y la Comunitat Valenciana y Madrid se han convertido en los lugares elegidos para instalar sus sedes sociales. Si el Banc de Sabadell fue el primero en tomar la decisión de trasladar su sede social de Barcelona hasta Alicante, este viernes le siguieron numerosas empresas. La última fue Caixabank  hace escasos minutos, si bien, desde este jueves la decisión de salir de Cataluña estaba tomada, pero no así el destino. Desde primera hora de la mañana se daba por hecho que ubicaría la sede social en Palma de Mallorca, la sorpresa saltó a unos minutos cuando el consejo de administración anunció que la sede social se ubicaría en Valencia, junto la histórica sede del Banco de Valencia de la calle Barcas, que compró hace unos años la entidad catalana por un euro. Y no será el único banco que trasladar su sede a Valencia también lo hará el Banco Mediolanum según anunció en un comunicado la entidad catalana.

Según ha informado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMNV)  en un comunicado: “CaixaBank  hace  público  que,  siendo  prioridad  de  toda  entidad financiera la protección de sus clientes, accionistas y empleados, y con el objetivo de salvaguardar  plenamente la seguridad jurídica y regulatoria consustancial al ejercicio de su actividad, el Consejo de Administración ha  decidido,  por unanimidad, ante la actual situación política y social en Cataluña: Adoptar las medidas que sean necesarias para  trasladar  el domicilio social a  la calle Pintor Sorolla, 2-4, de Valencia”.

Dicho traslado que, según el comunicado se producirá“tan pronto como sea posible”,  queda pendiente de la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del real decreto ley que permite al consejo de administración de las empresas aprobar el cambio de domicilio social digan lo que digan los estatutos, permitiendo así a Caixabank y otras empresas el cambio de sede de forma inmediata.

El motivo de la decisión adoptada es que, en caso de producirse,  la declaración unilateral de independencia, tanto Caixabank como Banc de Sabadell estarían fuera del Eurosistema, y por tanto sin acceso a la liquidez del Banco Central Europeo (BCE), así como sin la protección del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Además, el temor a esta situación, así como un cierto aroma a boicot por su origen catalán,  ha provocado muchas dudas entre los clientes que han empezado sus depósitos

Banco Mediolanum

Pero, tanto Caixabank como Banc de Sabadell no son las únicas entidades financieras que han abandonado Cataluña con destino la Comunitat Valenciana también ha ocurrido lo mismo con otro banco con sede social en Barcelona, el Banco Mediolanum, que a mediodía de este viernes anunciaba la decisión de cambiar su sede social.

Así, lo acordaba este viernes la junta de accionistas de Banco Mediolanum con la misma fórmula que los otros dos bancos: ·garantizar los intereses de sus clientes, mantener la normalidad y asegurar un marco estable para el desarrollo de su actividad bajo la supervisión del BCE”

Según ha informado la entidad, el cambio de sede social no supondrá el traslado de los centros operativos del banco ni de sus empleados, que seguirán en la capital catalana. Asegura que esta decisión operativa se ha tomado siguiendo unos criterios “estrictamente económicos y comerciales”.

Gas Natural a Madrid

Mientras que el sector bancario elegía a la Comunitat Valenciana para ubicar su sede social, otras empresas optaban por otros lugares de España, principalmente, Madrid. Así, ha ocurrido con la empresa Gas Natural Fenosa, que anunció este viernes la decisión de trasladar su sede social a Madrid, donde ya tuvo la sede Unión Fenosa antes de su fusión con Gas Natural, y cuenta con dos grandes complejos de oficinas.

De igual manera, esta misma semana otras empresas han optado por cambiar su sede social de Barcelona a Madrid, como son la biofarmacéutica Oryzon, la textil Dogi International y  la operadora de telecomunicaciones Eurona, que ha desplazado su sede a la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid.

Por su parte, Proclinic, la mayor distribuidora de productos odontológicos,  también ha decidido cambiar su sede a Zaragoza. Anteriormente, la cadena de nutrición y dietética Naturhouse ya hizo lo mismo el pasado mes de agosto, y la cadena hotelera Derby Hotels lo hizo hace dos años cuando empezó.

Próximas huidas

Asimismo, numerosas medianas empresas catalanas han empezado los trámites para preparar el cambio de sede. De hecho, distintas asesorías empresariales de Valencia han recibido encargos para realizar las gestiones y encontrar espacios para ubicar las empresas. También, el sector inmobiliario valenciano observa una oportunidad en la situación catalana.

Y parece que en los próximos días habrán más huidas de Cataluña. La propia Seat, cuya sede social estaba aún en la factoría de Martorell, lo tiene todo preparado para trasladar la sede social en España a Madrid. Algo similar baraja el presidente del Consejo de Cámaras, José Luis Bonet,  con la sede social de Freixenet, aunque aún no se sabe el destino de su empresa. La decisión dependerá en este caso del consejo de administración. Su competidora Cordoniu ya lo ha realizado.

De igual manera, la editorial Planeta, la textil Pronovias  y la compañía de seguros Catalana Occidente también valoran el cambio de su sede en los próximos días.