“Si los gobiernos del PP-CV hubieran tenido una transparencia equivalente al 5% de este gobierno, se hubieran evitado muchos problemas”

Manuel Alcaraz · Conseller de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación

Estamos en una política de transición donde el uso abusivo de las  redes sociales ayuda poco a cambiar la política”

Manuel Alcaraz es conseller de Transparencia,  Responsabilidad Social, Participación y Cooperación desde julio de 2015. Supuso su regreso a la política actividad, que había abandonado a principios de siglo. Asegura que ha encontrado una política “mucho más crispada y radicalizada”, y de ello, en su opinión, “hay dos responsables: la corrupción del PP y la crisis económica”. Reconoce que los nuevos y viejos partidos no han encontrado las soluciones políticas demandadas por la ciudadanía, y reconoce que las redes sociales ayudan poco a cambiar la política.  Respecto a su conselleria asegura haber abierto la administración a los ciudadanos, y reconocer que con un poco de la transparencia actual “se hubieran evitado muchos problemas”.

¿Balance de estos primeros años al frente de la Conselleria?

Creo que el balance ha sido muy positivo porque hemos sido capaces de poner en marcha la primera conselleria de España relacionada con las actividades del buen gobierno, la transparencia, la participación y que además incluye todo lo relacionado con responsabilidad social y cooperación, que es la mitad del presupuesto. Era una Conselleria que hacía falta pues veníamos de una época muy oscura en la Comunitat Valenciana presidida por los escándalos. Nos sentimos satisfechos, pero también moderadamente preocupados, porque necesitamos tiempo para que las normas vayan materializándose dentro de la administración. No obstante, hay que reconocer que nos hemos ganado un respeto y una reputación siendo junto a Baleares, Cataluña y Murcia un referente en transparencia. Creo que hemos contribuido a superar la sensación de vergüenza que algunos ciudadanos sentían por lo que había pasado, aunque aún nos queda mucho por hacer. En cooperación creo que hemos dado la vuelta a la situación. Con la nueva ley de Cooperación y Desarrollo Sostenible estamos refundando todo el sistema tan sensible como el de cooperación que se había convertido en el símbolo máximo de la corrupción y del abuso de la política en España.

¿Cómo ha sido su vuelta a la política?

Esto no estaba para nada planificado. Yo había sido diputado en Cortes Generales y había dejado la actividad parlamentaria en el año 2001-2, aunque sí que había participado en movimientos cívicos en Alicante contra la corrupción y hace unos años decidí afiliarme a Compromís porque me parecía que era una experiencia nueva, distinta con la que me sentía muy cómodo, y pensaba que algunas personas con experiencia política teníamos la obligación aportar nuestro granito de arena. Mi intención era  trabajar en Alicante, como lo había hecho estos últimos años, y de hecho, en las candidaturas municipales de Alicante, iba el último pese a haber participado activamente en el programa electoral. Sin embargo, dados los magníficos resultados que no esperábamos, tanto en Alicante como en la Comunitat, el partido me invitó a asumir la responsabilidad y no la podría perder.

¿Hay mucha diferencia entre la política actual y la del año 2000?

Sí, lo que pasa es que no me ha sorprendido, porque como profesor de Derecho Constitucional y seguidor de la política me imaginaba lo que me iba a encontrar. La crisis económica ha generado una crisis del estado social donde ha provocado una crispación social enorme que ha tenido un reflejo en los partidos políticos, y ha supuesto la erupción de nuevos partidos, el fin del bipartidismo clásico de forma muy violenta. Pero, no creo que estemos al final del sistema, aunque sí que el sistema necesita muchos cambios.

Los partidos políticos, los nuevos y los viejos, no están encontrando las guías claras de cambio”

¿Qué está pasando en la política actual?

Cuando el sistema social entra en crisis, arrastra el componente democrático, y a ello sumamos que el PP tiene su imagen llena corrupción, lo que agrava la tensión. Además, hay que tener en cuenta que los partidos políticos, los nuevos y los viejos, no están encontrando las guías claras de cambio que piden los ciudadanos, aunque se están haciendo muchos intentos, comenzando por Compromís, en buscar formulas de democracia interna. Pero, ese proceso no es fácil, y provoca situaciones de tensiones internas y de crispación que sería evitable, porque la gente está enfada. A ello, hay que sumar el uso abusivo por parte de políticos, periodistas, comentaristas,…, de las redes sociales. Estamos en una época de transición que es muy complicada.

¿Y ahí entra su Conselleria?

Efectivamente, sí observa tratamos de hacer el menor ruido posible y ser lo más discretos posibles. Muchas consellerias tienen la obligación de hacer cosas en medio de la sociedad, la nuestra, por el contrario, es una Conselleria Dispositiva. Nuestra obligación es prestar una serie de dispositivos al Consell para que la transparencia sea real. Estoy cansado de escuchar al PP de que aquí no hay transparencia cuando si sus gobiernos hubieran tenido un nivel de transparencia equivalente al 5% de este gobierno, todos nos hubiéramos ahorro muchos problemas, y ellos, muchos procesamientos.

Queremos refundar el pacto de Alicante, pero hay que aclarar cuestiones, como  la situación del alcalde y el papel de Guanyar”

¿Cómo alicantino como observa el pacto de Alicante?

La situación en Alicante, obviamente es complicada. La investigación al Alcalde culmina un largo período de desencuentros. No insistiré: no es el momento de echar leña al fuego. La posición de mi partido es conocida: voluntad de refundar el pacto pero han de aclararse varias cosas: situación procesal del Alcalde, voluntad de corregir errores pasados, papel de Guanyar… El Consell, lógicamente, no interviene en estas crisis. Mantendremos, como siempre hemos hecho, una relación de diálogo y leal colaboración con la segunda ciudad de la Comunidad.

¿Parece que los muertos heredados de la anterior gestión continúan apareciendo?

A pesar de lo que diga el PP yo no he buscado ningún muerto. Lo nos hemos encontrados miles y miles de expedientes sin calificar en cooperación. En la Conselleria de Cooperación no es que no trabajaran bien, sino que no hacían nada, porque probablemente cuando menos trabajaran más oportunidades tenían de hacer algún “negocio”. Mi obligación no ha sido buscar muertos, cuando los hemos encontrado los hemos llevado a fiscalía.

Tras lo sucedido con Blasco y sus amigos, las ONG’s están recuperando vitalidad yse está refundado  la cooperación”

Si ha habido un área con mala reputación por corrupción es la cooperación, ¿cómo se está solucionando?

Yo creo que eso se está solucionando, entre otras cosas, porque la Comunitat Valenciana es una autonomía muy solidaria, como hemos  visto ante cualquier catástrofe, y como los ciudadanos han sentido vergüenza por lo que ha sucedido con Blasco y sus amigos. Sí que es cierto que la gestión de Blasco en cooperación ha tenido un efecto perverso que ha podido afectar a la credibilidad en la cooperación y a las ONG. De hecho, el primer año no pudimos sacar convocatorias por el caos hallado. Pero, eso lo estamos recuperando, y vemos con las demandas de programas que las ONG’s nos están haciendo para ayudar a los países necesitados rebasa la oferta que podemos ofrecer. Las ONG’s están recuperando vitalidad, se está refundado  la cooperación con un nuevo consejo autonómico, donde está todo el mundo, y que como primer resultado ha tenido el acuerdo en torno a la nueva ley de Cooperación y Desarrollo Sostenible.

Somos una comunidad puntera en Desarrollo Sostenible, según las Naciones Unidas”

Y a nivel internacional, ¿se recupera la reputación?

Hace cinco días en Paris se publicaba un artículo los objetivos de acciones sostenibles de Naciones Unidas, donde decían que en España esto pasaba desapercibido, porque el gobierno no había hecho nada, y solo en Cataluña y en la Comunitat se estaba haciendo algo. Somos la Comunitat puntera en Desarrollo Sostenible. A pesar de ello, nunca estaremos satisfechos, porque siempre hay algo que hacer. Por ello, nuestro  objetivo es 0,7% al que nos estamos acercando. Además, todo lo que se recupere del caso Blasco irá a cooperación.

¿Cuáles son las novedades de la ley de Cooperación?

La gran novedad es sumar a la cooperación los objetivos de desarrollo sostenible que no son solo cooperación, pero sí que influyen. También, nos hemos adaptado a los grandes cambios producidos en el ámbito de la cooperación internacional descentralizada, mejorar el estatuto de los voluntarios, dándoles más garantías.

¿Se destinará alguna vez el 0,7% a cooperación?

Esa pregunta hay que hacérsela a Montoro con el objetivo del déficit. Ese es el objetivo, conseguirlo dependerá de nuestra financiación y compromisos de déficit entre otras cosas.

Desde el Consell damos todo nuestro apoyo a Pobreza Zero por su labor en materia de sensibilización”

¿Cómo valora la manifestación Pobreza Zero que se celebra anualmente a mediados de octubre?

Tiene nuestro apoyo total. De hecho, fue una de mis primeras reuniones como conseller, colaboramos con ellos, y he participado en todas sus actividades de Alicante. Creo que tiene una labor importante en materia de sensibilización.

Ser  Capital Mundial de en Alimentación Sostenible es muy importante para Valencia a nivel internacional”

¿Cómo observa el Consell el nombramiento de Valencia como Capital Mundial de en Alimentación Sostenible?

Tiene todo nuestro apoyo y dar ejemplo en alimentación sostenible es muy importante a nivel internacional.

¿Cómo va la ley de responsabilidad social corporativa?

Creo que hemos hecho un gran trabajo reuniéndonos con la mayor parte de asociaciones empresariales, y creo que en varias semanas será aprobada por el Consell con un alto nivel de consenso, que espero ampliar en Les Corts.

¿Y la ley de lobby?

Creo que va a un buen nivel, y pronto tendrá la luz verde del Consell para regular el funcionamiento y obligaciones de todos los grupos de presión. Será una ley novedosa a nivel estatal.