Podem propone una tasa turística que incluya un tramo autonómico y otro local

La iniciativa puede volver a generar tensiones en el Botànic, donde el PSPV mantiene dudas respecto a su aplicación

El diputado autonómico de Podem en Les Corts,  David Martínez, ha sido el responsable de elaborar la propuesta de tasa turística que la formación morada quiere implantar en La Comunitat y que podría volver a generar tensiones en el seno del Pacte del Botànic donde el PSPV mantiene bastantes dudas sobre su aplicación especialmente en lo referente a un tramo de carácter autonómico, al igual que sucede con el sector. Según la misma, se un tramo aplicación de ámbito autonómico y otro de tipo local. Desde la esta organización se estiman unos ingresos cercanos a los 40 millones de euros si se aplicara.

La propuesta, que ha sido dada a conocer este miércoles en rueda de prensa y se planteará a modo de enmienda en el debate de los Presupuestos de la Generalitat para 2018 donde previsiblemente no saldrá salvo que los socialistas cambien de opinión, afecta al tipo de alojamiento e incluye dos tipos de gravamen, uno de tipo autonómico fijo, y otro de tipo local, que dependería de cara consistorio  y sería variable. Los socialistas  ya han advertido la existencia de una considerable dificultad técnica a la hora de su aplicación.

Así, contaría con un tramo autonómico fijo que se destinaría a mejorar los servicios turísticos, las infraestructuras y las dotaciones, a impulsar las buenas prácticas laborales y la lucha contra la precariedad laboral en el sector, la lucha contra el intrusismo y el fraude en el alojamiento, y a la promoción del medio ambiente. Del mismo estarían exentos los menores de 16 años, las estancias por causas de fuerza mayor, las que sean por motivos de salud (enfermos y acompañantes) y las subvencionadas por programas sociales de las administraciones públicas de cualquier estado de la Unión Europea, como el IMSERSO.

Dicha tarifa fijas, que se establecen entre 0,50 y 2 euros se recaudarán por alojamiento en hoteles, hoteles apartamentos, viviendas turísticas, hoteles y casas rurales, hostales, pensiones, hospederías y albergues, campings, áreas de pernoctaciones para autocaravanas y acampadas en finca particular, y embarcaciones de crucero. Además, solo se aplicaría a los 10 primeros días de estancia y se bonificaría el 50% de la cuota tributaria íntegra las estancias en temporada baja, entre el 1 de noviembre y el 30 de abril excluida la Semana Santa.

En cuanto a tramo municipal, éste deberá ser aprobado por acuerdo del pleno municipal, y  su recaudación iría a competencias de ámbito municipal, las tarifas se sitúan entre 0,25 y 1,25 euros y tendrían carácter variable sobre los mismos conceptos

Para su gestión, se pondría en marcha un fondo destinado a favorecer el turismo sostenible que se nutriría de la recaudación del tramo fijo. Sería gestionado por una comisión integrada por representantes del Consell y de agentes sociales y económicos.