La Diputación de Alicante participará en 2018 en el Fondo de Cooperación Municipal,

César Sánchez anuncia una partido de 14 millones para este programa, y pide apoyo al Consell para financiar su Plan Provincial de Infraestructuras de Agua

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha anunciado este miércoles durante el pleno mensual de la corporación provincial que durante el próximo año  la institución provincial participará en 2018 en el Fondo de Cooperación Municipal.

Para ello, según ha explicado, la Diputación destinará 14 millones de euros procedentes del remanente de tesorería. A cambio el dirigente provincial ha pedido al Consell apoyo para poner en marcha el Plan de Infraestructuras de Agua impulsado por la Diputación con el objetivo de contribuir a paliar los problemas derivados de la sequía que padecen los regantes alicantinos.

De esta manera, César Sánchez cambia de estrategia en su lucha con el Consell, apostando a partir de ahora por la colaboración mutua entre instituciones frente a la anterior centrada en la confrontación jurídico-política. De hecho, durante este año 2017 la Diputación de Alicante  ha sido la única institución que no ha participado en el Fondo de Cooperación Municipal, de manera que los ayuntamientos de Alicante han contado con menos fondos que los de Valencia y los de Castellón, pues, la corporación de Castellón, a pesar de también estar gobernada por el PP optó por participar en el programa desde el primer momento.

Según Sánchez, “vamos a formar parte del Fondo de Cooperación porque creemos que es positivo que todas las administraciones trabajemos en la misma dirección, que es solucionar los problemas de los ciudadanos, y por eso, al mismo tiempo que anunciamos nuestra participación en ese programa, le pido al presidente Puig que el Consell participe también en el Plan de Infraestructuras de Agua que va a poner en marcha la Diputación, dotado con 10 millones de euros en 2018, para estar cerca de los regantes y hacer frente a la sequia en nuestra provincia”.

De igual manera, ha reclamado la unidad y la colaboración entre todas las administraciones para hacer frente a esta difícil situación. “Nosotros somos corresponsables con el Gobierno Valenciano, al que tendemos la mano, y le pedimos que sea corresponsable con los problemas de los alicantinos”, ha añadido.

Sánchez ha resaltado que “la colaboración con los municipios es una prioridad para la Diputación como viene demostrando año tras año a través de las distintas convocatorias y programas de ayudas que se impulsan con este fin” y ha explicado que este fondo no condicionará en 2018 la puesta en marcha de otros planes por parte de la institución alicantina destinados a ayudar a los ayuntamientos de la provincia. En este sentido, ha recordado que en el presente ejercicio se han recogido en los presupuestos ordinarios cerca de 72 millones de euros para apoyar y dar asistencia a los municipios, a los que se han sumado otros 30 millones a través de inversiones financieramente sostenibles.

La aportación al Fondo de Cooperación Municipal no se recogerá en el presupuesto ordinario ya que con ello se incumpliría la regla de gasto. No obstante, ha añadido el Presidente, “nos comprometemos a participar destinando parte de nuestro superávit, que prevemos sea tan amplio como el que tuvimos en la liquidación de 2016, tal y como hemos consensuado con la Generalitat Valenciana”.

“El Gobierno Provincial siempre ha mostrado voluntad de diálogo y su predisposición a participar, aunque en 2017 no lo pudimos hacer por motivos presupuestarios al estar condicionados por un plan económico financiero”, ha manifestado.

Sin embargo, el dirigente alicantino ha vuelto a reclamar una Ley Autonómica de Justa Financiación Local que haga participes a los ayuntamientos de los impuestos recaudados por la Generalitat por lo que, ha matizado, la participación en el fondo del Consell será transitorio hasta la aprobación de la citada ley. “Desde la Diputación hemos reivindicado y seguiremos reivindicando que lo que necesita la Comunitat Valenciana es una Ley de Justa Financiación como tiene la Junta de Andalucía; el Gobierno Valenciano tiene que dar un paso adelante y comprometerse con el municipalismo a través de esta ley”, ha insistido Sánchez.

Respecto al Fondo de Cooperación Municipal, la aportación de la Diputación de Alicante se destinará a inversiones mientras que la Generalitat deberá asumir la correspondiente a gasto corriente.  Según ha señalado, la distribución de las ayudas entre los municipios se realizará en base a una serie de criterios “que buscan mejorar la vertebración de la provincia y garantizar la igualdad de oportunidades en nuestros pueblos”.

El número de habitantes, “con especial apoyo a los más pequeños, puesto que ese es el fin primordial de la Diputación, será uno de los criterios de reparto, así como la superficie del término municipal, ya que se considera un factor determinante en el mantenimiento de aspectos tan importantes como las vías públicas o las redes de distribución. Otro de los criterios a tener en cuenta será la densidad de la población, así como los núcleos de población y/o pedanías que tiene el municipio. Las EATIM contarán con su propia asignación.

Pleno de noviembre

Por otra parte, durante el pleno leno ordinario de la institución provincial correspondiente al mes de noviembre, una sesión que se ha alargado durante varias horas y en la que se han aprobado asuntos como la estrategia de desarrollo urbano sostenible integrado en Edusi Vinalopó-Segura, la creación de una Mesa de Turismo Residencial y Sostenible del territorio o la composición del jurado para la concesión de los Premios Deportivos Provinciales. Además, se han abordado numerosas propuestas presentadas por los distintos grupos políticos que conforman el hemiciclo relativas a medio ambiente, economía o recursos hídricos, entre otras.

Durante el pleno se ha dado conocimiento, asimismo, de la renuncia como diputado provincial de Pascual Díaz, responsable del área de Deportes. El presidente del Gobierno Provincial le ha agradecido su trabajo, compromiso y tiempo dedicado a la vida pública en la Diputación, al tiempo que ha resaltado que “eres un ejemplo por toda tu trayectoria en esta corporación y ha sido un orgullo compartir experiencia contigo”.  Por su parte, Pascual Díaz ha dado las gracias a sus compañeros de partido, a la oposición y a todos los trabajadores de la institución por “hacerme la tarea fácil porque ha habido diálogo y una manera de trabajar cercana”. Finalmente, ha añadido que tras 16 años dedicados a la política, tomando decisiones y asumiendo responsabilidades, “me llevo unas magníficas vivencias, excelentes amigos y mucho aprendizaje”.