Rajoy y el PPE alertan del peligro de los ‘populismos’ para la UE y los sistemas democráticos

Los gestos de Rajoy en Valencia inducen a abrir quinielas sobre los distintos candidatos del PP-CV

Vino, intervino y se volvió a Madrid. Así, fue la breve visita del presidente del Gobierno, y a su vez, del PP, a la ciudad de Valencia, Mariano Rajoy, con motivo de la reunión del grupo del Partido Popular Europeo, donde participó en una mesa junto al presidente del grupo, Manfred Weber, y el presidente del Parlamento Europeo, el italiano, Antonio Tajani,  un encuentro en el que todos los participantes coincidieron en alertar del peligro de los ‘populismos’ para el futuro de la Unión Europea y de los sistemas democráticos. Ambos dirigentes europeos han destacado el papel del jefe del ejecutivo como responsable de haber revuelto a España ” al camino del crecimiento”, según Weber, mientras que Tajani, lo ha definido como “un presidente que habla poco y hace mucho”.

Una reunión centrada en la agricultura y la innovación, aunque las intervenciones  se han centrado en marcar distancias con los populismos que, según Webber, “suponen un riesgo para el bloqueo de las instituciones, también en la Unión Euorpea”. Por ello, ha reiterado que las próximas elecciones europeas de junio de 2019 como “clave para el futuro y la estabilidad de la Unión Europeo frente al crecimiento de unos populismos que no tienen ningún tipo de compromiso con la estabilidad y crecimiento institucional y suponen un riesgo para la democracia”. También se ha referido a los problemas del secesionismo catalán mostrando su apoyo a Rajoy: “podéis contar con nosotros con el problema catalán porque la Constitución Española se debe respetar”.

Rajoy ha comenzado su intervención refiriéndose a los populismos, “la gran amenaza, que genera pobreza, división en inestabilidad y quiere mermar Europa desde dentro”, y ha puesto al Partido Popular como alternativa a estos populismos: “tras cinco años seguidos en recesión, en los que hemos perdido 3,5 millones de empleos, 70.000 millones de euros y un 10 por cierto de PIB, hemos pasado a cuatro años de crecimiento, los últimos al 3% con la creación de 500.000 empleos al año”.

De igual manera,  destacado como principales desafíos de la Unión Europea en un “momento clave” asuntos como la crisis en inmigración y de refugiados, el asunto que considera “más importante”, el Bréxit, la lucha contra el terrorismo o la agenda social europea, entre otros.

El jefe del ejecutivo también se ha referido a los “fantasmas del pasado” que amenazan la UE, como el nacionalismo excluyente, que ha calificado como una “versión del populismo” que en España “conocemos muy bien”. Ha resaltado que España prevalece la democraciá y el Estado de derecho ante “el embate del secesionismo ilegal”, y ha agradecido el apoyo de “todos los países europeos y de todas la democracias del mundo”.

Respecto a la reivindicación feminista ha reiterado su compromiso  ” a seguir trabajando en la defensa de la igualdad real entre hombres y mujeres”, y ha señalado que “la jornada de hoy -en referencia a la huelga feminista- debe servir para impulsar un debate y concienciar a todos”, ha dicho, para añadir: “a partir de hoy vamos a continuar trabajando por la igualdad. El PP no parará hasta que cualquier desigualdad que haya en Europa sea erradicada”.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, quien también ha resaltado los momentos “muy difíciles” provocados por el auge de los partidos populistas, se ha referido a la complicada situación política en Italia, donde no ha descartado la celebración de unas nuevas elecciones si no se alcanza un acuerdo para formar gobierno, también ha alabado la figura de Mariano Rajoy: “me gusta porque no habla muchísimo pero hace muchísimo”.

Rajoy llegando al Westín

Tajani ha alertado sobre el problema que puede suponer la inmigración para Europa en un futuro no muy lejano, “en 2050 habrá 2.500 millones de habitantes en África”, por lo que ha reclamado la puesta en marcha de un “Plan Marshall” para invertir más en África.

Los gestos de Rajoy

Durante el acto no han faltado gestos del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hacia los dirigentes valencianos. Y ellos, han contribuido a reabrir completamente el debate de los candidatos, en los que se ha vuelto a incluir al responsable de organizar la jornada, el portavoz del PP en cámara europea a quien achacado la organización de la jornada en Valencia: “estoy convencido que Esteban González Pons ha tenido mucho que ver en la organización de esta jornada en una gran  ciudad como es Valencia a la que está tan unido”, y es con el único dirigente valenciano con el que ha estado.

Hecho que contrastaba con la escasa cercanía mostrada hacia la presidenta del PP-CV, Isabel Bonig, a quien Rajoy no le hizo ningún guiño en su discurso, algo que dejó muy sorprendidos a los asistentes valencianos,  a pesar de los esfuerzos de González Pons por situarla en la foto, tanto durante la presencia del Presidente del Gobierno como durante la jornada, donde se le invitó a participar en la inauguración de la misma en la tarde del miércoles, o en un acto con agricultores valencianos la tarde de jueves.  A pesar de ello, quedó una duda: ¿Qué pasa por la cabeza de Rajoy para el futuro del PP-CV y sus candidatos?. Y en estas quinielas no falta el eurodiputado valenciano como una de las opciones a la alcaldía valenciana según los conocedores del mundo Rajoy, mientras que a nivel autonómico las opciones parecen reducirse a pesar de todo a Isabel Bonig o César Sánchez.