Política

La dirección regional pugna por entrar en la cúpula nacional del PP

El congreso nacional del PP ha llegado en malas fechas para la dirección regional, pues, los autos del TSJCV por con el archivo del sumario de Miguel Domínguez  ‘pitufeo’ y la condena por la adjudicación del stand de Fitur a la Gürtel, perjudica su situación a la hora de ser elegidos por Mariano Rajoy para entrar en la nueva dirección.

Sin embargo, según fuentes consultadas por Mediterráneo Press, ambos casos no serán totalmente decisivos en la decisión final del presidente del Gobierno, y a su vez del PP, Mariano Rajoy. En ella, influirá otros hechos, en opinión de las mismas fuentes, principalmente las perspectivas electorales, que no convencen en Madrid, y fundamentalmente la gestión del partido realizada en los últimos meses, que tampoco convence en exceso, sobre todo si se tiene en cuenta  lo pragmático que es Rajoy, pues, “prima los resultados” a otro tipo de alianzas. El problema es que los datos que llegan a Génova desde la Comunitat  no convencen, y no se tiene claro la decisión a adoptar.

Ante esta situación, según las  mismas fuentes, el conclave nacional de los populares es una oportunidad para la actual dirección para consolidarse si consiguen situar a gente de su entorno en la nueva ejecutiva nacional. A priori, según estatutos cuentan con plaza asegurada el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons,   y la presidenta regional, Isabel Bonig. Una presencia mayor, sería considerada como una victoria para dirección regional y un guiño de cara al congreso regional popular.

Y ahí, juegan distintas opciones, especialmente alicantinas, como la coordinadora general, Eva Ortiz, que lleva trabajando en esta dirección  desde hace meses. Junto a ella, hay otros aspirantes a situarse en el pódium popular. Éstos son: el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, el presidente provincial del PP alicantino, Pepe Císcar¸ el presidente provincial de Valencia, Vicente Betoret, y el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner. ¿Quién lo conseguirá?. En unas horas se sabrá. El problema es que quizás sólo lo consiga uno o ninguno. Incluso, podría saltar la sorpresa, y entrar alguien inesperado, como algunos de pocos alcaldes supervivientes del huracán Alberto Fabra.