Política

Génova afea a Bonig por respaldar la declaración de Les Corts contra los PGE de 2017

  • La dirección nacional del PP aprovecha para cuestionar su apoyo a Contelles

El idilio del pasado domingo entre Isabel Bonig y Mariano Rajoy se ha roto a la primera adversidad, y ésta han sido los Presupuestos Generales del Estado. Al menos, eso se desprende de la advertencia privada que, desde la dirección nacional, -afirman que un altísimo dirigente-, se ha realizado a la presidenta del PP-CV, Isabel Bonig, por firmar la declaración institucional contra la previsión presupuestaria y no defenderlos, y realizar unas declaraciones en su contra, similares a las realizadas por el presidente provincial del PP de Alicante, Pepe Ciscar, uno de los que han secundado dichas criticas en la prensa de Alicante.

Desde la dirección regional se trató ayer de explicar lo sucedido, y aseguran que los diputados y senadores populares “guardarán la disciplina de voto”. Pero, la respuesta no ha llegado ha agradado a Madrid, que no entiende la actuación de los diputados autonómicos en Les Corts y que insisten en que los populares valencianos deberían “haber vetado” la iniciativa.

Pero, la advertencia también ha sido pública. Fue el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, quien aseguró que su compañera Bonig se había sumado a la declaración institucional de Les Corts porque «no conoce bien los Presupuestos», advirtió que «ahora, que tendrá oportunidad de conocerlos mejor, espero que cambie de opinión». Mientras tanto, los populares valencianos han anunciado enmiendas a las cuentas, y ahora, habrá que esperar a ver si se materializan. Y no será la única prueba de fuego, otra será el acto reivindicativo previsto para el 25 d’abril, Día de les Corts.

Desencuentros regionales

Pero, el portavoz nacional del PP no ha sido el único que ha cuestionado la estrategia, también lo han hecho distintos dirigentes del PP-CV, especialmente algunos cargos institucionales, sí han sabido apresurarse a defender las cuentas diseñadas por el Gobierno de Rajoy. Es el caso del delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, muy activo en la defensa de las cuentas del ejecutivo central acusando al jefe del Consell de «abanderar un discurso victimista de queja». Un recado que  también le enviaba a Bonig y al grupo popular que ha firmado la declaración contra las cuentas.

Este discurso  también ha sido respaldado por otros dirigentes populares, entre ellos, el diputado nacional, José María Chiquillo, que defendía las cuentas en grupos de whatsapp, al igual que el senador Pedro Agramunt o el presidente provincial de Valencia, Vicente Betoret, a quien apoyan ambos dirigentes en la lucha por la presidencia provincial frente a la portavoz de la Diputación, Mari Carmen Contelles, apoyada por Bonig.

También el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, criticó que «algunos» están realizando una visión «dramática» sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para la provincia de Alicante y aseguró estar «molesto» con  Ximo Puig por   falta de inversiones autonómicas en la provincia. Asimismo, defendió las cuentas presentadas por el Gobierno central.

Neutralidad congresos provinciales

La misiva por las cuentas estatales no ha sido la única misiva recibida por Isable Bonig esta semana. La presidenta regional también ha sido advertida, según fuentes populares, por no haber frenado la candidatura al congreso provincial del PP de Valencia, promovida por su colaboradora, y portavoz del PP en la Diputación, María Carmen Contelles.

A este respecto, se ha instado a la dirección regional de mantenerse al margen de los congresos provinciales y garantizar la independencia y la participación plural.

La dirección nacional del PP aprovecha para cuestionar su apoyo a Contelles

El idilio del pasado domingo entre Isabel Bonig y Mariano Rajoy se ha roto a la primera adversidad, y ésta han sido los Presupuestos Generales del Estado. Al menos, eso se desprende de la advertencia privada que, desde la dirección nacional, -afirman que un altísimo dirigente-, se ha realizado a la presidenta del PP-CV, Isabel Bonig, por firmar la declaración institucional contra la previsión presupuestaria y no defenderlos, y realizar unas declaraciones en su contra, similares a las realizadas por el presidente provincial del PP de Alicante, Pepe Ciscar, uno de los que han secundado dichas criticas en la prensa de Alicante.

Desde la dirección regional se trató ayer de explicar lo sucedido, y aseguran que los diputados y senadores populares “guardarán la disciplina de voto”. Pero, la respuesta no ha llegado ha agradado a Madrid, que no entiende la actuación de los diputados autonómicos en Les Corts y que insisten en que los populares valencianos deberían “haber vetado” la iniciativa.

Pero, la advertencia también ha sido pública. Fue el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, quien aseguró que su compañera Bonig se había sumado a la declaración institucional de Les Corts porque «no conoce bien los Presupuestos», advirtió que «ahora, que tendrá oportunidad de conocerlos mejor, espero que cambie de opinión». Mientras tanto, los populares valencianos han anunciado enmiendas a las cuentas, y ahora, habrá que esperar a ver si se materializan. Y no será la única prueba de fuego, otra será el acto reivindicativo previsto para el 25 d’abril, Día de les Corts.

Desencuentros regionales

Pero, el portavoz nacional del PP no ha sido el único que ha cuestionado la estrategia, también lo han hecho distintos dirigentes del PP-CV, especialmente algunos cargos institucionales, sí han sabido apresurarse a defender las cuentas diseñadas por el Gobierno de Rajoy. Es el caso del delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, muy activo en la defensa de las cuentas del ejecutivo central acusando al jefe del Consell de «abanderar un discurso victimista de queja». Un recado que  también le enviaba a Bonig y al grupo popular que ha firmado la declaración contra las cuentas.

Este discurso  también ha sido respaldado por otros dirigentes populares, entre ellos, el diputado nacional, José María Chiquillo, que defendía las cuentas en grupos de whatsapp, al igual que el senador Pedro Agramunt o el presidente provincial de Valencia, Vicente Betoret, a quien apoyan ambos dirigentes en la lucha por la presidencia provincial frente a la portavoz de la Diputación, Mari Carmen Contelles, apoyada por Bonig.

También el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, criticó que «algunos» están realizando una visión «dramática» sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para la provincia de Alicante y aseguró estar «molesto» con  Ximo Puig por   falta de inversiones autonómicas en la provincia. Asimismo, defendió las cuentas presentadas por el Gobierno central.

Neutralidad congresos provinciales

La misiva por las cuentas estatales no ha sido la única misiva recibida por Isable Bonig esta semana. La presidenta regional también ha sido advertida, según fuentes populares, por no haber frenado la candidatura al congreso provincial del PP de Valencia, promovida por su colaboradora, y portavoz del PP en la Diputación, María Carmen Contelles.

A este respecto, se ha instado a la dirección regional de mantenerse al margen de los congresos provinciales y garantizar la independencia y la participación plural.