El Consell volverá a incluir los 1.325 millones de la infrafinanciación en sus cuentas para 2018

Da luz verde al proyecto de ley de Áreas Industriales de la Comunitat Valenciana, a la nueva ley de turismo y al ‘Programa Edificant’

No habrá tregua mientras no se reconozca la financiación. Al menos, esa es la intención del Consell de la Generalitat hasta que no haya un modelo de financiación que aporte respuestas a las reivindicaciones valencianos. Así, lo ha anunciado la vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, en la rueda de prensa  posterior al pleno del Consell, celebrado este viernes en Alicante, donde ha anunciado  que el ejecutivo  ha acordado «incluir una partida reivindicativa de 1.325 millones de euros en los Presupuestos de la Generalitat de 2018 para garantizar los derechos de los valencianos y las valencianas».

Oltra ha explicado  que esta medida «se adopta, un año más, ante la inacción del Gobierno central por no reformar el sistema de financiación autonómica, que lleva caducado desde el 1 de enero de 2014 y ante la necesidad de asegurar que la prestación de servicios públicos en nuestra comunidad se sitúe en niveles similares a los del conjunto de las autonomías».

En este sentido, ha recordó que “el actual Consell tomó la decisión, desde el principio, de no hacer trampas y por eso se incluye una partida que es la cantidad que nos corresponde según la Constitución, que habla de suficiencia financiera, y la Ley de Financiación Autonómica, aunque no llega a la Comunitat Valenciana porque el Gobierno central no ha modificado el sistema de financiación autonómica».

Según ha señalado, “con los gobiernos anteriores –en referencia al PP-CV-, lo que se hacía era pintar los presupuestose incluir en el apartado de ingresos partidas que se sabían que eran ficticias, para poder presupuestar los gastos y así cuadrar los presupuestos»,  y que, en su opinión, “era engañar” a los ciudadanos con partidas que “luego desaparecían”

Oltra ha insistido en que es una «partida reivindicativa, que nos corresponde para situarnos en la media de las comunidades autónomas, y ni siquiera es la cifra que realmente nos correspondería. Con ello se quiere dar un toque de atención al Gobierno central y también al conjunto de las comunidades autónomas de que ese sistema de financiación se ha de modificar».

Nueva ley de áreas industriales

De igual manera, el Consell ha dado el visto bueno el proyecto de Ley de gestión, modernización y promoción de las áreas industriales de la Comunitat Valenciana, una vez emitidos los informes del Consell Jurídic Consultiu y del Comité Económico y Social, para continuar su tramitación ante Les Corts.

Oltra ha resaltado que la Comunitat Valenciana «es la primera comunidad autónoma que afronta la regulación de las áreas industriales en su territorio. La futura ley es, además, pionera en España en la regulación detallada de unas nuevas entidades de gestión y modernización que podrán actuar como colaboradoras de la administración local.

Esta ley, según la portavoz, “es innovadora en establecer la creación de un mapa de áreas industriales, que las clasificará según los servicios y dotaciones disponibles y será un estímulo para su promoción y mejora».

Ley de turismo

En materia legislativa, el pleno de Consell también ha dado luz verde al proyecto de Ley, de la Generalitat, de Turismo, Ocio y Hospitalidad de la Comunitat Valenciana.  Dicho texto, tal y como avanzó el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, en Mediterráneo Press, pretende dotar a la Comunitat Valenciana de una Ley innovadora que, tomando en consideración las disposiciones del Código Ético Mundial para el turismo, la diferencie de otros destinos.

El anteproyecto de esta ley fue aprobado el pasado 19 de mayo y, como es preceptivo, tras su aprobación se solicitaron los dictámenes del Comité Económico Social y del Consell Jurídic Consultiu de la Comunitat Valenciana. Una vez incorporadas las observaciones de todos los organismos, se aprueba ahora el proyecto de Ley para continuar su tramitación en les Corts.

El texto contempla, por primera vez, conceptos como ética de turismo, gobernanza turística, hospitalidad, ocio, trabajadores o trabajadoras del sector turístico y turismo accesible, inclusivo y sostenible.  También, se introduce compromisos de sostenibilidad; de hospitalidad; de seguridad y garantía; de vertebración territorial; de competitividad del sector turístico; de calidad en la prestación de servicios; de agilidad; de transparencia; y compromiso de participación y corresponsabilidad.

Programa Edificant

Por último, tal y como anunció el conseller de Educación, Vicent Marzá,   el pleno del Consell ha dado luz verde al decreto Ley por el que se pone en marcha el Programa  Edificant, que permitirá sumará los esfuerzos  entre la Generalitat y los ayuntamientos para agilizar los trámites que permitirán la puesta en marcha de nuevas infraestructuras educativas, tanto a la hora de reformar colegios como construir otros nuevos.

Oltra ha señalado  que la educación «es uno de los ejes centrales de las políticas del Consell del Botànic que quiere unas infraestructuras educativas de calidad, eliminar barracones, construir nuevos centros que sean necesarios y adecuar y rehabilitar los obsoletos, con el fin de poner en el centro de nuestras políticas educativas a nuestros niños y niñas».

El programa Edificant, en su opinión,  “es una reivindicación del municipalismo valenciano, ya que permitirá a los ayuntamientos se que se sumen al programa avanzar en la tramitación de expedientes para las actuaciones que consideren prioritarias en sus centros educativos mientras que la Generalitat se hará cargo del coste económico».

La vicepresidenta ha justificado la tramitación de este programa mediante decreto ley por «la urgente necesidad del estado actual de algunas infraestructuras educativas, la necesidad de agilizar la ejecución de las obras y la insuficiencia de medios técnicos y humanos disponibles, a corto y medio plazo, por parte de la Generalitat».

El programa Edificant, tal y como ya informó Mediterráneo Press, supondrá una inversión de 700 millones de euros entre 2018 y 2022 que permitirán agilizar la construcción de más de 200 colegios e institutos en la Comunitat Valenciana además de la reforma de otros 500.