ActualidadCorts Valencianes

Bonig propone modificar las ayudas a patronal y sindicatos que aprobó en su etapa en el Consell

La líder del PP-CV insiste en su guerra contra los agentes económicos y sociales, y defiende cambiar la Ley de Participación y Colaboración Institucional aprobada en 2015 por su partido

No hay marcha atrás. La presidenta del PP-CV, Isabel Bonig, dio un paso más en su guerra contra los agentes económicos y sociales al anunciar este martes que no tiene previsto reconsiderar su postura contraria al actual sistema de reparto de ayudas institucionales a patronal y sindicatos mayoritarios fijada por la Ley de Participación y Colaboración Institucional aprobada en 2015 por el anterior Consell, y que ha empezado a cuestionar esta semana al presentar enmiendas a los Presupuestos de la Generalitat para 2018 solicitando eliminar dichas partidas presupuestarias.

Dicha ley, que los populares proponen cambiar, se da la circunstancia que fue aprobada a finales de la anterior legislatura por el Consell, que presidida por Alberto Fabra, y estaba integrado por la propia Isabel Bonig, como consellera de Infraestructuras, junto a José Ciscar y María José Catalá, los tres miembros de la actual cúpula popular. Además, tanto Císcar como Catalá fueron los promotores de la dicha ley, a principios de la pasada legislatura, cuando ambos dirigentes fueron los responsables de las políticas de empleo, como conseller de Educación, Formación y Empleo.

Así, de rotunda ha sido este martes la portavoz del PP-CV en Les Corts, tras la reunión de la junta de portavoces parlamentario, en donde ha anunciado que su partido propondrá ahora la modificación de la ley, ya que, en su opinión, esta Comunitat “necesita reformas estructurales y no podemos hablar de relevo generacional y mantener los mismos ecosistemas, las mismas normas y las mismas políticas”.

Por ello, según ha explicado,  el PP-CV solicitará la modificación de la Ley de Participación y Colaboración Institucional de 2015, y la creación de una Comisión de Estudio sobre la financiación de organizaciones, patronal y partidos políticos para “abrir el debate” y analizar las ayudas que concede el Consell y para que los valencianos “sepan dónde va el dinero”.

Bonig entiende que las organizaciones empresariales y sindicales tienen que recibir financiación pero ahora dice que «hay que hacerlas extensivas, no solo las más representativas” porque “es justo que se trate a todo el mundo por igual”, algo que hace tres años cuando integraba el Consell lo rechazó a pesar de pedirlo los agentes económicos y sociales minoritarios, que en función de dicha ley reciben una aportación que coincide con su representación.

La dirigente popular dice ahora que “los ciudadanos pagan demasiados impuestos para que no rentabilicemos bien su dinero con una gestión eficaz y eficiente”,  en  su opinión, “el dinero es el que es, no puede ser que no haya dinero para acabar con las listas de espera o barracones y se den estas ayudas camufladas” al tiempo que ha indicado que “es el momento de coger el presupuesto y empezar a cambiar líneas que llevan años y años”. No obstante, la diputada popular ha ignorado que la ley que blindaba dichas ayudas fue aprobada en 2015 por un gobierno valenciano al que ella pertenecía como consellera de Infraestructuras.

Ahora, en cambio, la dirigente del PP se muestra contraria a esta legislación defendiendo que el dinero público “vaya a lo esencial y no a mantener chiringuitos”. Al GPP “le duele que haya 7.000 en listas de espera, 30.000 dependientes esperando, 15.000 niños en barracones” y los valencianos se merecen saber “donde va el dinero, queremos claridad, luz y taquígrafos”.

En este sentido, ha defendido su propuesta con argumentos contrarios a los propuestos hace cuatro años por su partido:  “Se trata de hacer extensivas las subvenciones, de ampliar el abanico” por ello “hay que estudiar si hay que mantenerlo todo o parte y si hay que rebajar la dependencia del poder político, porque así se es más libre”.

Ley de autónomos

De  igual manera, Isabel Bonig ha anunciado que el PPCV propondrá una ley de autónomos valenciana que permita descuentos a los profesionales de la Comunitat en la misma línea que lo está planteando el gobierno central con el objetivo de fomentar la contratación a los colectivos con mayor dificultad.

Además, ha anunciado que su partido tambien propone la eliminación del impuestos de sucesiones y la bonificación del impuesto de transmisiones patrimoniales.

Por otro lado, Bonig ha denunciado que se hayan conocido este marte modificaciones presupuestarias realizadas en el mes de septiembre y ha solicitado al Consell que sea “más diligente” al tiempo que ha criticado que el Consell haya dado 22 nuevas prórrogas a la información solicitada por el PP..

La síndica popular ha denunciado que su grupo parlamentario “se ha quedado solo” a la hora de solicitar que el president comparezca en sesión de control antes de que termine el año porque los partidos del Botànic “venían a hacer un código de buenas prácticas y buen Gobierno y daba prioridad a la agenda en el parlamento valenciano sobre la agenda pública”.