La cruz de Callosa

Franco había desaparecido prácticamente de la vida cotidiana, e incluso del recuerdo de la gente, hasta que la Ley de la Memoria Histórica, la existencia de Podemos y otros propagadores de su presencia en tertulias e intervenciones parlamentarias han vuelto a evocarlo.

Toda una paradoja: querer evitar la apología del franquismo y tenerlo todo el día en la punta de la boca.

Es lo que sucede ahora en la localidad alicantina de Callosa de Segura, al retirar el Ayuntamiento la cruz en honor de los caídos en la Guerra Civil.

Nadie en el pueblo, al pasar por el lugar rememoraba al franquismo, que acabó hace cuarenta años. Casi lo mismo que los alumnos o turistas que entran en la Universidad de Salamanca, que no hacen apología alguna de su fundador, Alfonso IX de Aragón. Pero ahora, tras la retirada del símbolo, muchos habitantes del pueblo alicantino lo reclaman y han entrado en una guerra virtual con el Ayuntamiento al proyectar una cruz luminosa sobre la fachada de la iglesia, al lado de donde se encontraba el monolito original.

Su justificación: que se trata si acaso de un símbolo religioso y que, mientras la corporación municipal lo retira, el Ayuntamiento catalán de Sant Cugat del Vallès proyecta un luminoso lazo amarillo en apoyo de los independentistas presos por sus presuntos actos delictivos.

Por lo que se ve, no todas las causas son iguales. Al tiempo que atacar a ciertos símbolos está bien visto, nadie se atreve a hacerlo con otros (la quema de banderas españolas y no de senyeras sería un buen ejemplo de ello).

Mientras tanto, en vez de que nos olvidemos de una puñetera vez del nefasto franquismo, sus detractores no nos dan sino motivos para recordarlo.

 

Enrique Arias Vega

Periodista y Escritor. Ex director de publicaciones del Grupo Zeta, y de varios diarios pertenecientes a este grupo de comunicación

Un comentario en «La cruz de Callosa»

  • el 24 marzo, 2018 a las 14:56
    Enlace permanente

    Tiene toda la razon cualquier cruz ahora es franquista? No hay derecho a esta persecucion. Que yo sepa la cruz es cristiana por mucho q se empeñe este alcalde.

Los comentarios están cerrados.