Una derecha sin complejos

Enrique Arias Vega

Periodista y Escritor. Ex director de publicaciones del Grupo Zeta, y de varios diarios pertenecientes a este grupo de comunicación

España es sociológicamente de centro-izquierda. Eso no impide que la derecha haya llegado democráticamente al poder, con Adolfo Suárez, primero, y Aznar y Rajoy, más tarde.

Lo que sí conlleva es que la derecha arrastre una especie de complejo de inferioridad moral —o, al menos, de tener un relato menos atractivo para el electorado—, lo que le hace ir pidiendo disculpas por su condición, ocultándola en ocasiones y asumiendo como suyos muchos argumentos de sus adversarios ideológicos.

Eso ha sucedido, por ejemplo, con el divorcio, que lo aprobó un Gobierno de UCD —y del que bien se han beneficiado muchos políticos de la derecha, por cierto—, pero que Pedro Sánchez lo atribuyó a los socialistas, como si no hubiese sido posible de otra manera.

Y es que la izquierda, sobre todo la más tradicional, ha sido históricamente pacata en cuestiones sexuales, llegando hasta a establecer códigos de conducta amatoria a sus militantes. Claro que, tras la vuelta de la tortilla erótica de los últimos años, ha presumido como la cosa más natural del mundo, por ejemplo, de la homosexualidad del fallecido Pedro Zerolo, pero le molesta inconcebiblemente, en cambio, hasta llegar a ignorarla, la del dirigente del PP Javier Maroto.

Otro caso que rompe los esquemas preestablecidos de izquierda y derecha es que la mili forzosa fuera suprimida no por la izquierda antimilitarista, sino por un Gobierno de José María Aznar, sin que el partido conservador haya sabido sacar rédito al asunto.

Ahora, por fin, Pablo Casado asume los valores políticos de la derecha sin camuflarlos, como diciendo a los electores: esto es lo que hay y si me votas a mí ya sabes lo que te espera. Lo mismo, pues, que sucede en otros países europeos.

El riesgo, evidente, es el de perder votos; la ventaja, en cambio, es la de recuperar el relato ideológico. En cualquier caso, suceda lo que suceda, por fin se acabó la ambigüedad.

Enrique Arias Vega

Periodista y Escritor. Ex director de publicaciones del Grupo Zeta, y de varios diarios pertenecientes a este grupo de comunicación