La imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados visita la localidad de Alcoleja

La parroquia ha entronizado una imagen de la Virgen de los Desamparados del siglo XVIII en su nuevo retablo

La parroquia San Vicente Ferrer de Alcoleja ha entronizado una imagen de la Virgen de los Desamparados del siglo XVIII en su nuevo retablo del altar mayor, que ha sido bendecido en el marco de la visita de la imagen peregrina de la Mare de Déu a esta localidad alicantina.
Tras su destrucción en el altar mayor durante la persecución religiosa de 1936, se instaló únicamente la imagen de San Vicente Ferrer, titular de la parroquia y así ha permanecido hasta ahora.
Así, en el nuevo retablo, que ha sido financiado con las aportaciones de los feligreses, junto a la imagen de San Vicente Ferrer se ha instalado la imagen de la Virgen de los Desamparados, conocida en la localidad como Virgen de Beniafé, puesto que su emplazamiento original es la ermita situada en la pedanía de Beniafé.
Esta imagen, del siglo XVIII, se venera en el templo parroquial, desde hace años y por motivos de seguridad, “por lo que en el nuevo retablo tiene un sito prominente”, según fuentes parroquiales.
El nuevo retablo ha sido bendecido en una misa solemne presidida por el obispo emérito de Mérida-Badajoz, monseñor Santiago García Aracil.
Asimismo, se ha entronizado en el mismo altar una imagen del Niño Jesús que se veneraba en un altar de la parroquia.
Además, el nuevo retablo se ha completado con tres tablas de madera policromada que muestra la Última Cena, “como una alegoría a la eucaristía que se celebra en el altar mayor”. Este retablo ha sido elaborado por el taller artístico Artemartínez de Horche (Guadalajara). Además, junto al retablo se ha renovado la sede presidencial, según el párroco José Juan Crespo, que destaca “los generosos donativos de los feligreses” para poder financiarlo.
Por otro lado, y con motivo del Año Vicentino, se ha restaurado el relicario que contiene la reliquia de San Vicente Ferrer y que está colocado a los pies del patrón en el altar mayor. Además, la imagen procesional del santo ha sido colocada en una capilla lateral, que era el lugar original donde estaba ubicada la imagen del santo dominico.
Visita de la imagen peregrina de la Mare de Déu
La localidad alicantina de Alcoleja, perteneciente a la diócesis de Valencia, ha recibido este fin de semana a la imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados, con motivo del Año Santo por el sexto centenario de la muerte de San Vicente Ferrer, que es patrón de la población y titular de su parroquia.
Según el párroco, José Juan Crespo, “la devoción a la Virgen de los Desamparados es muy grande porque aquí se venera una imagen suya en la ermita situada en la pedanía de Beniafé y que es además la patrona”.
La imagen procesional de la Mare de Déu fue recibida ayer viernes 27 de julio a las 19 horas en la plaza de la Iglesia y desde allí se trasladó en romería hasta la ermita de Beniafé, donde se celebró una misa de campaña. En la romería la imagen fue acompañada por cientos de devotos y por la Societat Musical Cultural d´Alcoleja, y el campanario móvil de la Colla de Campaners d’ Ontinyent. Asimismo, en la misa participó el coro parroquial de San Onofre de l’Alcudia de Crespins.
Tras una cena en la misma explanada la imagen de la Virgen se dirigió a la parroquia San Vicente Ferrer en una procesión con antorchas y velas.
Este sábado, tras realizar una `cridà´ por las calles, se ha desarrollado una ofrenda floral a la Mare de Déu en el templo parroquial. Asimismo, a las 13 horas, ha tenido lugar la celebración de una misa solemne en honor a San Vicente Ferrer presidida por el obispo emérito de Mérida-Badajoz, monseñor Santiago García Aracil.
Durante la misa ha sido bendecido el nuevo retablo del altar mayor de la parroquia y la nueva sede presidencial. También ha sido entronizada la `Virgen de Beniafé´ y el `Jesuset´. En la celebración ha participado la coral polifónica de El Patriarca, que también ofrecerá esta tarde la `Ronda a la Verge´ junto a la sociedad musical de Alcoleja a las 19 horas. Tras la misa en la plaza de la Iglesia ha sido inaugurado el monumento conmemorativo de la visita de la imagen peregrina y que ha sido realizado por el escultor Frédéric Berthelot.
Por otro lado, esta noche a las 21 horas, la imagen de la Virgen recorrerá en procesión las calles de la localidad, que finalizará con la veneración de la recién restaurada reliquia de San Vicente Ferrer.
El domingo, el templo permanecerá abierto desde las 10 horas para facilitar la oración y la veneración de la imagen peregrina. Además, acogerá la celebración de una misa presidida por el vicario episcopal, Melchor Seguí, y a las 17 horas tras el rezo de vísperas se despedirá a la imagen procesional.
La visita de la imagen procesional está organizada además de por la parroquia por el ayuntamiento de la localidad. Para esta ocasión, como detalla el párroco, “los vecinos se están volcando en la organización y engalanarán los balcones y calles para recibir a la Virgen”.