El Consell pide a Sánchez que la Ribera sea ‘zona de emergencia’ por la granizada de julio

Denuncia que hay 15.000 hectáreas de cultivo afectadas con daños que alcanzan los 80 millones de euros

La conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ha trasladado al Gobierno Central la petición de ayuda efectuada por los productores de la Ribera afectados por la granizada del 1 de julio, así como la declaración de zona de emergencia civil.

En una carta a los ministerios de Agricultura, de Hacienda y de Trabajo, la conselleria señala que hay alrededor de 15.000 hectáreas de cultivo afectadas con unos daños directos e indirectos que suman 80 millones de euros en los municipios de Tous, Massalavés, Alberic, Benimuslem, l’Alcúdia, Carlet, Benimodo, Guadassuar, Alzira, Algemesí, Benicull, Albalat de la Ribera, Polinyà de Xúquer, Riola y Sueca.

Así, lo han expresado los agricultores, las cooperativas, las empresas agroalimentarias y los ayuntamientos de la Ribera Alta y la Ribera Baixa a la conselleria en los contactos mantenidos para conocer el estado de las cosechas tras este episodio de lluvia intensa y pedrisco.

En la misiva se indica que los daños se han registrado mayoritariamente en cítricos y caqui, y en menor medida en fruta de verano, granado y arroz. No obstante, el grado de afección varía en función de la parcela, oscilando entre el 20% y el 100%.

Las peticiones al Gobierno Central se orientan hacia la declaración de zona afectada por emergencia civil a los municipios afectados por la tormenta y el pedrisco, establecimiento de ayudas, bonificación de préstamos y concesión de ventajas fiscales.

Por su parte, la conselleria destina 24,5 millones para la financiación de las pólizas del seguro agrario que suscriben los agricultores de la Comunitat Valenciana.

Además, durante el mes de septiembre, el Consell tramitará dos convocatorias de planes especiales de empleo dirigidos a la zona con daños en los cultivos de la comarca.