Puig “satisfecho” por la gestión del incendio de Lluitxent frente las críticas de la oposición

Anuncia un pleno extraordinario del Consell para establecer las ayudas de emergencia para los afectados por el incendio

Satisfacción por la gestión realizada durante las tareas de extinción del incendio forestal que afectó a principios del mes de agosto a la varios municipios de la Vall d’Albaida y la Safor. Al menos, esa es la opinión del president de la Generalitat, Ximo Puig, durante su comparecencia este viernes ante la Diputación Permanente de les Corts para explicar la gestión del incendio de Llutxent, que arrasó 3.200 hectáreas en los  municipios de Llutxent, Gandia, Pinet, Ador, Barx y Quatretonda.

Puig no dudó en calificar como “acertado” y “exitoso” el operativo de extinción “dentro de las limitaciones que tiene la lucha contra los incendios”, que achacó a las complicaciones provocadas por la orografía como por las condiciones meteorológicas. En su opinión, ha sido un “operativo acertado” y una actuación “global, precisa y coordinada”, teniendo en cuenta su dificultad del incendio y que se dieron once fuegos simultáneos en la provincia de Valencia.

Así, ha explicado que “no existen fórmulas mágicas para luchar contra el fuego, pero hemos avanzado mucho”, y ha anunciado que el lunes comenzarán las actuaciones en zonas urbanas, presupuestadas con 600.000 euros, así como  en las zonas erosionadas, mientras que la evaluación de la viviendas afectadas la está realizando la Conselleria de Vivienda y el Ayuntamiento de Gandía. ”

En este sentido, ha avanzado que el próximo martes se reunirá el pleno del Consell de manera extraordinaria para aprobar las ayudas de emergencia a los afectados  para dar “el máximo apoyo” a los municipios y particulares afectados por el incendio de Llutxent, y que permitirá a los municipios hacer una estimación de daños en bienes públicos, instalaciones e infraestructuras agrarias o de otros sectores económicos, así como dar cobertura a los daños muebles e inmuebles de particulares, personas físicas y jurídicas que no estén cubiertos por el sistema de seguros.  Según ha explicado, las ayudas llegarán “en la cantidad que sea necesaria” tras los 45 días de plazo que prevé para cuantificar los daños

Descoordinación desde la oposición

Desde la oposición la gestión del incendio no ha sido tan positiva. En opinión de la portavoz de Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez, entiende que  “el Consell no ha estado a la altura en el incendio” y lo ha achacado a “la falta de medios, la nula coordinación y el caos para desalojar a los vecinos”. A su juicio, ha faltado “más coordinación, más medios y un protocolo de actuación real para la prevención y extinción de grandes incendios”, y ha habido “irresponsabilidad y la incapacidad de gestión”.

El diputado popular, Luis Santamaría, ha acusado al Consell de una baja ejecución presupuestaria para la prevención de incendios, recordando que los incendios “se apagan a principios de año”, y ha afirmado que “ya era hora” que el president ejerciera las competencias sobre incendios que él mismo “se atribuyó”, y ha lamentado que vivan “de espaldas a la realidad de los problemas de los valencianos”, excusándose en las condiciones meteorológicas: “si lo hubiéramos hecho nosotros nos hubieran dicho de todos”.

Puig no ha dudado en responder a ambos diputados, especialmente a los populares, a los que ha acusado de “hacer alarmismo” a pesar de haber ejercido esa responsabilidad, y les ha acusado de hacer “demagogia barata y chusquera no tiene ningún sentido” y que su política “mezquina”, como “echar en cara al Consell que se le han quemado casas en este incendio, evidencia lo necesario que es que el PP no vuelva a gobernar en la Comunitat”.

Además, ha recordado que con su comparecencia rompe “con la tónica habitual en los últimos 20 años, donde la constante era esconderse en los momentos difíciles”, y se ha referido a que “en 2012 cuando se quemaron muchas más hectáreas Fabra estuvo escondido y no dio la cara”.

Por su parte, la diputada de Podem, Beatriu Gascó, ha insistido en que se cree un cuerpo único de bomberos de la Generalitat, pero en la Agencia de Respuesta a las Emergencias y no en otra mercantil que abra la puerta a la iniciativa privada, y ha criticado que no se haya frenado “el urbanismo depredador” de proyectos como Puerto Mediterráneo, al que ha acusado de estos incendios, mientras que el diputado de Compromís, Juan Ponce, ha agradecido el “esfuerzo titánico” que se hizo en el incendio de Llutxent, y ha avanzado que el cuerpo único de bomberos será para la segunda parte del Botànic la próxima legislatura.

Obras emergencia

Por otra parte, el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, ha anunciado que el Gobierno, a través de la Dirección General del Agua del Ministerio de Transición Ecológica ha actuado de forma rápida, ya que las obras comenzarán en las próximas semanas.

Según ha explicado, con estas medidas se trata de recuperar los cauces afectados, mediante la retirada de todo el material vegetal quemado, así como reparar las erosiones y daños en la sección de los mismos. También se realizarán plantaciones  de especies de ribera, tanto arbóreas como arbustivas en aquellos cauces donde el bosque de galería haya resultado afectado.

Asimismo, se construirán aquellos elementos de control de la erosión que resulten pertinentes, como fajinas y albarradas en aquellas zonas sensibles que lo requieran.