Cubanos residentes en Valencia celebran a su patrona, la Virgen de la Caridad del Cobre

Se celebró una eucaristía, presidida por monseñor Ros, en la parroquia de San Miguel de Soternes, en Mislata, así como una cena solidaria

Cubanos residentes en Valencia, en localidades del área metropolitana y también de las provincias de Castellón y Alicante celebraron ayer, sábado, la festividad de su patrona, la Virgen de la Caridad del Cobre, con una misa y una cena solidaria en la parroquia de San Miguel de Soternes, en Mislata.
La misa fue presidida por el obispo auxiliar de Valencia monseñor Arturo Ros, según ha indicado el párroco, Olbier Hernández, nacido en Cuba y delegado diocesano de Migraciones del Arzobispado. En la misa, participaron también feligreses de otras nacionalidades latinoamericanas.
Al finalizar la eucaristía, monseñor Arturo Ros impartió la bendición final con la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre en la plaza junto a la parroquia. Posteriormente, tuvo lugar una procesión por la misma plaza con la imagen de la patrona de Cuba, perteneciente a una familia de feligreses de la parroquia.
Además, con motivo de la fiesta la Virgen de la Caridad del Cobre se realizó también una cena solidaria, a las 20.30 horas, en la plaza junto a la parroquia, cuya recaudación se destinó “al proyecto denominado ´Tocan a mi puerta` de ayuda a niños y ancianos de una residencia en la ciudad cubana de Holguin. Este proyecto es promovido por  el obispo emérito de la diócesis cubana de Holguín-Las Tunas, monseñor Héctor Luis Peña”, según Olbier Hernández. La fiesta finalizó con la actuación de un grupo musical cubano.
Las primeras celebraciones en Valencia en honor a la patrona de los cubanos comenzaron hace 15 años coincidiendo con la donación, por parte de monseñor Peña de una imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre a la parroquia del Rosario, ha explicado el párroco, cubano que impulsó también la veneración a la patrona.