Grito unánime a favor del Corredor Cántabro Mediterráneo

Miles valencianos y aragones reclaman inversiones en la línea entre Zaragoza y Sagunto, y denuncian su abandono por los distintos gobiernos españoles

Basta ya. Ese fue el grito unánime que miles de valencianos y aragoneses (más de 50.000 según la organización) realizaron este domingo por la mañana por las calles de Valencia para reivindicar inversiones para el Corredor ferroviario Cantábrico Mediterráneo que une las dos autonomías, y cuyas condiciones actuales hacen que un trayecto entre Valencia y Zaragoza tenga una duración de más de cinco horas, al tratarse de una líneas abandonada por distintos gobierno españoles desde principios de los años noventa, y que ha sido excluida eternamente de las redes transeuropeas  de transportes. Se trató de una histórica manifestación frente a los distintos gobiernos que han dejado esta infraestructura abandonada desde hace años.

La manifestación, convocada por la Confederación de Asociaciones Vecinales y de Consumidores de la Comunidad Valenciana (CAVE-COVA) y asociaciones aragonesas con el lema Por la cohesión social: corredor Cantábrico-Mediterráneo, ha comenzado en la Estación del Norte y ha terminado en la Avenida Navarro Reverter con la lectura de un manifiesto. Y ha contado con gran presencia política, a excepción del Consell de la Generalitat, cuyo único representante ha sido el conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, que estaba acompañado por su homóloga aragonesa, Marta Gascón. No ha sucedido lo mismo con el resto de instituciones. Así, han estado el alcalde de Valencia, Joan Ribó; la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, el president de Les Corts, Enric Morera, el presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, los alcaldes de Sagunto y Torrent, Quico Fernández y  Jesús Ros, respectivamente, junto al presidente de CAVE-COVA, Juan Antonio Caballero. También, estaban los representantes de los agentes económicos y sociales,  como los secretarios generales de UGT y CCOO, Ismael Sáez y Arturo León, respectivamente, y la presidenta de CEV Valencia, y de EVAP, Eva Blasco, así como de los distintos partidos políticos con representación parlamentaria, como portavoz municipal de Ciudadanos, Fernando Giner, junto al secretario de organización de Ciudadanos en Aragón, Ramiro Pérez, el diputado nacional de Compromís, Joan Baldoví, el secretario de organización del PSPV-PSOE, José Enrique Muñoz, la secretaria provincial del PSPV-PSOE, Mercedes Caballero, la eurodiputada socialista, Inmaculada Rodríguez Piñeiro, la secretaria provincial del PSOE de Teruel, Maite Pérez, el vicesecretario general del PSPV-PSOE, Manuel Mata, la diputada nacional, y vicesecretaria regional, Elena Bastidas, y los senadores, Pedro Agramunt y Antonio Clemente, entre otros, así como representantes de la patronal y sindicatos aragoneses.  

En definitiva, se tratado de un gran clamor a favor de una de las infraestructuras claves para la España Circular en materia de infraestructuras, que ha contado con un gran respaldo ciudadano a favor de una infraestructuras ferroviarias más importantes para el desarrollo de las comunidades valenciana y aragonesa, y más abandona por todos los gobiernos centrales desde principios de los años noventa, quedando siempre relegada, la última vez el documento de redes transeuropeas que tiene que aprobar próximamente la Unión Europea.

A lo largo de la manifestación todos los representantes políticos e institucionales presentes han tenido un único grito; “un tren para el siglo XXI, que ponga fin a años de transporte ferroviario tercermundista” entre las dos comunidades de la antigua Corona de Aragón.

A lo largo de la marcha se ha parodiado el actual tren con una representación en cartón, con lemas como “¿De verdad es este?” o “Tenfe“, en referencia a Renfe, y se ha podido escuchar la música de batucadas y bandas y leer lemas como “Teruel existe”, “Ser pocos no resta derechos” y “Cúmplase lo publicado en el BOE”.

Según ha afirmado el presidente de CAVE-COVA, Juan Antonio Caballero, durante la lectura del manifiesto final: “La conexión de los puertos de Santander, Pasajes, Bilbao, Castellón, Sagunto y València, así como la conexión de las Comunidades Autónomas de Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón y la Comunidad Valenciana son avales de imposible contestación para este corredor”.

Caballero ha señalado que con el Corredor “los tiempos se acortarán, las personas podrán relacionarse mejor, mejorará el comercio y el transporte de mercancías”, mientras que el portavoz de la federación vecinal aragonesa, Tomás Guitarte, ha criticado que “sorprende que debamos estar reivindicándola constantemente”, y ha insistido en la importancia social y económica de esta conexión “entre la tercera ciudad más poblada de España, Valencia, y la quinta, Zaragoza”, además de la conexión entre el puerto de Sagunto y la plataforma Plaza. En su opinión, “Teruel se juega en este envite un paso decisivo en su subsistencia”,y ha recordado que la suya es “una provincia que ha visto como sus gentes han tenido que dejar sus hogares en busca de un futuro que se les niega por falta de oportunidades”.

Por su parte, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha apostado por “hacer perdurar” la conexión que siempre ha existido entre Aragón y la Comunitat con una infraestructura que, ha manifestado, “debe hacerse con trazos del siglo XXI”,  mientras que la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha considerado que el ferrocarril “debe ser una opción de futuro para Teruel”, y ha reivindicado la construcción de una infraestructura “tan fundamental como lo fue en su día la autovía Mudèjar”.