Ford anuncia una nueva reestructuración en Europa que genera preocupación en Almussafes

Se asegura que “no invertirá ni un euro más en Europa en vehículos que no tengan la rentabilidad asegurada”

La multinacional automovilística Ford prepara una nueva reestructuración de sus fabricas en Europa. Así, lo han anunciado este martes a los dirigentes  de la compañía durante una reunión con el comité de empresa europeo en Colonia (Alemania). Ello supondrá una revisión de todas las plantas de producción de vehículos y motores que tiene en el viejo continente (España, Inglaterra, Alemania, Turquía y Rumanía), y prevé el cierre de instalaciones, el recorte de sus plantillas, así como la disminución de la producción de vehículos para reducir costes.

Así, lo ha explicado secretario general de la sección sindicial de UGT-Ford, Carlos Faubel, que ha mostrado su preocupación por el futuro de la factoría de Almussafes: “el mensaje que nos han transmitido es que Ford no invertirá ni un euro más en Europa en vehículos que no tengan la rentabilidad asegurada”, señaló Faubel. Los ejecutivos no desvelaron que modelos o segmentos cumplen esos requisitos y les emplazaron a una futura reunión en noviembre.

Por el momento, la multinacional no ha despejado el futuro de Almussafes, una de las factorías más flexibles dada la diversificación de sus modelos (Kuga, S-Max, Mondeo, Galaxy, Transit Connect y Tourneo) y motores y que emplea a más de 8.000 trabajadores. Mientras tanto, Ford ha empezado la producción en su planta de Colonia de la furgoneta eléctrica de reparto destinada a la empresa subsidiaria de Deutsche Post StreetScooter, denominada Work XL.

En la fabricación de esta furgoneta eléctrica, que tiene una autonomía de hasta 200 kilómetros, trabajan 180 empleados en dos turnos para ensamblar hasta 16 unidades diarias, lo que supondrá alcanzar una producción anual de 3.500 unidades, según informa Efe.

Ford fabricará esta furgoneta con una gama de motores eléctricos y baterías de iones de litio, que entregarán hasta 122 CV de potencia. La compañía invertirá 9.500 millones de euros y planea tener 16 vehículos completamente eléctricos dentro de una cartera global de 40 vehículos electrificados hasta 2022.