El Consell defiende la conectividad de la Comunitat con el resto de Europa

Puig insiste en Bruselas en la necesidad de acelerar el corredor Cantábrico-Mediterráneo y anuncia un encuentro sobre migraciones invitando a las regiones de las dos orillas del Mediterráneo

La lucha por el Corredor Cántabro Mediterráneo y su inclusión en el mapa de Redes Transeuropeas continua tras la manifestación del pasado domingo por las calles de Valencia. Este miércoles, el president de la Generalitat, Ximo Puig, dio un paso más al abogar por la consolidación de la conectividad de la Comunitat Valenciana con el resto de Europa. Según ha explicado durante su intervención en el 131º Comité de las Regiones como representante de la delegación española en Bruselas, “nosotros lo que queremos es estar presentes en todos los debates que puedan introducir algún tipo de aportación a nuestra conectividad”.

Puig ha asegurado que para la Comunitat hay dos corredores fundamentales “el Cantábrico-Mediterráneo y, por otra parte Madrid-Valencia, que se había quedado ausente en la propuesta española de Redes Transeuropeas”.

En el Comité de las Regiones también se ha planteado la conectividad por razones de carácter militar y, en este sentido, el jefe del Consell ha incidido en la importancia de conectar “el Atlántico y el Mediterráneo a través de Lisboa y Valencia”. Puig ha argumentado que se trata del corredor “más rápido y con mayor interés estratégico”.

De igual manera, ha avanzado que “el mes que viene se volverá a insistir ante el pleno del Parlamento Europeo en la redefinición de los corredores europeos” y ha expresado su alegría por que “las ponentes del Comité de las Regiones han aceptado las propuestas de la Generalitat”.
Encuentro sobre migraciones

Durante la sesión del Comité, Puig también ha puesto sobre la mesa la necesidad de “afrontar las migraciones desde la perspectiva de la corresponsabilidad” entre las regiones del Mediterráneo.

Así, ha anunciado que convocará en los próximos meses a las regiones implicadas de las dos orillas del Mediterráneo, a un encuentro en la Comunitat para tratar las migraciones. Según ha explicado, “las regiones tenemos un papel esencial en esta cuestión y debemos contribuir a una nueva política para conseguir una migración ordenada y segura”.

En este sentido, ha añadido que de lo que se trata es de “facilitar la integración de los que llegan y de promover el desarrollo en los países de procedencia”, yha indicado que “no se puede, bajo ningún concepto, continuar como hasta ahora”.

Así, ha recordado que “desde 2016 han muerto casi 100.000 personas y esto es insoportable ética y moralmente”, y ha recordado que la Comunitat Valenciana acogió al Aquarius “cuando vagaba por el Mediterráneo con centenares de personas”.