La Sindicatura denuncia “incumplimientos significativos” en las contrataciones de À Punt

Detecta falta de control y transparencia en la gestión de recursos y en los gastos de personal, repitiéndose defectos criticados de la antigua cadena RTVV

Se cumplieron las peores perspectivas entorno a la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC), tal y como se había advertido desde Presidencia de la Generalitat y los gestores del ente las ignoraron. Además, muchos de las anomalías  detectadas son similares a las de la antigua cadena autonómica, Radio Televisión Valenciana (RTVV). Este miércoles la Sindicatura de Comptes ha publicado su primer informe de auditoría  del ente público, en el que ha detectado “incumplimientos significativos” en la contratación de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación, como la falta de regulación “suficiente” de los principios generales de contratación pública en la norma aprobada por la CVMC para contratar producción asociada.

La Sindicatura ha efectuado una auditoría financiera de las cuentas anuales de la CVMC del ejercicio 2017, en la que ha detectado una contabilización “inadecuada” de los saldos por transferencias de la Generalitat, que han generado un “aumento improcedente” de las cifras del balance del pasado ejercicio.

El informe además alerta del “insuficiente contenido informativo” de la memoria sobre las existencias de la CVMC e indica que la mayor parte de estas, 4,2 millones de euros, corresponde a pagos anticipados a las empresas adjudicatarias cuando se formalizaron los contratos. Sin embargo, según la Sindicatura, estas empresas no han hecho “ninguna entrega de materiales” ni la CVMC ha asegurado sus pagos “requiriéndolos las garantías oportunas”.

Asimismo, la Sindicatura refleja un “insuficiente contenido informativo” de la memoria sobre los gastos de personal. Según explica que, a 31 de diciembre de 2017, de los 62 puestos de trabajo previstos en la plantilla había cubiertos 48, todos de manera provisional mediante bolsas de trabajo temporal; de estos 48 puestos, 42 (el 87,5 %) se han cubierto con personal de RTVV.

La auditoría incluye un total de dieciséis recomendaciones para mejorar la gestión de la CVMC, entre ellas cuatro referidas a los gastos de personal y diez sobre la contratación.

Respecto a los gastos de personal, señala que en 2017 la CVMC ha pagado 5.277 euros en concepto de primas de responsabilidad civil de los administradores y directivos tanto de la CVMC como de la sociedad anónima, por daños ocasionados en el ejercicio del cargo.

La Sindicatura pide que se ponga “especial énfasis” en verificar que las coberturas de estos seguros no incluyen los supuestos de culpa o negligencia grave, y señala que su contratación tendría que estar amparada en una norma aprobada por el Consejo Rector que regule los límites y el procedimiento.

Además, indica que los expedientes de personal revisados por la Sindicatura no estaban completos ni actualizados, por lo que pide medidas para resolverlo, y explica que la gestión de nóminas está externalizada mediante un contrato de servicios con una empresa privada, por lo que recomienda que se haga con medios de la CVMC.

De igual manera, denuncia que el Consejo Rector de la CVMC no ha realizado la evaluación anual de la directora general de la sociedad anónima, prevista en el contrato de alta dirección firmado el 9 de marzo de 2017, y recomienda que esa evaluación anual se haga los primeros meses de cada ejercicio.

Respecto a la contratación, pide mecanismos de control interno “adecuados” en la valoración de los criterios de adjudicación, para que se cumplan los requisitos legales, y que las fórmulas para valorar las ofertas económicas no otorguen puntos a las ofertas sin baja.

También reclama métodos de control efectivos para que el personal responsable de la CVMC lleve a cabo un seguimiento “adecuado” de todas las cláusulas de los contratos, y que las facturas de los proveedores y acreedores se verifiquen con los justificantes de los suministros y servicios debidamente comprobados.

Asimismo, plantea que la CVMC designe un encargado de velar por el cumplimiento de los contratos, el cual puede solicitar a las productoras en cualquier momento los costes de las partidas incluidas en el presupuesto del proyecto, y cree un registro de entrada de facturas.