El empadronamiento de Català en Valencia dispara los rumores sobre su candidatura municipal

La ex alcaldesa de Torrent, y ex consellera, es una de las opciones que la baraja la dirección nacional, aunque no se descarta aún la opción de un independiente

El presidente del PP, Pablo Casado, se anunciará el próximo sábado en Valencia para el candidato – a la Alcaldía además de confirmar a la líder regional, Isabel Bonig, como cartel electoral popular a la Generalitat, salvo sorpresas de última hora.

En caso municipal, no se sabe aún quién será el candidato. Desde la dirección nacional no se aporta ninguna pista, aunque este martes ha vuelto a asegurar que no se puede descartar la opción de un independiente para las alcaldías de Madrid y Valencia. Sin embargo, a falta de cuatro días de que se desvele la incógnita, la favorita para ser la cabeza de cartel es la ex consellera María José Catalá. Y a ello, ha contribuido, la noticia difundida este martes, sobre la decisión adoptada por la portavoz parlamentaria de empadronarse en la ciudad de Valencia a finales del mes diciembre, a pesar de que ella insiste  en que no ha recibido una comunicación oficial sobre el asunto, sí decidió en la recta final del año.

De esta manera, Catalá pasa a tener su domicilio oficial en el Cap i Casal por lo que podría votarse a sí misma en el caso de ser la candidata a la alcaldía de Valencia. Una circunstancia nada baladí puesto que, de no haberlo realizado antes de concluyera el pasado ejercicio, no podría depositar su voto en la capital. Con este movimiento, el patrón adoptado indica que Catalá debería -salvo sorpresa- ser la candidata en la capital.

Catalá hasta el momento no tenía fijada su residencia en Valencia sino en su localidad natal, Torrent, donde en 2007 fue la primera alcaldesa popular de la localidad de Horta Sud, tras muchos años de gobierno socialista, aprovechando algunos rumores del entonces primer edil.

Junto a la torrentina se han barajado otros nombres, entre ellos: el del portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, el del presidente de la gestora local, Luis Santamaría, así como otros de fuera del mismo como el magistrado Fernando de Rosa o el abogado Manuel Broseta, quien se autodescartó inmediatamente