El artista ilicitano Luis Ximénez ilumina Valencia con una selección de sus últimas 20 obras

‘La Sala de Exposiciones de la Biblioteca Clara Santiró i Font’, ubicada dentro del Centro Cultural La Rambleta, acoge todo el mes de enero la exposición

Desde el pasado jueves 17 de enero, y hasta final de mes,  numeroso público está visitando la exposición del artista ilicitano, Luis Ximénez, que bajo el título: Ventanas, está mostrando en ‘La Sala de Exposiciones de la Biblioteca Clara Santiró i Font’, ubicada dentro del Centro Cultural La Rambleta. En la misma se pueden contemplar una selección de más de 20 pinturas de su última etapa.

“Mujer de rojo”, La Safor”, “Altiplano”, “Noche azul plomo” y “Roca y Mar” son algunos de los cuadros que se pueden ver en esta muestra, en los que utiliza una técnica personal y novedosa. Son cuadros pintados sobre tablas de madera, con los dedos, no usa pincel ni hay líneas, no tiene nada que ver con el óleo. Trabaja con capas de masa de color donde los colores, fríos, cálidos y neutros se complementan. En cuanto a materiales utiliza pigmentos orgánicos y materiales nobles, como el polvo de cristal, carbonatos, sílices y alabastro en polvo, entre otros.

Como él mismo explica: “La naturaleza en su amplitud tiene algo de hipnótica y participativa. Bajo este prisma, presento ‘ventanas’, una serie de pinturas en las cuales dejo a un lado el dibujo lineal y el pincel, por entramados de la materia pictórica, en un intento de que sea el propio espectador quien complete la imagen; pretendo sugerir más que definir en el detalle, acercar al hombre a la belleza de un mundo que nos enriquece”.

De esta manera, entiende que “mis pinturas son hijas y ciudadanas de donde soy, de la tierra bañada por el Mediterráneo, con sus luces y sus sombras; en ellas me identifico con lo que soy, lo que veo con mis ojos miopes, en una búsqueda de la sencillez compositiva para tejer el hilo conductor que hay entre el espectador y la obra. No quiero muros sino construir puentes”.

Luís Ximénez empezó a pintar con 7 años alternando sus estudios con las clases de dibujo y pintura. Ha expuesto en Estados Unidos, Canadá, Francia e Italia. En 1994 entra en contacto con el escultor italiano Ginesio Di Girolamo, y conoce el mundo de la fundición de bronce, realizando obras en conjunto. Ese mismo año crea la escultura “La Dama Policromada” (actualmente en Venecia), una inusual combinación artística y arqueológica.

Cuenta con producción artística en España, Venezuela, Francia (París, Cannes), Italia, Estados Unidos (Seattle,  San Francisco, Spokane, Augusta) e Inglaterra (Londres).