Catalá mantiene la confianza en Eusebio Monzó y califica como “muy extraña” su imputación

Se propone rehacer la toda la política de movilidad del Govern de la Nau, porque “hay que volver a cruzar Valencia en 15 minutos”

La alcaldable de los populares a la Alcaldía de Valencia, María José Catalá, ha señalado en Ciclo Empresarial de Capital Radio CV en relación con la situación de investigado en la que se encuentra Eusebio Monzó, único edil que permanecía exento de causas judiciales en el grupo municipal popular que “voy a seguir contando con él, porque ha hecho un gran trabajo y es un baluarte para nuestro proyecto político después de afrontar una legislatura muy extraña”.

Catalá ratifica su confianza en el que continúa siendo portavoz del grupo del PP en el Ayuntamiento de Valencia, Eusebio Monzó, después de su anómalo trabajo al tener que coordinar con la dirección regional la situación de interinidad en la que quedaron el resto de sus compañeros concejales, investigados dentro del Caso Taula, en la legislatura que ahora finaliza. En su  opinión, “la jueza ha decidido implicarlo en un proceso que concluía en dos meses, lo cual resulta muy extraño”.

Sin embargo, según la candidata de los populares, “estoy convencida de que no se ha llevado un euro, ya que la investigación se debe, únicamente, a que formaba parte de ese consejo de administración. Por tanto, cuento con él para ser un equipo y no una bicefalia en nuestro grupo municipal de Valencia”.

“Hay que volver a cruzar Valencia en 15 minutos”

Por otra parte, María José Catalá tiene claro que la movilidad se convertirá en uno de los epicentros de la campaña electoral que dará paso a las elecciones del 26 de mayo. En su opinión, “la crispación se ha convertido en la tónica dominante entre los habitantes y usuarios diarios de Valencia por la implantación de una movilidad caótica a cargo de Grezzi y Ribó. Por ese motivo queremos recuperar una circulación fluida que permita cruzar la ciudad en 15 minutos, como ha sido siempre”.

Y es que la alcaldable popular sabe bien de lo que habla, ya que a su aspiración de convertirse en la nueva inquilina de la Alcaldía de Valencia le suma su trayectoria y experiencia en la gestión urbana durante su etapa como alcaldesa de Torrent.

Por este motivo, Catalá “tiene claros los elementos que son necesarios para mejorar la movilidad de la ciudad sin entrar en el caos del tripartito, porque se han tomado decisiones sin consenso, abusando de los procesos participativos y perjudicando a los usuarios de vehículos y peatones por igual”.

En este sentido, la candidata del Partido Popular tiene claro que “hay carriles bici que revertiremos como los de Antic Regne o la calle Alicante por una simple razón, ya que no se puede dejar solo un carril de circulación que perjudique a los vehículos de emergencias. Y además, hay vías que se pueden convertir en ciclo calles, aunque es un modelo que habrá que aplicar con detenimiento, en consenso con los técnicos, porque la convivencia en un mismo espacio de bicicletas, coches, patinetes, ambulancias, bomberos, etc. puede resultar muy conflictiva cuando el límite sea impuesto a 30 km/hora”.

A este respecto, Enrique Martínez señala que “la Ordenanza de Movilidad llega tarde y mal y no puede solventar las actuaciones irregulares de Grezzi”, mientras que Ferrer y Matoses sostienen que “hay soluciones de movilidad, pero no deben ser aplicadas de manera arbitraria ya que cada actuación debe ser estudiada y en consenso con los técnicos”.

Un modelo de ciudad más limpia y segura con la implantación de Smart City

Por otro lado, Catalá destaca en relación con el modelo de ciudad que quiere, si resulta elegida alcaldesa, que “se caracterizará por ser una Valencia limpia, segura y cómoda, así como una urbe inteligente, recuperando el modelo de Smart City heredado de la etapa anterior del PP y cuya desarrollo ha resultado nulo durante esta legislatura por el tripartito”.

Una hoja de ruta que para la alcaldable popular “tenemos muy definida, porque así lo avala nuestra experiencia en gobernar. Un elemento que por cierto, nos diferencia claramente de Ciudadanos y también de VOX, quienes no producirán ningún tipo de sorpasso al Partido Popular tal y como le sucedió a Podemos con el PSOE”.

La infancia, eje del programa electoral

Uno de los factores sobre los que Catalá quiere orientar su futura política municipal si resulta elegida como alcaldesa de Valencia es orientarla hacia la infancia, “porque he aprendido mucho de mi etapa como Consellera de Educación y considero que queda mucho por hacer tanto en materia educativa como lingüística. Además, resulta curioso que Sandra Gómez me achaque que dejé a 19.000 niños sin escuelas durante mi etapa en Educación cuando en Valencia inauguramos dos colegios en Ruzafa y el Marítimo. Por tanto, vamos a trabajar a fondo en esta vertiente, porque queda mucho por hacer”.

Cultura y tradiciones

Por último, Catalá señala en relación con las tradiciones y el legado de personajes ilustres como Blasco Ibáñez que en el primer caso “resulta curioso que Ribó acuda al Año Chino mientras se olvida, por ejemplo, de las celebraciones vicentinas. Y por otro lado, es indecente que el Ayuntamiento de Valencia haya tensado la cuerda con la familia de Blasco Ibáñez con el único objetivo de baremar la propiedad del chalet de la Malvarrosa. Por tanto, estamos ante un desagravio por partida doble ya que Compromís y PSPV ni respetan las tradiciones ni se preocupan por los legados que nos dejaron nuestras figuras más ilustres”.