Hosbec denuncia el “crecimiento sin límites” de las plataformas online de apartamentos turísticos

Según la patronal turística, la ley de turismo “no ha conseguido paralizar su crecimiento”, y recuerda que Airbnb facturó 144 millones en Valencia, incrementado su facturación un 40% en 2018.

La patronal hotelera, Hosbec, a través de BigDataHosbec, ha realizado un estudio del funcionamiento de las plataformas online de apartamentos turísticos, del que destaca  el “crecimiento sin límites” de las mismas. Según el estudio, una de estas plataformas, Airbnb facturó 144 millones de euros en la ciudad de Valencia durante 2018, incrementado su facturación.

Una de las primeras conclusiones sobre la actividad de esta plataforma online que comercializa estancias turísticas en viviendas particulares no se hace esperar: lejos de frenar su actividad su oferta se amplía año a año y su facturación se eleva por encima de los 60 millones de euros en 2018 y acumula 140 millones desde el inicio de este boom allá por el año 2015.

Así, en este último año, la oferta de Airbnb se ha incrementado considerablemente. Si en abril de 2018 se comercializaban en la capital valenciana 3.666 viviendas completas y 1.802 habitaciones compartidas (a pesar de que la normativa turística las prohíbe expresamente), esta planta de alojamiento disponible ha crecido en los últimos meses hasta comercializar 4.504 apartamentos y 1.942 habitaciones privadas, lo que supone una capacidad alojativa de más de 30.000 turistas al día.

En los últimos 12 meses, y a pesar de la puesta en marcha de la Ley del Turismo, Ocio y Hospitalidad que requiere el informe de compatibilidad urbanística, la oferta de comercialización de viviendas en Airbnb se ha incrementado un 20%.

La profesionalización del alojamiento turístico en viviendas es claro cuando observamos que el 43% de estas viviendas se ofrecen al tráfico turístico de forma permanente durante todo el año y que el 57% de los propietarios tienen más de una vivienda en comercialización.

Los datos analizados nos dan pistas de las preferencias sobre el tipo de vivienda que se comercializa: la vivienda tipo es la compuesta por dos dormitorios y aloja a una media de 4,7 turistas en cada contrato comercial de alojamiento cerrado a través de esta plataforma.

En cómputo general, la actividad e Airbnb en Valencia ha tenido un crecimiento anual del 57%, con una ocupación media del 43%, un tarifa media diaria de 77 euros y unos ingresos mensuales por vivienda que rozan los 800€.

De esta manera, en opinión de la patronal hotelera, el negocio que Airbnb realiza en Valencia no parece conocer la crisis, pues, en cuatro años  se  ha pasado de una facturación de 6 millones de euros en 2015 a a 45 millones en 2017, y 66 millones en 2018, lo que supone un crecimiento de más del 40% sólo en este último año.

Por zonas, según Hosbec, Ciutat Vella con 1653 propiedades en comercialización, a Playa de la Malvarrosa, con 871 propiedades y L’Eixample con 700 son los tres principales núcleos de actividad de Airbnb en la ciudad. Los mayores datos de rentabilidad económica se dan también en Ciutat Vella con una tarifa diaria de 83 euros y un revenue (ingresos) mensual de 974 euros por viviendas.

Según Hosbec, “a pesar de que muchos intereses no quieran ver la evidencia, la realidad de los datos muestra que nos encontramos ante una verdadera hotelización de las viviendas particulares y en ningún caso ante una actividad residencial cuando analizamos la duración de las estancias de los turistas que contratan a través de esta plataforma”. Así, recuerda que “más del 70% de las reservas se realizan por una o dos noches sólo, mientras que las reservas que superan las 7 noches sólo suponen el 5% del total”

En este sentido, la patronal hotelera denuncia la existencia de una competencia desleal, pues, “no parece que ninguna normativa haya supuesto ninguna restricción a la competencia a la vista de estos datos de evolución del negocio de esta plataforma”.