Fernando del Molino: “Hemos demostrado diálogo, pero el Consell tiene que dar una solución, porque el tiempo se acaba”

Los taxis han bloqueado este jueves algunas arterias y vías céntricas de Valencia

La “patata caliente” tal y como la definía recientemente el Presidente del Sindicato del Taxi de Valencia, Fernando Del Molino, ya le “quema al Consell”, después de que el sector considere que el Gobierno Valenciano empieza a dar largas en la resolución del conflicto con las VTC y de haber mostrado “una actitud conciliadora y dialogante en la Com. Valenciana”.

Y es que la fórmula del Decreto Ley que pretende aprobar la Conselleria de Obras Públicas y Territorio dirigida por María José Salvador, empieza a tener los días contados para su aprobación, debido a la cercanía de la disolución de Les Corts que se producirá el próximo mes de marzo como consecuencia de la convocatoria de las elecciones autonómicas de mayo.

Por este motivo, ambas partes buscan soluciones, pero la realidad es que los taxis han bloqueado esta mañana algunas arterias y vías céntricas de Valencia como San Agustín, Guillén de Castro o Blanquerías, así como la marginal derecha del antiguo cauce del Turia o el acceso a Fernando El Católico.

Así, la protesta ha tenido lugar entre las 10.30h y las 12.30 horas, concluyendo con la lectura de un manifiesto por parte de las asociaciones y sindicatos con representación en el taxi frente al Palau de la Generalitat para mostrar su disconformidad entre otras cuestiones, con los 15 minutos de precontratación y la prohibición de captar a viajeros en la calle por las VTC que ofrece el Decreto del Consell.

En este sentido, Fernando del Molino, Presidente del Sindicato del Taxi de Valencia señala que “hemos ocupado hoy dos carriles de algunas calles para realizar la protesta con el  objetivo de mostrar nuestro malestar con la situación, pero sin molestar a los ciudadanos, dejando libre el tránsito de un carril así como del habitual para el bus y el taxi”.

Y si hemos llegado a esta situación – sostiene Del Molino – es   “porque podemos llegar a aceptar una hora de precontratación, ya que es lo mínimo que nos puede ofrecer la Generalitat, así como impedir a las VTC su geolocalización a través de la aplicación del móvil”. Sin embargo – para el Presidente de la Federación de Autónomos del Taxi de la CV – también aparecen otras cláusulas en el Decreto Ley del Consell como la imposibilidad de que las VTC recojan a viajeros en la calle o no poder estacionar en lugares de recogida de personas como estaciones de tren o aeropuertos cuando eso ya lo contempla el Reglamento General de Circulación”.

Un motivo por el que Del Molino considera que Ximo Puig “no hace nada por solucionar el problema ya que su única respuesta es pedir perdón al sector por no poder poner más inspectores para controlar la actividad de las VTC”.

Así que ante esta tesitura el tiempo se acaba tanto para el taxi como para el Consell, habida cuenta de la convocatoria inminente de elecciones en marzo, con lo que buscar soluciones resultará vital para la convivencia del transporte valenciano