Puig apuesta por el dialogo social como principal estrategia de competitividad de la Comunitat

Anuncia la elaboración de una Estrategia Valenciana del Agua, una Estrategia Valenciana para la Biodiversidad, así como el desarrollo de una ley de Economía Circular

El president de la Generalitat en funciones, Ximo Puig, durante su discurso de investidura ha apostado por relanzar el diálogo social con una estrategia de cuatro años en el horizonte 2030, como elemento clave para esta nueva legislatura, para mejorar la competitividad y el crecimiento de la Comunitat, donde ha lanzado un guiño a Unidas Podem, a priorizar las estrategias contra el cambio climático.

Puig ha afirmado que la tasa de paro es hoy diez puntos más baja que hace cuatro años y la Comunitat Valenciana se ha situado por debajo de la media española, en un “clima de confianza” que se ha traducido en confianza empresarial “positiva”, crecimiento en un 108% de la inversión extranjera, un aumento en el número de turistas que ha duplicado los datos de 2014, con 9,2 millones de visitantes, en la creación de 271.053 puestos de trabajo.

Estas mejoras, en su opinión, han sido posibles por un escenario “de estabilidad, honradez y diálogo”, y “la acción responsable” de empresarios y trabajadores, representados por los sindicatos y las organizaciones empresariales, ha propiciado ese entorno de confianza.

Estrategia Valenciana del Agua

De igual manera, el president ha anunciado la creación de una Estrategia Valenciana del Agua y una Estrategia Valenciana para la Biodiversidad, así como el desarrollo de una ley de Economía Circular y otra de Bienestar Animal; y la creación de un Centro de Control de la Contaminación Atmosférica; además de un Pacto por los Bosques Valencianos.

Así, Puig ha propuesto la declaración de emergencia climática en la Comunitat Valenciana, ya ue, “estamos consumiendo y degradando” este planeta, “que es nuestra vida”, y ha afirmado que no habrá crecimiento sostenible si no se aborda “con decisión la lucha contra el cambio climático y la transición energética”. A su juicio, “la transición energética ya no es solo una cuestión de justicia o de ecología, sino también una cuestión de supervivencia y de seguridad para la vida de las personas”,

Por ello, ha anunciado una ley de Cambio Climático y Transición Ecológica, que incorporará un fondo específico de adaptación, medidas de fomento de las energías renovables y la integración de la política de sostenibilidad energética en todas las áreas de gestión.