L’Alfàs y la UA colaboran en la reconstrucción virtual del Molí de Mànec

El ayuntamiento impulsa una jornada de limpieza del litoral del Parc Natural de la Serra Gelada

Voler a ver el Molí de Mànec funcionando, obrando la transformación de trigo en harina, será realidad gracias a las nuevas tecnologías, ya que el proyecto que actualmente desarrolla el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi y que se financia a través del Programa Operativo FEDER 2014-2020 de la Generalitat Valenciana contempla la reconstrucción virtual de toda la maquinaria.

Así lo ha destacado el alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques, tras la visita que ha realizado al molino junto a los concejales de Cultura y Patrimonio, Manuel Casado; Presidencia y Relaciones Institucionales, Mayte García; Educación y Formación, Dolores Albero, y Hacienda, José Plaza.

Arques ha explicado que este proyecto consta de dos vertientes: de un lado, la parte de obra, “destinada a evitar que la degradación del molino vaya a más”, con la eliminación de escombros y la consolidación de las estructuras y, de otro, la reconstrucción virtual del molino, “un elemento de gran potencialidad turística que permitirá hacer comprensible el funcionamiento de toda la ingeniería, incluso la que estaba en el subsuelo”.

El Grupo de Patrimonio Virtual de la Universidad de Alicante colabora con el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi en este proyecto de arqueología virtual, que incluye también la fotogrametría del molino. Según ha destacado Carolina Frías, técnica de Patrimonio Municipal, “vamos a documentar las estructuras, las patologías y las fases constructivas del molino y con esta información reconstruiremos en 3D el funcionamiento de toda la maquinaria para que el visitante pueda realizar el mismo recorrido del agua y ver cómo giraban las piedras y se trituraba el grano”.

El proyecto de rehabilitación del Molí de Mànec supone una inversión de 250.000 euros.  Declarado Bien de Relevancia Local, es el único molino -de los 6 existentes en el municipio- de titularidad municipal y se ubica en un entorno de un valor paisajístico y ecológico singular, en el barranco de Carbonera, uno de los corredores verdes de l’Alfàs.

La finalidad del proyecto es convertir en producto turístico y cultural un bien patrimonial vinculado al Reg Major de l’Alfàs que se encuentra en muy mal estado de conservación. En este sentido, se prevé que la actuación de recuperación y puesta en valor tenga un impacto económico, social y cultural en esta zona periférica del municipio.

El alcalde de l’Alfàs ha recordado que el Programa Operativo FEDER 2014-2020 de la Comunitat Valenciana dispone de dos líneas de actuación, una sobre patrimonio y bienes culturales, a la que se ha acogido el Ayuntamiento de l’Alfàs para finalizar la excavación y musealización de la Villa Romana de l’Albir y rehabilitar y poner en valor el Molí de Mànec, y otra de movilidad, que permitirá mejorar la conexión entre la zona de costa y el casco urbano con la construcción de una pasarela elevada sobre la N-332, cuyas obras se iniciarán en breve. Tres proyectos que suman una inversión de 1,5 millones de euros.

Jornada de limpieza del litoral

Por otra parte, el próximo martes 25 de junio se va a desarrollar una jornada de limpieza del litoral de la Serra Gelada, una iniciativa que impulsan las asociaciones Chelonia, Xaloc, el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi y el Parc Natural de la Serra Gelada y que se incluye en la iniciativa Mares Circulares de Coca-Cola.

Se han previsto tres modalidades de limpieza: terrestre, que abarca la zona sur de la playa de l’Albir y las calas de piedra del parque natural con acceso a pie; submarina, gracias a la colaboración del Club de Buceo Scorpora y, finalmente, con Paddel Surf, para llegar hasta las calas del litoral donde sólo se puede acceder a través de embarcación.

La iniciativa, abierta a la participación de toda la ciudadanía, cuenta con la colaboración de Centro de Actividades Náuticas Tsunami, Cruz Roja, Centro de Buceo Scorpora, las asociaciones Cuidemos El Albir y We love Albir y el Grupo IV Scout de l’Alfàs del Pi.

La recepción de los participantes se prevé entre las 9:00 y las 9:30. A continuación, se procederá a explicar la actividad, realizar la división en grupos y proceder al reparto de material para iniciar la limpieza de las diferentes zonas de actuación y, finalmente, proceder al pesaje y categorización de los residuos rescatados.

Desde la organización se incide en la importancia de traer ropa cómoda y protección para el sol. Se entregarán entre los participantes guantes y bolsas de colores para la recogida selectiva.