Toni Gaspar reelegido presidente de la Diputación con la sombra de Jorge Rodríguez

Elegido con los votos de los 13 diputados socialistas, 5 de Compromís y el único diputado de la Vall nos une, mientras que Ciudadanos, Vox y el PP-CV exhiben su falta de unidad de criterio

PSPV y Compromís demostraron este miércoles su capacidad de alcanzar acuerdos y superar las divergencias y problemas durante la sesión de constitución de la Diputación de Valencia, donde el alcalde de Faura, Toni Gaspar, ha salido elegido presidente de la corporación provincial con el apoyo de los 13 diputados socialistas, los 5 de Compromís y el único diputado de La Vall ens Uneix, el partido creado por el ex presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, que reivindicó sus tres años de gestión en la institución. Por el contrario, Ciudadanos, Vox y el PP-CV, han exhibido  una falta de unidad de criterio entorno a las posiciones de derecha, arrancando la legislatura con una dureza extrema especialmente la portavoz de Ciudadanos, Rocío Gil, que será la única representante femenina de los 13 diputados provinciales de la oposición.

Un pleno que arranca con 26 caras nuevas, donde únicamente repiten repiten el presidente y alcalde de Faura, Toni Gaspar, por el PSPV; la concejal de Bonrepós i Mirambell, Mª Josep Amigó, y el de Picanya, Xavi Rius, en representación de Compromí, y el alcalde de Alfafar, Juan Ramón Adsuara, y el concejal de Alboraya Modesto Martínez, en representación de los populares, y que en su sesión constitutiva ha contado  con la presencia del president de la Generalitat, Ximo Puig, el presidente de Les Corts, Enric Morera, y el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, la presidenta del Consell Jurídic Consultiu, Margarita Soler,  la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, los consellers de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler; Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló; y Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, el presidente de la FVMP, Rubén Alfaro, y el presidente de la Diputación de Castellón, José Pascual Martí.

Tras la tradicional toma de posesión de los diputados provinciales, y la reelección del de Toni Gaspar, como presidente de la corporación provincial valenciana, ha llegado la hora de los discursos, y cada uno ha vendido película. Mientras que tanto Gaspar, como los representantes de Compromís y del PSPV, María Josep Amigó y Pilar Sarrión, respectivamente, han mostrado una unidad de criterio político con el objetivo de avanzar y consolidar las políticas progresistas en las instituciones, en claro mensaje a los concejales de Valencia de cómo superar los obstáculos por un criterio superior. Por su parte,y el representante de La Vall ens Uneix, Joan Sanchis, ha defendido el legado del anterior presidente de la corporación, mientras que las tres fuerzas de derecha han mostrado una falta de criterio y han exhibido una fractura en la unidad de acción.

El recién electo presidente, Toni Gaspar, ha arrancado su discurso agradeciendo a Compromis, València en Comú y EUPV el gobierno de la anterior legislatura, como una  “coalición que ha estado unida desde la diferencia”, y se ha comprometido a “repetire con más fuerza un espíritu que desde hoy”, a pesar de estar a expensas de cómo se diseñará el futuro gobierno de la corporación, mientras que ha criticado “la política de corta de miras y titular fácil” de las fuerzas derecha, apelando a “acordar con los diferentes, gestionar la disparidad y administrar la diferencia”.

Gaspar ha repasado los retos de los próximos 4 años que le esperan a la Diputación que “debe situarse definitivamente en el siglo XXI y convertirse en un referente de eficacia”, y ha apostado por “políticas al servicio de los ayuntamientos, de justicia social, de feminismo y de cooperación institucional”. También, ha destacado como referente a sus padres y “toda una generación abnegada al trabajo que no dudaba en sacrificar parte de su presente para mejorar nuestro futuro; una generación que ofrecía más que exigía”.

En una línea similar se ha pronunciado María Josep Amigó, en representación del grupo Compromís, que ha recordado que en estos cuatro años “se ha acabado con la lotería de las subvenciones en una Diputación clasista y opaca que hemos modernizado desde la eficacia, la honestidad y la gestión de los recursos con pulcritud”, y ha instado a consolidar este cambio de paradigma y a seguir avanzando en esa autonomía municipal desde la colaboración con el resto de instituciones.

Amigó ha pronunciado un discurso de lealtad al PSPV y al proyecto iniciado en 2015: “desde entonces han pasado cuatro años intensos, con momentos difíciles, pero siempre hemos actuado por el bien común y hemos abierto las ventanas de la institución y se han dado pasos irreversibles”.

Por su parte, la portavoz socialista, Pilar Sarrión, ha tendido la mano para dialogar “con cualquier grupo e institución, con cabida para la discrepancia, en la línea continuista de la regeneración democrática iniciada por las fuerzas progresistas”.

Y a partir de este momento, cada representante político del resto de fuerzas ha escenificado su momento. Así, Joan Sanchís, de La Vall Ens Uneix, el partido del expresidente Jorge Rodríguez, ha realizado una defensa cerrada del mandato del alcalde de Ontinyent hasta que fue detenido el pasado verano en el marco de la Operación Alquería, asegurando que “estoy aquí para reivindicar la gran tarea de Jorge Rodríguez en la diputación con toda la fuerza de Ontinyent y que ha continuado Gaspar”, ha dicho.

En una  línea similar,  se ha expresado el portavoz de Vox, Joaquín Alés, que ha destacado el poder vertebrador de una institución que “hace más España sin entrar en competencia con España”.

Alés ha pedido simplificar la burocracia y “escuchar más que hablar”, al tiempo que ha rechazado el despilfarro, y se ha prestado a ser un “aliado” para fortalecer el trabajo conjunto porque en la corporación “se hace mucho y bien”.

Por su parte, el portavoz popular, Juan Ramon Adsuara, ha puesto un  “punto y aparte” con el pasado del PP de la Provincia de Valencia, y con sus antecesores, Alfonso Rus y Mari Carmen Contelles, y ha recordado que son el grupo mayoritario en la diputación, por lo que estarán enfrente del equipo de gobierno “para fiscalizar” y al lado “por el municipalismo”

Adsuara, también, ha puesto en valor la esencia municipalista de “una institución que trabaja desde la equidad, antesala de la igualdad, y sin distinguir entre colores políticos o pueblos grandes y pequeños”.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Rocío Gil, que además será la única mujer que representará a los 13 diputados de la oposición, ha seguido el estilo agresivo y duro del portavoz de Les Corts, Toni Cantó, para criticar el anterior gobierno de Toni Gaspar y  Jorge Rodríguez, cuyos alcaldes de la comarca, próximos al expresidente, la han abucheado desde el público al recordar que “se fue de aquí con las manos esposadas”, y asegurar que tanto los partidos del Botànic como el PP-CV han desprestigiado la corporación con “actitudes corruptas”.

Gil también se ha pronunciado en contra de las diputaciones, y ha apostado porque la corporación funcione como “un consejo de alcaldes provincial que ofrezca servicios mancomunados sin caer en duplicidades”, apostando por mancomunidades de servicios.