Pascual Sala se posiciona a favor de la recuperación del derecho civil valenciano

El ex Presidente del Tribunal Supremo, Constitucional y el Consejo General del Poder Judicial, Pascual Sala Sánchez, recibe el premio Gregorio Mayans de L´Associació de Juristes Valencians

La defensa del derecho civil valenciano es esencial para el futuro de la unidad España. Al menos, esa es la opinión del ex Presidente del Tribunal Supremo, Constitucional y el Consejo General del Poder Judicial, Pascual Sala Sánchez, que ha recibido este jueves  el premio Gregorio Mayans  de la L´Associació de Juristes Valencians, un premio que ha recibido de manos de la consellera de Justicia, Gabriela Bravo.

En su intervención, Pascual Sala se ha posicionado a favor de la recuperación del derecho civil valenciano, algo que, en su opinión, está totalmente justificado y ha cuestionado la decisión “injusta” del alto tribunal español paralizando el desarrollo del derecho civil valenciano recuperado con la reforma del Estatuto de Autonomía de 2006.

Según ha explicado, la recuperación del derecho civil valenciano “supone igualar de la legislación civil de los valencianos con la de Galicia, Navarra, Euskadi, Cataluña, Aragón y Baleares, que sí que lo han recuperado sin ningún problema, y no así por los valencianos”. En su opinión, “poder legislar sobre derecho civil no rompe la unidad de España sino contribuye a generar una unidad nacional más fuerte”, y así, entiende que si no se hubiera adoptado algunas decisiones no se hubiera llegada a las actuales tensiones territoriales en algunos territorios.

En este sentido, se ha pronunciado a la inclusión en la próxima reforma constitucional la posibilidad de incluir la inclusión del derecho civil valenciano para que sea un derecho para todos los valencianos, y lo ha calificado como un “derecho de un pueblo que los valencianos no debemos renunciar”.

Y no ha sido el único, también se han posicionado los presidentes de las diputaciones de Castellón, José Martín, (PSPV) y de Alicante, César Sánchez, (PP-CV) así como el el vicepresidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, Quico Fernández, (Compromís). que han destacado la labor de Gregorio Mayans como uno de los primeros reformadores e innovadores del pensamiento moderno en Europa, y se han posicionado a favor del derecho civil valenciano, y lo han calificado como un “instrumento vertebrador para el conjunto de España”. A su juicio, “es una injusticia que la Comunitat Valenciana sea el único territorio de la Corona de Aragón donde no se puedan aplicar derechos históricos como la separación de bienes, la custodia compartida o el régimen patrimonial”.

De igual manera, según ha explicado el presidente de L´Associació de Juristes Valencians, José Ramón Chirivella, cada día son más los valencianos que respaldan esta reivindicación más de 405 ayuntamientos valencianos de toda la Comunitat que han promovido la modificación técnica de la Constitución para volver a disponer de leyes civiles modernas y sociales, y corregir la discriminación que padecen los ciudadanos valencianos respecto a otros 15 millones de españoles de otras 6 Comunidades Autónomas, así como un centenar de entidades que han reclamado la utilidad del Derecho Civil Valenciano (sindicales, empresariales, agricultores, consumidores, vecinos, colegios profesionales.