Gandía presenta su nueva ordenanza del tráfico que regula los patinetes mecánicos y eléctricos

Prevé que los patinetes mecánicos no podrán circular por la calzada, sino por aceras y a un metro mínimo de distancia del peatón, mientras que los patinetes eléctricos podrán circular por carriles zona 30 y para bicicletas

El concejal de Tráfico y Movilidad, Nacho Arnau, acompañado del Intendente de la Policía Local de Gandía, Salva Morant, han dado a conocer las principales novedades de la nueva ordenanza municipal de regulación del tráfico a Gandia, que entra en periodo de información pública previa a su publicación definitiva en el BOP.

“Las principales novedades o modificaciones que hemos introducido desde la comisión técnica buscan adaptar la ordenanza en las nuevas formas de movilidad que se dan ya a todas las ciudades. Como por ejemplo, medidas para reducir la intensidad y la velocidad del tráfico o la regulación de los patinetes, tanto mecánicos como eléctricos”, ha asegurado Arnau.

Así, las normas para los patinetes mecánicos serán muy parecidos a las de las bicicletas. No podrán circular por calzada, pero sí por aceras a una distancia mínima de 1 metro del peatón.

En el caso de los patinetes eléctricos, se introduce la obligatoriedad del uso del casco y la contratación de un seguro de responsabilidad civil a terceros, solo para las empresas. Los particulares o personas físicas no tienen esa obligación, pero sí que se recomienda. No  podrán circular más de 6 patinetes en grupo sin monitor. Podrán transitar por carriles bici, calzada zona 30, aceras de más de 3 metros y una velocidad máxima de 10 km/h, siempre y cuando no haya aglomeración de gente.

La Policía Local ya tiene en marcha desde hace un tiempo una campaña de información dirigida a los usuarios sobre las normas de circulación, requisitos para su utilización (mayores de 16 años…) o el tipo de patinete homologado. De igual manera, se ha visitado los establecimientos que venden estos vehículos para informarlos sobre los modelos que están adaptados a la normativa europea y, por lo tanto, pueden circular. Los agentes de la Policía Local también han sido debidamente formados sobre normativa, tipo de infracciones, sanciones, etc…

Por otro lado, otra de las novedades no recogidas a la anterior ordenanza son las zonas de bajas emisiones, a las cuales se puede reducir el tráfico o limitar el tipo de vehículos que  pueden circular, así como en las zonas de gran afluencia de personas.

También se contemplan las limitaciones de las zonas ORA, de carga y descarga o la retirada de vehículos cuando hay acontecimientos. Ya se  podrá sancionar y retirar con grúa el vehículo hasta el depósito municipal, si se  ha estacionado con posterioridad a la colocación de la señalización que advierte del acontecimiento.

La nueva ordenanza da, por fin, cobertura legal a la Tarjeta Residente. Ahora, la empresa concesionaria de la zona azul solo tiene que adaptar las máquinas expendedoras. Continúan en vigor todas las tarjetas emitidas, con una validez hasta el 31 de de diciembre de 2019. Después habrá que renovarlas.