Clave lanza el primer fondo de respuesta a la demanda de tecnología de alto impacto en el Sector Agroalimentario

Tech transfer Agrifood, que cuenta con un patrimonio de 14 millones, ha identificado un total de 37 retos de empresas para los que se han inscrito 138 soluciones de start-ups y EBT en la primera convocatoria.

La gestora de inversiones de capital riesgo Clave lanzaba el pasado mes de junio su cuarto fondo de transferencia tecnológica, en este caso orientado al Sector Agroalimentario. Este nuevo fondo es el primero en ofrecer una respuesta a los retos y demandas planteados por empresas de la cadena alimentaria. Clave, que cuenta con una amplia experiencia en la gestión de fondos para transferir conocimiento hacia la industria, anunciaba recientemente el cierre de este nuevo fondo con un patrimonio inicial de 14 millones de euros.

El fondo Tech transfer Agrifood de ámbito nacional tiene como misión apoyar proyectos de alta capacidad de impacto hasta su llegada al mercado. Desde su lanzamiento, el equipo de la gestora de capital riesgo se ha encargado de analizar y presentar los retos recibidos por parte de las empresas a start-ups, centros de investigación y EBT´s (Empresas Basadas en Tecnología), buscando soluciones efectivas para la industria de la cadena alimentaria.

Se trata de una apuesta sólida por parte de Clave, si bien este es un proyecto innovador en su ejecución y proceso, ofrece una herramienta muy potente para ganar en innovación y competitividad al poner solución a problemas reales de la industria. La gestora ha querido -de este modo- dar un paso importante en el desarrollo de un fondo para el Sector Agroalimentario que en España representa ya más del 9,2% del PIB nacional (dato de 2018).

“En la actualidad, la mayor parte del sector realiza innovaciones incrementales, con los que se logra añadir nuevas propiedades a productos ya existentes en el mercado. Tech Transfer Agrifood está orientada a dar respuesta a una demanda en continua evolución, marcada por la rápida transformación digital y las actuales tendencias que marcan el sector; como son la preocupación por la salud, la transparencia, la alimentación experiencial y responsable, entre otras. Un contexto que dificulta la apuesta por innovaciones y tecnologías de alto impacto dentro de la industria”, explica Pedro de Álava, director del fondo.

Una apuesta por el sector de la Alimentación

Por ello, Clave, a través de Tech Transfer Agrifood, busca facilitar la transferencia de tecnología y generar innovación en el sector en España. El objetivo final de este vehículo de inversión es crear modelos de negocio sostenibles, o productos y servicios innovadores en su ámbito, que permitan a la empresa tener una ventaja competitiva duradera y de alto impacto en el mercado.

Este fondo de inversión, presentado el pasado 19 de junio, está gestionado por Clave y dirigido por José Javier Armendáriz, presidente y CEO de la gestora, junto a Pedro de Álava, director del fondo; cuenta con el apoyo de FOND-ICO GLOBAL F.C.R, y de más de 10 empresas, entre las que se encuentran compañías líderes de la cadena alimentaria e inversores institucionales.

Tech Transfer Agrifood es un fondo promovido por empresarios del sector alimentario, cuya pluralidad en el conocimiento asegura una conexión con la industria y ‘best-practices’ en el impulso de las tecnologías y de los nuevos modelos de negocio”, como afirma José Javier Armendáriz, CEO de la gestora.

Un fondo pionero de demanda tecnológica

Se trata así del primer fondo de capital riesgo en España orientado a resolver la demanda de la industria. La innovación y el fácil acceso a la tecnología y al conocimiento han acelerado las demandas por parte del cliente, ante las que la industria reacciona generando soluciones que atiendan a estas nuevas necesidades.

Con este nuevo fondo se ofrece una nueva herramienta de inversión, especializada en el Sector Agroalimentario, y que facilita la conexión entre la demanda y la oferta tecnológica. Esto se consigue además, mediante el acceso prioritario a soluciones tecnologías y emprendedoras de muy alto impacto en seguridad alimentaria, composición de los productos o nuevos canales de comercialización. Estas propuestas son validadas por un equipo experto, con el objetivo de acelerar el desarrollo de los proyectos de innovación.

Éxito en la primera convocatoria, 37 retos y 138 soluciones

El pasado 29 de mayo se lanzaba la primera convocatoria con un total de 173 retos identificados, de los cuáles se priorizaron 37, en función de diferentes criterios de factibilidad y nivel de disrupción.

Los retos fueron planteados a universidades, centros de investigación, emprendedores y EBT´S, que presentaron una suma de 138 soluciones. Según Pedro de Álava, en este momento, “nuestro equipo está llevando a cabo las labores de análisis y viabilidad (due diligence) de los proyectos presentados para su inversión y desarrollo”.