Valencia aprueba una subida generalizada de impuestos que Ciudadanos recurrirá ante los tribunales

El pleno municipal da luz verde a la reforma del PGOU para facilitar la construcción del pabellón multiusos del Valencia BC y reclama al Gobierno una ley de financiación local

El pleno del ayuntamiento de Valencia ha aprobado este jueves una subida generalizada de impuestos que, según el equipo de gobierno, se trata de una actualización de tasas, y que, en opinión de la oposición lastrará la economía, motivo por lo que el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, anunció su intención de recurrirla ante los tribunales.

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha defendido hoy la actualización de las ordenanzas fiscales que ha aprobado el pleno, de forma inicial y sin el apoyo de los grupos de la oposición. Al escuchar las críticas, y sugerencias políticas y de representantes ciudadanos, y manifestar su compromiso de reunirse con diferentes colectivos como, por ejemplo, la Federación de Hostelería, ha reiterado que “los aproximadamente 29 millones de euros que se recaudarán con los ajustes de diferentes tributos municipales se destinarán a financiar servicios públicos”.

Según ha explicado, “la modificación de la tasa de alcantarillado, que la ciudadanía abona con la factura del agua, solo afectará a los grandes consumidores, como por ejemplo los establecimientos hoteleros. De hecho, el incremento previsto para 2020 no se registrará en el hogar de las familias numerosas que justifiquen su condición”, y además ha anunciado “que las familias numerosas no se verán agravadas por la actualización de la mencionada tasa”.

Respecto a la actualización del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), según ha indicado que tampoco afectará al pequeño comercio, pues, “la modificación está dirigida a aquellas empresas con una facturación superior a un millón de euros”.

Desde el público ha participado, como portavoz de la Federación de Empresarios de Hostelería, Juan Carlos Gelabert, quien ha manifestado que “todos tenemos que contribuir a la mejora de la ciudad pero hay que hablar y dialogar para aclarar como hacerlo”. Como representante “de uno de los principales motores de la ciudad”, ha instado a la ciudadanía para que participe en el proceso, durante el periodo de alegaciones “para no castigar más a la hostería”.

En nombre de Vox, el concejal José Gosálvez ha argumentado que “con el incremento de los impuestos se perjudica la actividad económica y las unidades familiares, tanto las numerosas como las que no lo son”. “El equipo de gobierno trabaja a favor de los ricos, que no tienen problemas a la hora de pagar, y el que tendría que hacer es estudiar, y retirar las partidas presupuestarias que no son necesarias para evitar este atraco fiscal”, ha añadido.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, también ha cuestionado “la subida de impuestos y tasas contributivas, que daña a todos los colectivos ciudadanos y que no se justifica, dado que las cuentas del Ayuntamiento están saneadas”. Por ello, ha anunciado que “consecuentemente un recurso contra el acuerdo plenario ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana”.

La portavoz del Partido Popular (PP), María José Català, ha lamentado que “a las puertas de una nueva recesión económica, el gobierno municipal no apueste por un modelo de ciudad que defienda, por ejemplo, a los profesionales que quieren sacar adelante el país, es decir, los autónomos”. Así mismo, ha dudado de la medida de subir los impuestos “porque está claro que se necesitan inversiones, pero que se llevan a cabo, por favor”, ha pedido.

Ley financiación local

Por otra parte, el pleno municipal ha acordado instar “al próximo Gobierno de España a adoptar las medidas necesarias para solucionar el grave problema de infrafinanciación de las corporaciones locales en su conjunto”, y le ha exigido que tome las medidas pertinentes para dar una solución a la deficiencia de financiación de los ayuntamientos y entes locales.

La propuesta ha sido aprobada con los votos del equipo de gobierno como alternativa a la moción inicial que había planteado el grupo municipal popular sobre este asunto. En el acuerdo final del Plenario, se detallan pormenorzadamente las medidas que ha de impulsar el próximo Gobierno. En primer lugar, el Ayuntamiento de Valerncia exige la “aprobación de una nueva Ley de financiación de las corporaciones locales, que, entre otras cosas, flexibilice los impuestos municipales, de forma que los ayuntamientos dispongan de mayor capacidad para fijar cuotas, bonificaciones y recargos”; y también la revisión de la actual Ley de Régimen Local “para hacerla más acorde con la necesidad de prestación de servicio y atención de proximidad por parte de los ayuntamientos”. También plantea el Ayuntamiento la “reforma integral de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de Régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, de forma que permita a los ayuntamientos el cobro del IBI  y tributos a algunas actividades lucrativas que se amparan bajo el paraguas de dicha ley”.

Pabellón multiusos

En otro orden de cosas, el pleno del ayuntamiento ha aprobado, con el apoyo de todos los grupos con representación municipal, la modificación puntual del Pla General de Ordenación Urbana (PGOU) de la parcela de Quatre Carreres en la que se situará el futuro pabellón deportivo cubierto y multiuso que también servirá para actividades culturales, con un aforo aproximado de 15.000 espectadores e instalaciones anexas.

“Se trata de un proyecto de ciudad que posicionará la ciudad en el mundo de la cultura y el deporte, y va más allá de las posturas partidistas, puesto que es el resultado de una colaboración publico privada para favorecer los intereses generales”, ha explicado la concejala de Desarrollo y Regeneración Urbana y vicealcaldessa, Sandra Gómez.