“Solo una mujer por cada cuatro futuros ingenieros que acaban las escuelas de ingeniería llega a directiva”

Nieves Romero · Presidenta de la sede de Valencia del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COIICV)

Estamos viendo que las STEM  no están despertando interés en las mujeres, es necesario motivar a las jóvenes que acceden ahora a estos estudios”

Nieves Romero es la presidenta de la demarcación de Valencia del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COIICV) desde hace algo más de  un año. Desde ahí, junto al equipo del Colegio, que dirige Salvador Puigdengolas, están dándole una vuelta a la profesión, principalmente en materia de igualdad, a través de iniciativas como la Cena de Mujeres en la Ingeniería Industrial, pues, como reconoce en la entrevista la presencia de mujeres industriales aún es escasa, como lo demuestra el hecho de que sólo un 13,6% de los colegiados son mujeres, un porcentaje similar se reproduce en las escuelas. Por ello, esa es una de sus retos, algo que lo achaca en parte a la dificultad para llegar directivas.

¿Cuál es el peso de la mujer en el ámbito de las ingenierías industriales?. ¿Hay muchas mujeres desarrollando la profesión?

En la actualidad más del 50% de nuestros universitarios son mujeres pero solo el 25% eligen estudios de ingeniería y arquitectura según los datos de la Real Academia de Ingeniería (RAI). Y según los últimos datos del Ministerio de Educación, sólo el 17% de las alumnas matriculadas en las universidades españolas eligieron estudios de ingeniería y arquitectura el pasado curso.

De este modo, las que acabaron en las escuelas de ingeniería suponen una mujer por cada cuatro futuros ingenieros, una proporción tan desigual como la de hace tres décadas.

A nivel de ingenieras industriales desde el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COIICV) podemos decir que sólo un 13,6% de los colegiados son mujeres.

Ante estas cifras podemos afirmar que el peso de las mujeres en la ingeniería y sobre todo en el ámbito que me compete, la ingeniería industrial, todavía dista mucho de ser igualitario.

Sólo el 17% de las alumnas matriculadas en las universidades españolas eligieron estudios de ingeniería y arquitectura el pasado curso”

¿Cuántas llegan a directivas en sus respectivas empresas?

Si tan solo hay una mujer por cada cuatro futuros ingenieros que acaban las escuelas de ingeniería, a esto hemos de añadir la dificultad con la que la mujer en general se encuentra en su carrera profesional como puede ser compatibilizar la profesión con la conciliación familiar o los llamados techos de cristal que en ocasiones impiden el ascenso de las mujeres a puestos de responsabilidad directiva, el porcentaje de mujeres que terminan en este tipo de puestos todavía es pequeño.

Y esto no quiere decir que el talento de las ingenieras industriales no sea reconocido, porque el llegar a estos puestos nada tiene que ver con la falta de habilidad sino más bien con la forma de enfrentar los retos y con la falta de modelos o referentes en nuestro alrededor. Si las jóvenes no conocen esos ejemplos de ingenieras industriales y se les da visibilidad nunca tomarán como referente ese tipo de carreras. Es decir si no hay maestras, no hay alumnas.

Desde el COIICV tratamos de dar la vuelta a esa tendencia y de ser un ejemplo, en nuestro caso el número de vocales mujeres se triplicó en la última renovación de la junta y además con cargos de gran relevancia como la presidencia de la sede de Valencia, que ostento yo; la secretaría de la misma, en manos de Amparo Gil; la dirección de gestión del COIICV, que ocupa Violeta Frías o las presidencias de Colegiación y Desarrollo Profesional, que ejercen Elena Lluch y Esther Pavía, respectivamente.

¿Hay una verdadera igualdad de géneros en la profesión?

Viendo lo que hemos comentado anteriormente se deduce que no es así, por eso en el COIICV estamos plenamente implicados en dar visibilidad a las mujeres ingenieras industriales, dando a conocer casos concretos que puedan ser ejemplos y referentes. Por ejemplo con actos como el que celebramos el pasado 3 de octubre, una Cena de Mujeres en la Ingeniería Industrial que ya va por su XII edición y en la que contamos con una divulgadora y también ingeniera industrial, Patricia Martínez-Lope

Su proyecto final de carrera fue el diseño de un simulador de vuelo en el Instituto Aerospacial Alemán que le abrió las puertas de grandes compañías del sector aeronáutico, eléctrico, telecomunicaciones y petroquímico.

Este año, además, hemos otorgado uno de los premios Trabajo Fin de Master a la joven ingeniera industrial Eva Jabaloyas por su proyecto que busca mejorar la eficiencia en la producción de radionucleidos de aplicación en medicina nuclear. Los radionucleidos permiten el reconocimiento de disfunciones en el organismo y son utilizados para el diagnóstico y tratamiento en medicina nuclear. Los resultados de este proyecto son muy útiles en diagnósticos de cáncer y medicina de esta tipología. Me parece un caso muy destacable.

¿Cuáles son los principales obstáculos de las mujeres a la hora de ejercer esta profesión y tener una carrera profesional?

Las ingenieras industriales somos tan capaces como los ingenieros de realizar y llevar proyectos a buen término. El talento es el mismo, pero el talento tiene que estar disponible al 100% y ahí es donde estamos viendo que las carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas) no están despertando interés en las mujeres, es necesario motivar a las jóvenes que acceden ahora a estos estudios para incrementar el volumen y la presencia de mujeres en este tipo de carreras. En el caso de no ser así estamos perdiendo talento al servicio de la sociedad.   

Nieves Romero. (FOTOGRAFÍA: KIKE TABERNER)

Una vez las ingenieras industriales llegan a puestos relevantes el talento es reconocido del mismo modo que se reconoce en los ingenieros industriales

¿Se reconoce el talento de la mujer entre los ingenieros industriales?

Sí, una vez las ingenieras industriales llegan a puestos relevantes el talento es reconocido del mismo modo que se reconoce en los ingenieros industriales. Pero se nos ve mucho menos porque son muchas menos las mujeres que llegan hasta ahí.

¿Existe conciliación vida laboral / familiar? ¿Es más difícil para las mujeres?

En el tema de la conciliación con la vida laboral y familiar no es más o menos difícil para las ingenieras industriales que para otras profesiones. Realmente es un tema social. Y lo que es más difícil es para las mujeres en general pero este es otro tema diferente a la ingeniería.

¿La actual coyuntura socioeconómica es una ayuda o un obstáculo?, ¿y por qué?

Tal y como yo lo veo creo que es una oportunidad. Independientemente de los vaivenes económicos, la ingeniería industrial se caracteriza por ser transversal. A lo largo de nuestra formación tocamos muchos sectores y sobre todo se nos enseña a la resolución de problemas desde diferentes puntos de vista.

Eso, en la actualidad, es un valor añadido para todos nosotros porque estamos inmersos en una transformación que nos obliga a estar en constante cambio y evolución y nos capacita también para trabajar de forma transversal en diferentes ámbitos y con diferentes oportunidades.  

¿Cómo ve la profesión?

El futuro de la ingeniería industrial es prometedor ante todos los retos y cambios tecnológicos que está viviendo la sociedad y las compañías. Creo que no hay que tener miedo a esos cambios y que hay que adaptarse a ellos.

Según datos de OCDE, en 2020 Europa se enfrentará a una escasez de casi 900.000 profesionales en el sector TIC/STEM, por tanto considero que es un sector muy prometedor lleno de oportunidades.

¿Hacia dónde se va a orientar el futuro de los ingenieros industriales?

Toda la transformación digital o cuarta revolución industrial está suponiendo un cambio de modelo económico que generará en los próximos años una previsión de nuevos puestos de trabajo de alta cualificación profesional. Abre un campo y abanico muy amplio a los ingenieros industriales en Industria 4.0, visión artificial, machine learning, Smart city o BIM. 

¿Cuáles serán los perfiles profesionales más demandados en un futuro en este ámbito?

Desde luego todos aquellos perfiles que estén enfocados hacia la tecnología y hacia la eficiencia y competitividad de compañías, o a la mejora de la vida de las personas en las ciudades.