Alicante y Generalitat modernizarán la estación de bombeo de San Gabriel y la depuradora de Rincón de León

El ayuntamiento aprueba el convenio a suscribir con la conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural y la EPSAR que permitirá acabar con los vertidos al barranco en episodios de lluvias torrenciales y la disminución y eliminación de olores

El ayuntamiento de Alicante ha aprobado en Junta de Gobierno la firma del acuerdo de cooperación para la ejecución de infraestructuras de saneamiento y depuración del municipio de Alicante, con la Generalitat y la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR) con una inversión de 3.688.013,89 euros, con lo que se pretende dar un paso determinante para acabar con los problemas de vertidos al barranco de las Ovejas en San Gabriel con lluvias torrenciales y con los olores en la depuradora de Rincón de León para eliminar algunos de los problemas que sufren los vecinos.

Este convenio contempla una nueva Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) de San Gabriel y conectar la red de pluviales al emisario, además de ampliar de dos a cuatro los digestores para tratamiento de fangos de la Estación Depuradora Aguas Residuales de Rincón de León, renovando los dos parados por obsoletos, que se sumarán a los dos en funcionamiento, y mejorando el sistema de desodorización para reducir los olores en la zona.

El concejal de Medio Ambiente, Manuel Villar, ha destacado que “una vez completados todos los informes y estudios técnicos llevamos a aprobación la firma de este acuerdo con la EPSAR y la Generalitat, que permitirá llevar a cabo los proyectos planteados por Aguas Municipales de Alicante Empresa Mixta (AMAEM) y completar las infraestructuras de bombeo y tratamiento de las aguas residuales en la cota más baja de Alicante, que se encuentra en San Gabriel junto al barrando de las Ovejas. Así se podrá acabar con los problemas que ocasionan los vertidos que se producen en episodios de lluvias torrenciales cuando se desbordan los sistemas de bombeo y retención de aguas residuales y de pluviales actuales”.

“Al mismo tiempo, se duplicará la capacidad de tratamiento de fangos en la depuradora de Rincón de León mejorando el tratamiento de estos fangos y mejorando los sistemas de desodorización, lo que permitirá reducir y minimizar los problemas de olores que se producen en momentos de mayor actividad de la instalación.”

Actuaciones previstas

En el caso de la EBAR de San Gabriel y con el fin de alcanzar los objetivos de mayor seguridad de bombeo, capacidad de alivio en tiempo de lluvia y reducción de molestias en el entorno urbano por malos olores, el acuerdo contempla la construcción en la misma parcela de una nueva estación de bombeo compuesta por dos cámaras independientes, adecuación de las conducciones de entrada, construcción de un desvío de las aguas pluviales al emisario y de un nuevo pozo de gruesos y un nuevo desbaste para las aguas pluviales a derivar al emisario terrestre.

Además, se incluye el montaje de nuevos equipos eletromecánicos y la rehabilitación de los existentes (bombas, rejas de desbaste, cuchara bivalva, compuertas, equipos de manutención, válvulas e instrumentos), instalación de un nuevo sistema de desodorización, así como la ampliación y rehabilitación de la instalación eléctrica y automatización.

El sistema actual se completa con un tanque de retención de 60.000 metros cúbicos que entra en funcionamiento cuando la EBAR llega a su máxima capaidad por la llegada de caudales en episodios de lluvias torrenciales como la pasada DANA, pero el sistema puede llegar a verse sobrepasado y derivar aguas residuales mezcladas con pluviales al barranco en momentos puntuales, cuestión que ahora se pretende corregir con estas actuaciones.

En cuanto a la EDAR Rincón de León, al objeto de mejorar la instalación de tratamiento de fangos, se pretende proceder a la rehabilitación y puesta en servicio de los digestores de 1981, parados por haberse quedado obsoletos, incluyendo obra civil, sistema de agitación, conducciones y línea de gas, ampliación de la potencia de generación y de la capacidad del sistema de desodorización de la línea de fangos. De esta forma, se aumentará la capacidad de depuración al pasar de los dos digestores actuales en funcionamiento a cuatro.

Actualmente, la depuradora cuenta con una línea de tratamiento de fangos con dos digestores de 6.060 metros cúbicos de capacidad de conjunta que datan de 1981 fuera de servicio y otros dos con capacidad de 9.820 metros cúbicos operativos. Con esta actuación se pretende recuperar el funcionamiento conjunto de todos los digestores para ampliar su capacidad y mejorar el rendimiento de la operación y la estabilización del fango tratado, cuestión que permitirá reducir la mayor parte de las molestias por malos olores que se producen en el entorno en la actualidad.

Villar ha recordado que con este acuerdo se cumple el objetivo del convenio suscrito entre Ayuntamiento, Mancomunidad de l’Alacantí, Aguas Municipalizadas de Alicante y la EPSAR en 1998 para financiar las infraestructuras de saneamiento de aguas residuales en Alicante y de esta forma proceder a la firma de este nuevo acuerdo de colaboración fraguado en junio de 2018 y que se llevará a su firma ahora una vez finalizados los informes técnicos preceptivos, con una inversión de 3.688.013,89 euros más IVA, para su licitación y ejecución. La financiación correrá a cargo en un 60 por ciento la Generalitat, a través de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural y del 40 por ciento restante por el Ayuntamiento, a través de la empresa Mixta Aguas Municipalizadas de Alicante.