Compromís se posiciona con Ribó y pide una nueva DIA para la ampliación del Puerto de Valencia

Sergi Campillo reclama el acceso ferroviario y pide que se establezca una nueva relación entre el Puerto de València y la ciudad para impulsar un desarrollo económico y estratégico sostenible.

Compromís ha exigido este martes en rueda de prensa la necesidad de una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que contemple las modificaciones registradas en el pliego de condiciones del proyecto de ampliación y explotación del Puerto de València, que incluya los accesos ferroviarios al Puerto y el impacto de la obra en el entorno.

“Desde Compromís en el Ayuntamiento de Valencia estamos pidiendo que el proyecto de modificación del Puerto cumpla con unas mínimas garantías legales y ambientales. El proyecto que ahora se va a adjudicar no es lo contempla la DIA del 2007. Queremos garantizar que la modificación del Puerto esté dentro de la legalidad y no lamentarlo después, como ya ocurrió en otros proyectos como la ZAL o Tabacalera”.

Para Campillo, hay que establecer una nueva relación entre el Puerto de Valencia y la ciudad para impulsar el desarrollo económico y estratégico sostenible. “El Puerto de la ciudad de Valencia es mucho más que una disensión con la Autoridad portuaria, es una fuente potencial de ingresos en la ciudad y en la industria valenciana, y precisamente por eso hay que tener un proyecto sostenible de futuro”.

Además, el vicealcalde de Valencia ha reclamado al Ministerio de Fomento la necesidad de conectar ferroviariamente la ciudad de Valencia con el Corredor Mediterráneo. “Se trata de la gran inversión pendiente que hará que podamos conectar Valencia con Europa, una infraestructura que debe incluir, como no puede ser de otro modo, el túnel pasante y debe aprovechar el túnel de Serradora”.

Por último, Campillo ha querido recordar que el Puerto de Valencia aún no ha desarrollado el proyecto de rehabilitación de las playas del sur de la ciudad, que la DIA de 2007 ya exigía. “Los vecinos y vecinas del sur deben tener una solución ante la regresión de las playas debido a los efectos de la ampliación del Puerto de Valencia”.

Por su parte, el diputado de Compromís en les Corts Valencianas, Juan Ponce, ha recordado que el pasado 6 de septiembre el gobierno valenciano declaró la emergencia climática, y eso conlleva que todos los proyectos públicos tengan en cuenta esta nueva situación jurídica.

“Desde Compromís en las Cortes, instando al Consell que inste al Gobierno central a hacer un análisis ambiental integral del proyecto modificado de ampliación Norte del Puerto de Valencia, incluyendo en dicho análisis todas las actuaciones territoriales derivadas y vinculadas a la viabilidad económica de dicha ampliación, teniendo en cuenta las condiciones actuales de emergencia climática y las exigencias de protección ambiental y territorial derivadas de la normativa vigente”.

“Además, hemos pedido la creación de un grupo de trabajo donde participen representantes de los municipios afectados por proyectos de infraestructuras de transporte vinculadas al incremento de tráfico derivado de la ampliación del Puerto de Valencia, y hemos exigido a la Autoridad Portuaria de València a tener en cuenta los resultados del análisis ambiental integral, y del grupo de trabajo con los municipios, en la futura ampliación norte del puerto “.

Por otra parte, el candidato de Més Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha manifestado la necesidad de contar con una voz en Madrid que defienda los intereses de las valencianas y los valencianos. “Mientras aquí somos pioneros en leyes de protección del territorio, las infraestructuras nos son impuestas por Madrid sin contar con nosotros. La V-21 es un claro ejemplo. Hace un año que planteamos una alternativa viable, económica y ambiental, pero el ministro continúa con su empeño de ignorar las normas valencianas que se están poniendo en marcha para proteger el territorio, para atender la emergencia climática “.

“Se necesitan nuevas formas de diálogo y participación activa en la toma de decisiones de cuestiones tan importantes como son el litoral y el área metropolitana de Valencia. Los valencianos necesitamos autonomía real para poder decidir los grandes proyectos como la ampliación del Puerto de Valencia. Por ello, queremos pedir una revisión en profundidad de la ley de Puertos, y que haga una nueva DIA que evalúe el impacto ambiental de la modificación de ampliación del Puerto de Valencia. Queremos garantías, que es exactamente las mismas cautelas que ya expresaron José Luis Ábalos y Carmen Alborch en 2007 siendo concejales en Valencia “.

Por último, la coportavoz de Compromís, Àgueda Micó, ha señalado que “como personas que nos dedicamos a la política de forma responsable, tenemos obligación de escuchar y de velar por los intereses de la ciudadanía. El gobierno central no puede actuar de forma unilateral en proyectos que afectan la vida de las valencianas y valencianos. Es la hora del consenso, del diálogo y de hacer política de otra manera”. En este sentido, Micó ha anunciado que desde Compromís se ha iniciado un proceso de diálogo con los movimientos sociales y personas expertas para trabajar en un modelo económico sostenible de futuro para el litoral valenciano.