La estafa a la EMT podría haber alcanzado los 11,4 millones de euros

Catalá demanda más control sobre la gestión de la EMT, pues, “es una de las pocas empresas públicas del ayuntamiento que no está bajo la supervisión de los secretarios municipales”

La Empresa Municipal de Transportes de Valencia (EMT) denunció hace quince días una estafa por 4 millones de euros, pero podría haber sido mucho más, como mínimo de 11,4 millones de euros. Al menos, eso se desprende de los correos electrónicos intercambiados por la jefa de administración de la EMT, ya despedida, y los autores de la estafa.

En uno de esos correos, una persona que supuestamente utilizaba  el mail de Giuseppe Grezzi pide máxima confidencialidad, pues se trata de una operación que podría ver frustrada en caso de hacerse pública, asegurando que “este asunto debe ser manejado únicamente por ti y en ningún caso quiero que lo hables con nadie hasta el anuncio oficial de la compra”, y le informaba de que había firmado un contrato de confidencialidad con la consultora Deloitte.

Precisamente, en otro de los correos enviados, en este caso a Deloitte, se cifra el montante de la operación y la trabajadora de la EMT habla de un “adelanto de 11.444.302 euros”, es decir, muy superior a los 4 millones estafados.

En total, según la información detectada, se hicieron 8 transferencias por un importe de 4 millones de euros y la operación se descubrió cuando se iba a hacer una novena, lo que apuntala la idea de que el fraude podía haber sido mucho mayor. Los pagos se realizaron, al parecer, entre el 3 y el 20 de septiembre-

Control de la fiscalización

Precisamente, este viernes la portavoz del grupo municipal popular, María José Catalá, ha demandado que la EMT informe de los saldos bancarios mensuales que ha tenido durante los últimos cinco años, “porque es muy sospechoso que quienes hicieron el robo aprovecharán que las cuentas de la empresa tenían más de 4 millones a lo largo del mes de septiembre

Catalá también ha pedido que sea un habilitado nacional del Ayuntamiento el que ejerza como secretario municipal de la EMT para que aumente el control fiscalización de la empresa pública que anualmente recibe de los presupuestos municipales más de 68 millones de euros.

La EMT, según ha explicado la popular, “es una de las pocas empresas públicas del ayuntamiento que no está bajo la supervisión de los secretarios municipales, un factor más que se suma al gran número de irregularidades que han podido estar detrás de los fallos de control de gastos”.

En este sentido, ha advertido que su partido “no va a permitir que no nadie asuma la responsabilidad política después de que hayan desaparecido 4 millones de dinero de todos los valencianos”. En su opinión, “la EMT no pude seguir siendo el cortijo privado de Grezzi y Compromís como en los últimos años. Por eso pedimos que se incrementen los controles del Ayuntamiento mediante el control de los habilitados nacionales y la intervención municipal para prevenir fraudes como el que se ha producido”.