España se sitúa en el peor nivel licitador desde 2017 con 394 actuaciones en octubre

Durante los diez meses del año se licitaron un total de 4.261 obras y servicios por parte de las distintas administraciones públicas

El nivel inversor de España, y de la Comunitat Valenciana en materia de obra pública ha experimentado un cierto retroceso. Al menos, así se desprende de los datos facilitados por Barómetro OpentendersMediterráneo Press referentes a laslicitaciones de obras y servicios, por importe superior a 300.000 euros, publicadas durante mes de octubre de 2019. Según el mismo, el nivel licitador del mes de octubre de 2019 por parte de las administraciones públicas españolas fue inferior al alcanzado en los últimos dos años.

En concreto, según los datos analizados por Opentenders, durante el mes de octubre de 2019, se han publicado por parte del conjunto de administraciones españolas (central, autonómicas, provinciales y locales) un total de 394 licitaciones de obra pública de importe superior a 300.000 €, con un importe de licitación conjunto de 1031,66millones de euros.

De esta manera, estos datos suponen que en octubre de este año se realizaron un número de licitaciones de inferior al de los dos últimos años. Así, en 2018 que se licitaron 686 obras de más de 300.000 euros, mientras que en 2017, que fueron 435 actuaciones.

Además, estos datos suponen un descenso de 292 licitaciones respecto al año pasado mientras que respecto a 2017 se produjeron 41 menos. De tal manera, en estos dos años se han producido 333 licitaciones menos.

A nivel de inversiones también se ha producido un descenso de las mismas, ya que a lo largo de estos diez meses del año se licitaron un total de 4.261 obras y servicios por parte de las distintas administraciones públicas, lo que 4.636,44 millones menos que hace dos años, cuya inversión fue de 8.897,44 millones, es decir, el doble que en la actualidad.

4.261 licitaciones

A lo largo de estos 10 meses de 2019 se han realizado, en su conjunto, un total de de 4.261 licitaciones por importe superior a 300.000 euros, por parte de las distintas administraciones españolas (central, autonómica, provincial y local), habiéndose reducido en doscientas el número de licitaciones del año anterior, que fueron 4.441.

De esta manera, durante el mes de octubre se volvió a nivel licitador del mes de julio que fuero 394 licitaciones, el menor número de adjudicaciones del año. Esto supone una cierta relentización de las obras, algo achacable a la parálisis institucional existente en España.