Compromís insiste en solicitar a Fomento una nueva declaración ambiental de la ampliación del Puerto

El Consell aprueba la declaración como Bien de Interés Cultural de la finca El Poblet de Petrer que fue la última sede de la Presidencia del Gobierno de la II República Española

La ampliación norte del Puerto de Valencia continúa sin tener el respaldo de uno de los socios del Consell. Desde las parcelas del Botànic gestionadas por Compromís se insiste en una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Así, lo ha explicado este viernes la vicepresidenta, y portavoz del Consell, Mónica Oltra, que ha anunciado que ya se ha enviado al Ministerio de Fomento la carta que en su día se remitió al de Transición Ecológica pidiendo una nueva DIA de la ampliación de la terminal norte del puerto de Valencia.

Dicha petición, según ha indicado, ha sido por parte de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, que dirige Mireia Mollà, en función de sus competencias, y ello, en su opinión, no supone ninguna contradicción con los planteamientos del PSPV, cuyo conseller de Política Territorial, Arcadi España,  dijo que no había remitido dicha comunicación, y cuyo partido respaldo esta semana en Les Corts junto a la oposición una iniciativa a favor de la ampliación norte.

Según Oltra, “cada departamento actúa en función de sus competencias, unas son de Agricultura y otras de Política Territorial, y la primera entiende técnicamente que tiene que haber, por las características de la obra, una nueva DIA, también por las afectaciones que puede haber a las playas de Valencia y al Parque Natural de l’Albufera, y la segunda no lo entiende”.

Sede de la II Républica

Por otra parte, el pleno del Consell ha aprobado el decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de lugar histórico, la finca El Poblet de Petrer que fue la última sede de la Presidencia del Gobierno de la II República Española.

La tramitación del expediente, según ha explicado,  se inició por resolución de incoación de 19 de febrero de 2019, de la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte. En el expediente constan los informes favorables del Consell Valencià de Cultura, de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos y de la Universidad de Alicante. Además, se solicitó informe a las consellerías afectadas, sin que se haya formulado ninguna alegación.

La finca El Poblet, a juicio de Oltra,  tiene una singular relevancia histórica derivada de su protagonismo en los últimos momentos de la Guerra Civil. Constituye uno de los lugares más interesantes de la provincia de Alicante relacionados con la Guerra Civil, al ser, en febrero del año 1939, la última sede de la Presidencia del Gobierno de la II República Española. Así, el lugar sirvió como residencia del presidente del Gobierno republicano, Juan Negrín, al menos entre el 28 de febrero y el 6 de marzo de 1939 y se  celebraron los dos últimos Consejos de Ministros del Gobierno de la República. Esta relevancia histórica se reconoce ahora mediante la declaración como bien de interés cultural.

Los orígenes de la finca El Poblet, ubicada a unos dos kilómetros del casco urbano de Petrer, se remontan a principios del siglo XIX. Confiscada durante los años de la Guerra Civil, se utilizó como colonia infantil para niños refugiados, hospital militar y, posteriormente, centro de control aéreo. Por este uso militar la finca también es conocida con el nombre de ‘Posición Yuste’.

La finca cuenta con tres edificios que son la casa principal, un pabellón y una tercera edificación más antigua. También cuenta con un jardín con balsas, un invernadero y una glorieta.