La transformación digital del sector energético provocará un cambio de modelo centrado en los “prosumidores”

Un modelo cuyo objetivo a medio plazo es llegar a una producción del 70% mediante energía renovable y que el 50% de los vehículos sean eléctricos.

La transformación digital del sector energético, con sus redes inteligentes y Smart City, va a provocar un cambio de modelo centrado en los consumidores que evolucionan a “prosumidores” ya que producen y consumen, en lugar de en los activos productores de energía.

Estas son algunas de las conclusiones que se han abordado en la segunda mesa redonda que Iberdrola y el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COIICV) han organizado en su sede de Alicante dentro de su Foro sobre el Modelo Energético.

Un modelo cuyo objetivo a medio plazo es llegar a una producción del 70% mediante energía renovable y que el 50% de los vehículos sean eléctricos. Por lo que en este modelo, los sistemas van a tener que ser más flexibles y con soluciones de mayor valor añadido. Y también debe dar solución al triple reto de que este modelo sea seguro, limpio y barato. Por lo que, la tecnología y la transformación de las organizaciones y sus modelos de negocio van a ser claves en esta respuesta.

En esta jornada, el jefe de zona de Alicante i-DE, la empresa distribuidora del grupo Iberdrola, César Calomarde, que presentó su monográfico “Integración de la red eléctrica inteligente en modelo smart city” explicó que “la regulación reconoce el rol clave de la red de distribución como palanca facilitadora de la transición energética ya que la descarbonización de la economía implicará la electrificación para lo que es necesaria una red robusta, automatizada, flexible y en definitiva inteligente”.

Calomarde desarrolló el concepto de red inteligente y el proyecto STAR desarrollado por i-DE en los últimos años e insistió sobre “los cambios de paradigma que debe asumir la distribución de energía eléctrica que debe pasar a ser un operador de sistemas de distribución y no de red ya que deben integrar recursos distribuidos las energías renovables, la movilidad eléctrica, el almacenamiento de energía y el autoconsumo”.

Finalmente analizó cómo la red inteligente puede apoyar al desarrollo de ciudades inteligentes y cómo estos apoyos se están materializando a través de acuerdos con las administraciones municipales.

En su intervención, además destacó cómo el departamento de i-DE de Iberdrola está capitaneando este cambio de modelo dentro del sector en la Península ya que ha invertido 2.000 millones de euros y planea invertir 600 millones de euros mediante el proyecto STAR.

Nuevo paradigma de necesidades del consumidor

En este cambio de modelo se centró también la intervención del supervisor de mantenimiento de Siemens, Antonio Serrano, quien subrayó que el nuevo paradigma de necesidades del consumidor “provoca un cambio de modelo focalizado en el consumidor en vez de en los activos productores de energía”.

El nivel de digitalización de las redes de distribución eléctricas en España se encuentra actualmente en el 99% . En este sentido, la gestión activa de la demanda es otro de los parámetros a manejar al evolucionar los sistemas e integrar los recursos distribuidos de energía y  perder su linealidad tradicional. Y es por ello, que debe ponerse a disposición, tanto del consumidor como de la Administración en la planificación y toma de decisiones.

Durante la mesa redonda de debate, moderada por el miembro del grupo de energía del COIICV, Víctor Navarro, el director de contratación y estudios de Pavapark, David Olmos, al ser preguntado sobre la integración de la generación de electricidad a través de Energías Renovables explicó esta situación.

Gestión de las microrredes

“Al integrar los sistemas, los recursos distribuidos de energía deben gestionarse las micorredes donde el almacenamiento de energía juega un papel esencial, tanto como respaldo de las energías renovables como de elemento regulador del sistema para salvar las diferencias entre demanda, pico y valle”, subrayó David Olmos.

En el ámbito del aumento de empresas dedicadas al modelo Smart City, desde Avaesen, Oscar Palomares explicaba cómo en la actualidad esta organización cuenta con 150 miembros entre los que se encuentran multitud de star up. Y “fruto de la participación en el Think Tank surgen sinergias entre los diferentes miembros y entre sus próximos retos está el de participar en aceleradoras de empresas y expandirse a nivel nacional e internacional”, explicó.

En esta mesa de debate, se comentó también la evolución y los proyectos que están llevando a cabo las compañías dentro del ámbito Smart City. En este sentido, el director de Arisnova, Jorge Gramaje, subrayó“el denominador común de los clientes que están realizando proyectos de transformación digital en este sentido es su fe en dicho proceso como palanca del cambio de su modelo de negocio”.  

El rol de los ingenieros industriales dentro de esta transformación digital de redes inteligentes y Smart City en el modelo energético fue otro de los puntos sobre los que pivotó el debate.

En este sentido, el interventor del COIICV, Juan Carlos Roca, hizo hincapié en el hecho de cómo“el COIICV es un dinamizador de la industria 5.0 y de que las compañías lleguen a estos estándares y objetivos a través de proyectos como estas mesas energéticas u otros como los que nos encontramos inmersos como son siendo sede de Oficina de Transformación Digital”