El Consell creará en la a la Vega Baja un observatorio de expertos mundiales en inundaciones

Puig anuncia otros 20 millones de euros en ayudas agrícolas para los afectados por la DANA

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado la creación de un observatorio en la Vega Baja, con expertos mundiales en inundaciones que permita generar un cuadro de mandos sobre fenómenos medioambientales en la región y muestre cómo prevenirlos y enfrentarlos”.

Así, lo ha anunciado este miércoles en Orihuela durante la inauguración de las jornadas técnicas del plan Vega Renhace en Orihuela. Según el jefe del Consell, “se trata de acertar bien el diagnóstico, identificar bien los problemas y las posible soluciones, y lo tenemos que hacer en tres áreas fundamentales: la medioambiental, la económica y la social”.

En este sentido, ha reivindicado el liderazgo de la Comunitat Valenciana en la lucha contra el cambio climático y ha expresado el propósito de convertir a la Vega Baja “en un centro de expertos mundiales en inundaciones, donde surjan soluciones no solo para la región, sino también para otras zonas que se encuentran en coordenadas similares”.

Puig también ha subrayado que la principal tarea del Consell es “coordinar a todas las administraciones, buscar el diálogo con todos los interlocutores y crear una dinámica de esfuerzo continuo”, y ha explicado que esta iniciativa se pretende “convertir esta catástrofe en una oportunidad y a encontrar soluciones futuras”.

Más ayudas a los afectados por el DANA

De igual manera, el jefe del Consell ha anunciado que se impulsará un decreto para complementar las ayudas a explotaciones agrícolas, acordadas por el Ministerio de Agricultura, tras la DANA del pasado mes de septiembre, con más de 20 millones de euros y ampliar así el número de personas beneficiarias, y que pretende  “ayudar a los agricultores en aquellas obras de infraestructuras que han quedado dañadas”.

En el sector agrario, según ha explicado  los daños causados por el temporal se han producido mayoritariamente en caminos, azarbes y otras infraestructuras agrícolas fundamentales para el desarrollo de esta actividad.

Puig ha recordado que se ha tramitado diversas ayudas para paliar los efectos de la DANA, las cuales ya alcanzan los 100 millones de euros. Además de los fondos destinados a la reparación de infraestructuras educativas, sanitarias y viarias, se han habilitado seis líneas de ayudas directas, que todavía permanecen abiertas.

Asimismo, se han creado ayudas directas para la reposición de bienes de primera necesidad de particulares, dotadas con 13,5 millones de euros; subvenciones valoradas en más de siete millones para ayuntamientos con el fin de compensar los gastos extraordinarios y urgentes realizados; una línea de crédito de 30 millones de euros para la reparación de daños en viviendas, abierta hasta el 31 de diciembre, y otra de 1,5 millones para la sustitución de vehículos, cuyo plazo finaliza el 23 de enero.

Además, se ha puesto en marcha un plan de empleo extraordinario para los municipios afectados, dotado con 5,8 millones de euros, destinado a contratar a personas desempleadas. También, a través del Institut Valencià de Finances, se han destinado seis millones de euros a conceder préstamos a las Pymes afectadas por el temporal.