Alianza entre Valencia, Castelló, Tarragona, Barcelona, Lleida y a favor del Corredor Mediterráneo

Carlos Mazón recuerda que siempre ha participado en los foros sobre el Corredor Mediterráneo “pero la reunión en Tarragona enmascara una deriva política en la que no voy a participar”

Los presidentes y presidentas de las diputaciones de Tarragona, Barcelona, Lleida, Girona, Castelló y Valencia han mantenido una reunión de trabajo este jueves en el Palau de la Diputación de Tarragona con el objetivo de sumar esfuerzos a favor del Corredor Mediterráneo.

En este sentido, han subrayado la necesidad urgente de impulsar esta infraestructura ferroviaria, vital para la activación económica y social de los municipios y han apostado porque las diputaciones tengan un papel activo.

 En el encuentro, en el que han participado la presidenta de la Diputació de Tarragona, Noemí Llauradó; la de Barcelona, Nuria Marín; el presidente de Girona, Miquel Noguer; el de Lleida, Joan Talarn; el de Castellón, José Martí, y el de Valencia, Toni Gaspar, pretende ser la primera de una serie de encuentros entre estas diputaciones, a las cuales se pretende sumar otras diputaciones que comparten proyectos comunes. La voluntad ha sido hacer hincapié en aquellos proyectos que los unen.

Todos ellos, han coincidido a la hora de poner en valor la colaboración institucional con todas las administraciones desde el respecto a las competencias que tiene cada una.

Por otro lado, y como miembros de Arte Latino y Partenàlia, en el ámbito de la Eurorregión, estas diputaciones han incidido en la importancia de trabajar para conseguir ayudas europeas que permitan luchar contra el despoblamiento, una preocupación que comparten todas las instituciones.

Durante el encuentro, se ha puesto de manifiesto el papel clave de las diputaciones en el sostenimiento de las políticas públicas municipales, especialmente durante los últimos años. Al mismo tiempo, han reclamado una mayor flexibilidad normativa en relación a la gestión diaria de los municipios, especialmente los más pequeños, en materias como normativas de gasto, de contratación pública o urbanística.

Los presidentes y presidentas de las diputaciones asistentes al encuentro de este jueves en Tarragona se han emplazado para defender todas las posiciones en la reunión de la Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares, que tendrá lugar el 9 de marzo en Barcelona, convocada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Exclusión de Alicante

Quien no ha participado en el encuentro político institucional ha sido el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Marzón, por entender que se trata de una excusa “abanicar a los Països Catalans” y ha lamentado que estos dos partidos no defiendan los intereses hídricos de la provincia de Alicante “con la misma contundencia” con la que critican su rechazo a asistir a la reunión sobre el transporte ferroviario celebrada en Tarragona.

Mazón ha recordado que ha participado siempre en todos los foros en los que se ha hablado del Corredor Mediterráneo “y así lo seguiré haciendo”. En este sentido, ha indicado que “la provincia de Alicante es la que con más fuerza reivindica esta estratégica infraestructura, pero la reunión en Tarragona enmascara una deriva política en la que no voy a participar”.

Asimismo, ha señalado que le “llama poderosamente la atención” que partidos como el PSPV y Compromís “salten heridos, alertados y alarmados cuando decidimos no participar de la estrategia de los Països Catalans en una reunión en la que se pretende, con directivos, con presidentes y con gobiernos independentistas, hablar de una Euroregión y de un espacio territorial común que todos sabemos lo que significa”.

“Ojalá en el día de hoy estos partidos tuvieran la misma contundencia para defender la provincia de Alicante ante las decisiones de la ministra Teresa Ribera sobre el trasvase Tajo-Segura”, ha indicado Mazón, quien ha añadido, en este sentido, que “es en este asunto donde espero al PSPV y a Compromís, porque no les he escuchado decir ni una sola palabra sobre el nuevo insulto al futuro de nuestra tierra”. “Sin embargo, cuando se trata de abanicar a los Països Catalans les falta tiempo para sacar los dientes”, ha concluido.