Cuatro de cada diez españoles afirman que la economía de su hogar ha empeorado

El 39% considera que su situación económica es “peor” que antes de la crisis del coronavirus, mientras que para el 58% está “igual”, y los mayores de 64 años perciben un menor deterioro de su economía

La situación económica de una parte considerable de los hogares españoles ha empeorado desde el inicio de la crisis del COVID-19. Así se pone de manifiesto en la cuarta ola de la Encuesta Funcas sobre el coronavirus, realizada a una muestra representativa de la población residente en España (de 14 o más años) compuesta por 714 individuos y que recoge información sobre opiniones y conductas de la sociedad española entre el 30 de marzo y el 3 de abril.

En la tercera semana de confinamiento, cuatro de cada diez entrevistados (39%) han declarado que la economía de sus hogares se ha deteriorado. Este empeoramiento muestra diferencias importantes según la edad de los entrevistados. Así, entre los que cuentan entre 45 y 54 años, la proporción de quienes perciben un deterioro de la economía de su hogar alcanza la mitad (52%), mientras que entre los entrevistados de 65 o más años no llega a una quinta parte (16%).

De cara a la salida de la crisis, la opinión generalizada es bastante pesimista. En una escala de 0 a 10, en la que 0 significa máximo desacuerdo y 10 acuerdo completo, los españoles asignan una puntuación media de 3,8 a la frase “la economía española se recuperará con rapidez cuando acabe la crisis del coronavirus”. Los titulados universitarios y los más jóvenes (14-24 años) se encuentran entre los más pesimistas ante las perspectivas económicas (3,3 y 2,8, respectivamente).

A pesar del deterioro de las economías domésticas y de la preocupación por la salida de la crisis, el estado de ánimo de la población no decae respecto a las semanas previas (incluso muestra algunas indicios de mejora). Dos tercios de los entrevistados (65%) definen su estado de ánimo como “bueno” y un 11% incluso como “muy bueno”. Llama la atención que casi tres cuartas partes (72%) de quienes han visto deteriorarse la situación económica de su hogar definan su estado de ánimo como “bueno” o “muy bueno”, datos que ponen de relieve la “resiliencia emocional” de la sociedad española.

En relación a la gestión política de la crisis, el 24% de los españoles considera que el Gobierno de su Comunidad Autónoma ha estado “hasta ahora completamente a la altura de las circunstancias”. La opinión es menos favorable en el caso del Gobierno central, cuya gestión aprueba por completo el 14% de los entrevistados.

La valoración respecto a la oposición es bastante crítica. Aunque la pregunta no concreta los partidos, la mayoría de entrevistados (55%) responde que no ha estado a la altura de las circunstancias. Con todo, la institución peor valorada es la Unión Europea (un 59% niega que haya estado a la altura de las circunstancias).

En cuanto a los agentes sociales, los españoles son algo más críticos con los sindicatos que con las asociaciones empresariales: un 55% opina que estas han estado a la altura de las circunstancias (“completamente”: 16%; “con algunas excepciones”: 39%), frente al 43% que considera lo mismo de los sindicatos (“completamente”: 14%; “con algunas excepciones”: 29%).